Walter Leiva conduce CM XPRESS en "El Canal De La Música", además de estar en dúplex los viernes en Crónica TV. Fue parte del #FestivalOnline #ArgentinaEnLaCasa.

Dueño de una personalidad que denota seguridad y amor por lo que hace, Walter Leiva es parte de la música como conductor y periodista desde hace más de 20 años. Entrevistó a artistas de todos los géneros y se dio el gusto de verlos crecer. En su línea de tiempo también roles técnicos y de producción fueron parte de su historia y hasta tuvo la posibilidad de pasar por la pantalla grande alguna que otra vez. Se emociona fácil cuando recuerda los inicios de artistas como Soledad, Abel Pintos o Luciano Pereyra y el hecho de haber estado en más de una oportunidad junto a Mercedes Sosa por citar algunos ejemplos.



¿Cómo nace el Walter conductor musical?

En realidad, fue por casualidad, nunca lo tuve pensado. Comencé haciendo el trabajo detrás de cámara, las diferentes escalas de un productor y subiendo de a poquito. Me gustaba mucho la parte de dirección y un día tuve la oportunidad para estar delante de cámara y así comenzó el camino de conductor, después de haber trabajado con muchos referentes del mundo del periodismo con los que siempre me he sentado a charlar y preguntarles cómo se podía ser un buen comunicador o un buen periodista, y así fue.

Cuando comencé en el Canal de la Música me llegó una oportunidad de otro canal de música y quién era la propietaria de la señal Susana Castelo me dijo ‘’no, hacelo en este canal, ¿para qué vas a ir a otro?’’, y así comenzó esta faceta delante de cámara.

¿Te acordás de la primera entrevista que hiciste?

La verdad que no la tengo presente, que buena pregunta, si mal no recuerdo debió haber sido La Mosca o Kapanga, alguno de ellos que arrancaron en la pantalla de CM y me conocían de estar detrás de cámara, me acuerdo que me cargaron mucho cuando me vieron llegar a mí con el micrófono y ser yo quien hacia las preguntas, ahí se generó ese vínculo de buena onda porque conocían mi pasado y veían lo que comenzaba a hacer.

En tanto tiempo en la industria has visto crecer a los artistas ¿Te acordas de algún artista argentino que haya prácticamente caminado de tu mano?

Nunca lo vi desde ese lugar, pero si de que empezábamos todos en la música, como Axel, Bersuit Vergarabat, Abel Pintos, Soledad, hasta Shakira, muchos artistas, todos con distintas historias. Son muchos los artistas que vi pasar por CM y hemos visto la evolución de cada uno, podría darte miles de nombres, Babasonicos, Tan Biónica, Luciano Pereyra

Hoy a la distancia y viendo donde llegaron decís ‘’mira vos, acá están y por suerte nosotros también seguimos’’

Con las redes los artistas tuvieron que reinventarse y abandonar las antiguas formas de difusión…

Las veces que fui a ver charlas en carreras de estudiantes de producción o comunicación siempre me preguntan sobre que ahora esta YouTube u otros canales para visualizar un videoclip donde no tenes que esperar que un canal de música te lo ponga en la tele, siempre respondo lo mismo ‘’creo que todos nos tenemos que adaptar y reinventar a las nuevas metodologías, como medio de comunicación tenemos que brindarles algo diferente que YouTube no puede darte, el acercamiento, el mano a mano con los artistas’’

¿Qué hay en la memoria musical de Walter Leiva?

Muchos momentos lindos. El recuerdo latente de mi profesora de música del Franciscano de Paso del Rey, donde estudié toda mi etapa escolar, que me dio la formación que hoy me permite estar delante de un micrófono, con la responsabilidad de sentirme conductor y presentador. Me acuerdo que a las 7:10AM me hacían escuchar un vinilo con una orquesta sinfónica y la misión era reconocer los instrumentos que sonaban en la canción y obviamente, pensaba ‘’ ¿Para qué quiero esto? ¿para qué me sirve? ¿Cuándo le voy a prestar atención?’’ y finalmente la vida me llevó a ser parte de un canal de música, en donde como director me tocó dirigir musicales y entender que no siempre la cámara tiene que estar en el cantante, sino que cuando hay un solo de guitarra, bajo, batería, percusión, el que entiende y le gusta la música quiere ver esa otra parte también, eso me quedo de recuerdo.

