El artista recientemente lanzó “No Tengo”, una versión de la canción de Nina Simone “Ain't Got No, I Got Life".

Vicentico – Gabriel Fernández Capello – comenzó a componer a los 15 años. En el 1985 armó Los Fabulosos Cadillacs junto a Flavio Cianciarullo (en ese entonces Cadillac). Al comienzo tocaba la guitarra y luego empezó a cantar. Entre su discografía, se destacan La marcha del golazo solitario, Fabulosos Calavera, Rey Azucar, Vasos Vacíos y Sopa Caracol.

En el 2002 inició su carrera solista. Este año lanzará un nuevo disco, que anticipó en noviembre del 2019 con “Freak” y “No Tengo”, sencillo lanzado en mayo. 

Me llamó la atención el sonido de “No Tengo”

En un punto es súper tradicional, mega tradicional, pero tiene algo mega actual. Trabajamos mucho en el audio. Las dos cosas, clásico y moderno. Medio Tame Impala, Alabama Shakes. El bajo está tocado con púa, medio viejo, los brasses son medio viejos también, pro todos los chicos que tocaron son artistas, muy buenos, me gustó mucho el trabajo.

¿Qué onda el video?

Terminamos todo antes de que empezara el quilombo, la canción estaba masterizada porque los chicos la escucharon y dijeron que esa podría ir muy bien. El video es una recopilación de videos que tengo en mi teléfono, salvo cuando estoy cantando, que me grabó un amigo. Y después se lo di a Facu, un amigo director de videos que editó un armado entre todo lo que había.

Esto de desmenuzar lanzamientos, ¿te gusta?

Me llevo perfecto con lo que sea, para mí no es ningún cambio ni algo tan tremendo. Esto se parece más a la época de los singles. No desconozco, porque de chico me compraba simples y después me compraba el disco. No me parece mal, no me cambia mucho. Me da un poco más de fiaca porque hay que esperar más a la salida del disco y hacer prensa para cada disco… yo soy medio vago y me da fiaca. Pero está bien, es un buen modo, entretenido.

Te vi en el Quilmes con autotune

Es un instrumento más, me gusta el color que le da a la voz, la pone como un robot, siempre me gustó esa idea. Transmite una emoción cierta. Sobre todo en un video, si canto en vivo no usaría, pero cantando grabado por yo mismo, me gusta que sucede algo recontra frío, pero que emociona. Aparte me gusta el audio del autotune.

Hay un tema del disco solista de Damon Alborn, “Everyday Robot” que me re gusta y me identifico, o Her, la película de Joaquín Phoenix. Hay algo de la despersonalización que tiene el autotune y el audio moderno. Hay contextos para usarlo y en esa creo que iba bien usarlo. 

¿Cómo sentís que se va a recuperar todo?

Divido el tema en dos. Pienso en mis compañeros y la gente que trabaja y pienso que no es fácil. Son amigos y compañeros de mucho tiempo y me parece un bajón no poder tocar porque la gente vive de esto. Son mis amigos y todo lo que yo puedo ayudar, ayudarme a mí mismo también, vivo de esto y me copa mi laburo, tocar, girar, lo disfruto de verdad. Por otro lado, me gusta estar sin tocar un tiempo y estar en casa probando con la compu, grabarme para el Quilmes. También disfruto parar un poco, estar en casa. Pero en un tiempo seguro extrañe los viajes, estar con los chicos. Pero estoy en el hoy, no quiero pensar mucho en lo que viene.

¿Qué opinás de que te reconozcan como mentor?

Creo que en la música no hay generaciones, sino artistas. Las edades son medio una mentira. A mí lo que me gusta, me gusta. No es que estoy “fresco” porque soy un señor grande que se intenta agiornar, no sé. Yo escucho lo que escucho porque siempre me llamó la atención la música que hay en el momento y considero que en el pop (en el sentido Warhol) no hace falta ser chico o grande, creo que lo escuchás y te copa o no te copa. Creo que el trap es el punk rock de ahora y vengo de esa escuela y la entiendo. No digo, “Qué bueno lo que están haciendo los jóvenes” porque entro por un tubo, la escucho, la siento, pero también sigo escuchando la misma música de siempre. 

¿Te gustó de entrada?

En el quinto disco de los Cadillacs, año 89, 90, ahí había reggaeton…. escuchábamos a El General, el dancehall. Yo escucho, respeto y admiro mucho a Calderón, Vico C y más y los escuchaba mucho antes de que surjan estos de ahora, que muchos me encantan y muchos me parecen. Es el artista lo que me llama la atención. Si aparece un artista como Duki no me llama la atención el autotune, sino el artista. Me quedo prendado de ese artista. Después puedo pensar cosas, como que el audio de los chicos hoy es perfecto, lo que pide la época, representan el momento. Se une la computadora con lo inmediato, instagram, redes.

