La cantante sueca participó de un meet & greet, firma de discos y concierto exclusivo que organizó la plataforma internacional de música. En exclusiva, nos adelantó una próxima visita por Latinoamérica a principios de 2018.

Volkswagen continúa desarrollando su plataforma Garage Sound en todo el mundo. En esta sexta edición, el destino elegido fue Frankfurt, Alemania, en el marco de la Feria Internacional del Automóvil -la más grande del mundo-, donde presentaron su nuevo modelo T-Roc.  De esta manera, la joven sueca de 19 años, Zara Larsson, firmó autógrafos a los fans, se encontró con los ganadores que participaron de un concurso para poder conocerla y a la noche, se presentó en el mítico Gibson Club de la capital financiera de Europa.

Desde 2015, artistas internacionales como Wiz Khalifa, Jessi J, Charli XCX, Aluna George, Jess Glynne o Anne-Marie se presentaron en esta serie de conciertos, principalmente enfocados en las campañas de comunicación digital 360 ° y asociados a los nuevos productos de la automotriz alemana.

Volkswagen recibió apoyo para trabajar con Larsson por parte de Sony Music Alemania. Daniel Kamps, Director de Entretenimiento en Vivo GSA de las Marcas Sony Music I Live I Licensing, enfatizó: “Con esta estrella mundial en ascenso, hemos encontrado al artista perfecto para Volkswagen, ya que no sólo encarna la afirmación de la nueva T Roc ‘born confident’ (con confianza desde el nacimiento), sino que también abre a la marca hacia nuevos tipos de clientes”.

Antes del show la cantante y compositora habló con Billboard sobre su presente, el ego y su inminente llegada a Latinoamérica y Argentina.

¿Qué sabés de Latinoamérica? Tenés muchos fans allá.

– ¡Me encantaría poder hablar español! Es un idioma tan hermoso. Me pareció muy difícil aprenderlo en la escuela, así que lo dejé y me arrepiento todos los días. Sé que hay gente allá que sigue lo que hago y eso hace que quiera ir más todavía. Definitivamente, puedo decir al 100% que voy a ir a Latinoamérica en la primera parte del año que viene. Estoy realmente entusiasmada porque nunca fui para allá. Es muy loco porque estuve en todos los continentes excepto ese. Así que siento que es hora.

Recién estabas firmando autógrafos. Había niños y niñas muy pequeñas. ¿Cúan responsable sos, en ese sentido, con los mensajes de tus canciones?

– Soy una mujer joven y tengo que poder expresarme libremente como quiera. Puede ser que algunas de mis canciones son un poco sexuales, pero también tratan sobre quién soy como persona. Para mí es importante mostrarles a los que me siguen en Instagram y Twitter que tengo un buen corazón. Yo quiero el bien. Puedo salir de fiesta y cantar sobre cosas de adultos, pero quiero que la gente se trate con respeto. La igualdad es muy importante para mí, así que, en ese sentido, me veo como alguien que tiene que dar el ejemplo. Trato de ser responsable con eso.

¿Cómo manejás el éxito y el ego?

– Tengo muchos sueños por cumplir. Sueños grandes. Aspiro a ser la más grande, así que tengo un largo camino por recorrer. Aun cuando tuve un par de N°1 en algunos países, todavía no tuve un N°1 en Argentina, no tuve un N°1 en Estados Unidos, un Grammy o una gira mundial de estadios agotada. Quiero hacer muchas cosas. Es un viaje increíble el que estoy viviendo, y pensar en todo lo que me falta y cuán lejos quiero llegar me llena de humildad. Estoy superagradecida por las cosas que hice, por las cosas que la gente quiere que haga. Vienen a mis shows, compran mis canciones. Sé que vienen muchas cosas más y que tengo mucho para hacer. Solo pensar eso me hace querer trabajar más duro y me mantiene motivada, pero sin que se me vaya la cabeza a las nubes, sino teniendo los pies sobre la tierra.

Quién dice algún día ganes un premio Billboard..

– Exacto, ¡a eso me refiero!

Hablando de vos, ¿en qué creés?

– Creo en el amor, especialmente en estos tiempos.

¿Estás enamorada?

– ¡Estoy enamorada, sí! Pero también tengo amor por otras personas, el cual no necesariamente tiene que ser romántico. Es tratar a los demás con bondad, ser bueno con las personas, porque ahora hay mucha gente que no es empática. En la política escuchamos a la gente hablar de la izquierda y la derecha. Si la izquierda habla sobre el medio ambiente, sobre la calidad de vida para las personas, ¿de qué habla la derecha entonces? No sé. Pero si creo en el amor, en la familia. No estoy segura de cómo veo a Dios. Todavía no lo tengo resuelto. Tengo tiempo, pero claramente creo en el universo.