La música de la banda finalmente se podrá escuchar en plataformas de streaming a partir de Nochebuena

Los Beatles, la banda de rock más amada en la historia –uno de los bastiones musicales más persistentes en la era digital– están finalmente listos para aparecer en los servicios de streaming, de acuerdo con fuentes de Billboard con conocimiento de las negociaciones.

Si bien Billboard ha recibido informes diferentes respecto de la fecha exacta de la llegada del los Fab Four a las plataformas de streaming, hay fuertes indicios de que los fans podrán escuchar Hey Jude el jueves 24 de diciembre (prepárense para que los hijos más importantes de Liverpool destronen el record de streaming puesto por Justin Bieber.)

Charlas de una “exclusiva” por seis meses para un conocido servicio de streaming aparentemente empezaron a filtrarse de Apple Records ya en 2014, de acuerdo con una fuente, aunque todo quedó en la nada. En enero pasado, el ex ejecutivo digital de Universal Music Group, Rob Wells, reinició las negociaciones, con los papeles aparentemente firmados a mediados de septiembre. No se sabe qué servicios específicos han sellado el trato, si bien hay fuentes que sugieren que la mayoría, sino todos, tendrán acceso a él catalogo de álbumes de estudio del grupo la semana que viene. 

Representantes de Spotify declararon, al ser consultados por el tema, que la compañía “no haría comentarios al respecto”. Rhapsody también se rehusó a opinar. Apple, Tidal, Deezer y Slacker no respondieron inmediatamente ante un pedido de declaratoria.

Los Beatles como entidad han sido notablemente lentos al adoptar y adaptarse a nuevas tecnologías –le tomó seis años a la banda llegar al iTunes Store, vendiendo 2 millones en su primera semana. Tardaron 25 años, desde su disolución en 1970, en lanzar el abarcativo documental Anthology. No se involucraron con los videojuegos hasta que The Beatles: Rock Band fue lanzado en 2009. La música de los Beatles fue lanzada en CD en 1987, pero la banda no remasterizó su obra hasta 22 años mas tarde. 

El grupo se une a la revolución del streaming justo cuando el consumo de música en dichas plataformas ha empezado oficialmente a superar a las descargas como fuente de ingresos para las discográficas. Han vendido 178 millones de álbumes en los Estados Unidos, de acuerdo con la RIAA.

No es que necesitaran la prensa. Desde la llegada de Beatlemanía, la banda ha mantenido una presencia constante en el mundo a través de las carreras solistas de sus miembros –Paul McCartney ha aparecido en dos canciones de Kanye West en lo que va del año, FourFiveSeconds y Only You– relanzamientos como el box set The Beatles in Mono y los tributos por parte de aparentemente cada artista musical en la historia (El de Kurt Cobain probablemente es el más infame de todos), muchos de ellos animados por un ciclo perpetuo de redescubrimiento de la obra del grupo por parte de jóvenes oyentes.