Antes era todo más lento y tardábamos una banda en escuchar el disco. Hoy dicen mañana saco un tema y sale. Lo que veo también es que hay más inmediatez y se dice cómo le fue a la canción al otro día. Me pasó con “No Tengo”, mi hijo me preguntó al otro día cómo le había ido. Y no sé, creo que es un proceso más largo, de un año quizás. A ver si a la canción llega a algún lado o si la siento bien en el vivo. 

¿Cómo la medís? Youtube, Spotify…

Ahí sí somos diferentes clases de artistas por la edad y no tengo problema de que así sea. Mis videos que tienen más vistas son los de 8, 9 años. “Vasos vacíos” no fue un corte y hoy no puedo no tocarla en un show. 

Te doy tres medallas, vos me decís cuál te colgás con más orgullo. Argentino que conquistó Nueva York embajador argentino en el mundo, ser soundtrack de casamientos, las canchas de fútbol y la tercera medalla los cadillas como la primera banda urbana de argentina

Me cuesta mucho hacerme cargo de esas medallas. Tengo medallas más personales, como haber cantado con Willy Nelson o David Harry o Tony Bennet, por ejemplo. Esos feats que me dan orgullo. Después, creo que los Cadillacs sí son como, detesto el autobombo, pero sí, creo que los Cadillacs fueron influencia. No entiendo bien porqué, pero no de la música urbana, sino algo diferente. Creo que nosotros fuimos diferentes de charly, Fito, Soda, Los Redondos, Los Piojos. Es otro camino, que creo que tiene que ver con la escuela del Punk que después entendió que la salsa y música latina también puede ser tocada con el corazón. Después, el tercer disco de los Cadillacs tiene un poco de Hip Hop. Creo que hay como una música que viene del punk y del funk, del rap, que no tiene que ver con la música que se hacía acá. Ese ese sentido, sí creo que mal o bien, hicimos algo distinto.

Los cadillacs fundaron el rock latino.

No sé, otras bandas también. Pero sí, nosotros hicimos las primeras giras en los lugares de culto de los estados Unidos. Con un camino diferente, como con verdad.

¿Qué viste estos días? 

Vi “The Midnight Godspell” una serie animada muy psicodélica, muy buena.

Si te doy un superpoder para cambiar del mundo?

Sé lo que quiero para el mundo, pero decirlo va a sonar entre pelotudo e ingenuo. Hace poco leí un artículo que decía “Que no nos vengan a contar que el mundo no puede parar”. Me gustaría que la gente se dé cuenta de que no hace falta todo lo que teníamos para vivir, que con menos se puede. Es una tontería y no va a suceder, pero de verdad creo que es lo que deberíamos ver. Bajé ochenta mil cambios y me hizo bien esto. Lo digo en sentido de la guita, la gente que tiene mucha y le está costando largarla, porque es ridículo.

Es lindo ver que los artistas hacen música porque necesitan, porque les gusta probar, no por cobrar guita.

Hay mucho tiempo para pensar, mientras lavo los platos, para relajarse y entender cómo son las cosas y todo. Por otro lado, siento que esta es una experiencia que, por nosotros mismos no hubiéramos parados. Nos están obligando. No quiero compararlo con que te metan preso, pero es una situación extraña en la que uno no tiene mucha idea de qué es cierto y qué no, pero está cuidándose. A la vez tengo amigos en Nueva York que me dicen que la están pasando mal mal. Es angustiante en serio. Yo a veces me quejo y me llama Hector y pienso que allá está tan mal, que me quedo en casa. Creo que hay algo copado de estar adentro. 

Los artistas son más metidos, entre estudio, hoteles, entrenados

Yo justo tengo mis días como todos, pero tengo que quedarme adentro, como todos. Me gusta mucho la vida al aire libre y el deporte, el mar, los parques, ese es mi lugar natural. La paso bien ahí. Tengo mil miradas, pero la verdad que prefiero ir día a día, salir cuando tengo que salir, en general se respetan los lugares, pero me sorprende que estemos guardados y que no haya más quilombo.

Me sorprendió Florian… ¿Te escuchás en él?

¿Viste cómo toca el piano? Me sorprendió mucho cómo se soltó en La Tangente. Re soltó la voz, todo. Tiene todo para crecer, es un nene todavía. En verdad lo escucho a él adentro mío.