El Teatro del Globo fue la casa de la primera edición del nuevo ciclo de música emergente que se inauguró en Capital Federal.

Un largo pasillo quedado en el tiempo se abre camino en Marcelo T. de Alvear al 1155. Es el camino previo que hay hacer antes de ingresar al Teatro del Globo, uno de los espacios artísticos más antiguos de la ciudad de Buenos Aires. Allí, entre cortinas borravino y asientos forrados del mismo color, tuvo lugar la primera edición de las JC Live Sessions -presentada por Miller Music Amplified-. El nuevo ciclo de música que se une a la Capital Federal propuso un line up ecléctico pero atravesado por un factor común, la emergencia.

Tras un cocktail de recepción con cervezas y picadas La Fondiatta, la seguidilla de shows comenzó con Yordi con J. El artista de 23 años acaba de editar su primer EP Esencia, que fue producido por Neuen (Duki, Ysy A, Lucho SSJ, entre otros). Con una puesta de escena audiovisual hipnotizante, Yordi demostró en treinta minutos que sus canciones vienen a refrescar el sonido del rock electrónico dentro de la escena indie argentina.

Luego, el escenario fue tomado por Victoria Bernardi. A la cantante de 20 años le alcanzó con una propuesta sencilla -voz, guitarra y batería- pero contundente para evidenciar que su carrera proyecta un prometedor largo plazo. Presentó canciones de su álbum debut Solo sé y adelantó tracks que editará próximamente. El final llegó con la guitarra acústica y la ronca pero armoniosa voz de Joaquín Carámbula. El ex Detonantes presentó las fogoneras canciones de su álbum solista Para ella, que fueron vestidas por un ensamble de rock clásico y coros femeninos.