También, cuando fui conociendo a los músicos, que antes los escuchaba en la radio, lo que hacía era buscar a la persona más que a la gacetilla, eso fue lo que siempre me propuse a la hora de entrevistar un artista, en estos 22 años lo he logrado con muchos y los fans me lo agradecen porque la entrevista sale desde otro lugar.

¿Qué cosas recicla tu memoria?

Tengo incorporado en mí al director y al productor, readaptarte y reacondicionarme a los cambios que sufre nuestra industria, medios y comunicación, el ayornarnos constantemente y ofrecer algo distinto, que aunque se repita el artista, la nota no sea lo mismo, hacer cosas diferentes, que cada paso y cada encuentro que vamos teniendo logra que eso sea posible porque el vínculo va por otro lado. A alguien que siempre que recuerdo mucho y ya no está entre nosotros es el Negro Hugo Guerrero Marthineitz, que fue un conductor peruano radicado en nuestro país, que hizo programas emblemáticos de nuestro país y hacía unas pausas impresionantes, lograba un clima y una atención que arrasaba, él me decía que para hacer una buena entrevista había que conectar con el otro, aprender a escuchar y a repreguntar, así surge la magia.

¿Qué sentís cuando te paras en el escenario a presentar a alguien?

Soy libriano y no te puedo mentir, me tiemblan las piernas antes de entrar, me dicen cómo va a ser todo y sigo temblando, me duele la panza, se me aflojan las piernas; me conecta al baño de la casa de mis papas porque yo me acomodaba los espejos como si fueran cámaras para practicar o cuando iba a la iglesia de Pompeya a leer La Biblia y miraba para un lado y para otro imaginando que había cámaras, así jugaba porque yo soñaba con estar algún día en la televisión haciendo lo que hago hoy en día que la verdad me siento un afortunado y agradecido.

Música urbana, pop, folclore…

Yo soy de esta nueva generación, cuando empezamos con CM en el año 96 a mí me tocó hacer el piloto de casualidad junto a Mateyko, Palito Ortega y a los dueños de ese momento, Susana Castelo, Fernando Juan y Héctor Ricardo García, los cito porque realmente fueron los que me dieron esta oportunidad. Hoy somos parte del Grupo Olmos, del Grupo Crónica y seguimos, con la misma valoración y esfuerzo de siempre, sosteniendo una señal que surgió con un concepto federal y darle difusión y promoción a todos los artistas, porque si bien había otras cadenas de música había muchos artistas de nuestro país que no tenían lugar por concepto o por estilo, y en ese momento me acuerdo que la música se clasificaba pero con la llegada del 2000 todo eso fue cambiando, los festivales comenzaron a abrirse y a combinarse; si yo te muestro mis playlist te podes encontrar con cualquier cosa, realmente escucho absolutamente todo y creo que hoy la música varió a eso, de hecho el concepto de la programación de nuestro canal es eso y de ir descubriendo, el público elige porque es quien consume.

¿Cuál es la mejor lección que la música te dio?

El haber entrevistado a grandes artistas, tantos en 22 años me hicieron entender que el mundo del espectáculo es efímero, el éxito puede estar hoy de tu lado, pero mañana no, es algo muy fantasioso si se quiere y hay que estar preparado tanto para el éxito como para el fracaso, hay que ponerle esfuerzo, intentar superarse, nunca se llega a la cima, siempre hay algo más y reconocer que somos todos iguales, ni subirse a un pony ni tirarse a un pozo porque siempre hay una oportunidad para todos.