Previo a su paso por el Luna Park, la artista española habló de las virtudes de las redes, de su presente musical y de la igualdad de oportunidades.

Luego de agotar el año pasado un Teatro Ópera y un Teatro Gran Rex, Vanesa Martín anunció su primer show en el mítico estadio Luna Park, el 7 de junio y va por más. Además, llevará a cabo una gira nacional que recorrerá las ciudades de Rosario, Córdoba, Mendoza, Salta y Tucumán.

La cantautora malagueña, que presentará Todas las mujeres que habitan en mí en el emblemático estadio porteño, traerá consigo todas las facetas que conviven en ella, ya que “todas son parte de esta Vanesa que está charlando aquí”. Y es que Martín cuenta con vivencias que la llevaron a ser quien es hoy, luego de una extensa trayectoria en el terreno de la música, que comenzó a los 14 años. “El mundo está más cerca que cuando empezó mi carrera. Cuando menos te lo esperas, tienes el mundo al lado tuyo, asentado”.

Su trabajo discográfico más reciente cuenta con colaboraciones de Abel Pintos, Kany García y Mariza. En cuanto a artistas con los que sueña trabajar, menciona a Ed Sheeran, John Mayer y Adele.


Respecto a esta era digital, Vanesa exalta las virtudes de las redes, gracias al contacto genuino con una audiencia mucho más conectada y con un mayor poder de decisión. “Las redes sociales nos acercan en tiempo real a la gente. Antes dependíamos mucho de los medios, que te querían apoyar o no. Ahora con las redes sociales es la gente la que decide, le gusta, te recomienda y te hace crecer”. A este fenómeno le atribuye el éxito de Rosalía: “Es la gente que, con un click, le gusta, la elige y eso explota”.

A la hora de trabajar, la constancia y el equipo son pilares clave. Hoy por hoy tiene una necesidad de vivir y experimentar, y por sobre todo, de disfrutar. Es por esto que esta vez, su paso por Argentina será de 20 días y no solo se concentrará en el show, sino que dejará de lado sus exigencias para darse el gusto del disfrute. “Tengo más experiencia, he vivido muchas cosas que se quedan en mi corazón. He aprendido mucho y todavía me queda mucho por aprender. En este disco me he permitido alguna u otra licencia”.

En cuanto al término ‘empoderamiento’, lo encuentra trillado. “Tenemos que luchar por la igualdad. No tenemos que rivalizar, tenemos que tener los mismos derechos, obligaciones y oportunidades, así como también, igualdad de salarios. Es una cuestión lógica”.