El conductor de ‘LOS40 Global Show’ y presentador del Coca Cola Music Experience habló sobre el fenómeno de la radio global y los desafíos que enfrenta hoy como medio de comunicación.

Tony Aguilar es un DJ, locutor de radio y presentador de televisión de origen español que actualmente conduce LOS40 Global Show, un programa que se emite en Argentina, Chile, Colombia, España, México, Panamá, Paraguay y República Dominicana. Su show fue elegido en las encuestas anuales 2017 y 2018 llevada a cabo por Billboard AR como el programa de radio preferido de los argentinos. En este ciclo, cada domingo de 19 a 21 horas, repasa los charts internacionales, los estrenos del momento y lleva a cabo entrevistas exclusivas con artistas. Respecto a la mención especial de su programa, Tony se emociona: “La verdad es que me hizo muchísima ilusión. Para nosotros fue increíble cuando nos enteramos de que los oyentes nos habían escogido. Tiene mucho que ver con el feedback que tenemos de artistas”. 

Además de su trabajo en la emisora, Tony Aguilar lleva 9 años como director artístico y presentador del Coca Cola Music Experience, un festival puertas afuera que en esta ocasión se llevará a cabo el 13 y 14 de septiembre en el recinto Valdebebas en Madrid, España. 

¿Qué sentís de esta radio global que está sucediendo ahora?

-Es muy difícil hacer una emisión global para toda Latinoamérica y España, porque todos sabemos que cada país tiene sus gustos. Por eso tratamos de poner lo que está triunfando a nivel global, y lo que más me gusta del programa es que podemos tener esas cápsulas de lo que está triunfando en cada zona, y eso lo hace más atractivo. Son muchísimos los artistas argentinos que programamos: desde Lali, Tini y Paulo hasta trap argentino. El secreto de esto no se basa solamente en poner lo que sabemos que está triunfando en todos lados, como Daddy Yankee o Justin Bieber, sino en aportar con un poco de música de cada país.

¿Por qué crees que surgieron Buenos Aires, Medellín y Barcelona como los nuevos tres focos de la música?

-Estamos viviendo la época dorada de lo latino urbano. Yo he vivido oleadas que aquí en España han traído a artistas de Buenos Aires y México. Eran como los puentes naturales con Latinoamérica. Yo lo divido en diferentes oleadas: En cuanto a los colombianos, hubo una primera etapa en la que no se hablaba tanto de Medellín sino del sonido de Carlos Vives y todo lo que él trajo como el primer colombiano. Luego hubo una segunda oleada de artistas colombianos como Juanes, Shakira, y más. Y ahora, lo que estamos viviendo hoy en día con el nuevo sonido latino urbano. Medellín se inclina más por el reggaetón y el sonido urbano, mientras que en Buenos Aires está más instalado el pop latino, como Ruggero Pasquarelli que ha forjado su carrera en Argentina. En Barcelona tenemos a Rosalía, quien ahora mismo es nuestra embajadora musical internacionalmente hablando, que nos representa en toda Latinoamérica. Ella era chica de C. Tangana y lo del disco anterior ha sido increíble. No esperábamos una explosión tan brutal como ha sido. Seguimos pensando que es impresionante lo que está pasando con ella, quien estaba muy convencida desde pequeña que quería ser artista.

¿Cómo ves la actualidad de la radio como medio de comunicación?

-Lo que está pasando es que las nuevas generaciones no consumen radio ni televisión porque están acostumbrados a elegir directamente lo que más les apetece en el momento. Están habituados al “lo quiero ya” y no saben esperar a que llegue la hora de su programa favorito. Todo esto lo han dado las nuevas tecnologías. Pero yo siempre digo que la compañía, la información y sobre todo la prescripción que hace un locutor de radio jamás te la va a dar un servicio de streaming. Creo que la radio musical no va a morir jamás mientras haya un factor humano que pueda decir “prepárate para lo que te voy a poner ahora porque te va a poner la piel de gallina y te saldrán mariposas en el estómago cuando escuches esta nueva canción”. Creo que esa forma de hacer amar la música y de conocer a los artistas la tiene la radio. Esa magia no se perderá nunca. También depende de cómo seamos los comunicadores y de que tengamos en claro lo que estamos haciendo cuando las nuevas generaciones sintonicen la radio. Yo suelo hablar y trabajar con artistas que le gustan a la gente joven y lo hago precisamente para crear escuela, para que el día de mañana sepan que la radio tiene un Dj que les acerca a los artistas.