La banda liderada por los gemelos Kaulitz regresa al país el 21 de marzo bajo el marco de su nueva gira Melancholic Paradise Tour 2020.

Por Walter Garre

Tras un extenso tour con más de 30 shows en Europa y Rusia, Tokio Hotel comienza el 2020 en América Latina. Con el reciente estreno de su nueva canción “Chateau”, la banda continúa con su camino de reinvención constante. En conversación telefónica con Billboard Argentina, adelantaron algunos detalles de su próxima presentación en nuestro país el sábado 21 de marzo en el Teatro Gran Rex.

Scream, su álbum lanzado en 2008, llegó a la posición número 20 del chart Billboard 200, ranking que reúne los mejores discos en relación a su lanzamiento y número de ventas. Este material cuenta de 12 canciones publicadas en 2007 y otras tres sumadas en 2008 entre las que podemos encontrar “By Your Side”, “1000 Oceans” y “Live Every Second”.


  • Vienen de una maratón en Europa, ¿Cómo estuvo la gira?

Estuvo muy bueno, muy intenso, fue un tour largo con muchos shows así que fue duro, pero la pasamos muy bien: hicimos canciones de todos los discos, así que los fans de todas las épocas pudieron disfrutarlo, además fueron shows muy diferentes y variados en cada noche.

  • Están tocando canciones que hace un tiempo no hacían. ¿Cómo se sienten al hacerlo, y como coexisten con las nuevas en el show?

La parte difícil es hacerlas coexistir en el mismo show con las nuevas porque nuestro sonido es muy diferente. Así que trabajamos en algunos retoques y creo que quedó muy bien. Tenemos diferentes secciones en el show y creo que fue genial para los fans, porque tanto ellos como nosotros recordamos las viejas canciones con mucho cariño. Estoy cantando algunas que pensé que nunca iba a interpretar otra vez así que es divertido como si fuera la primera vez.

  • ¿Qué clase de show vamos a ver en la Argentina?

Va a ser muy similar a los que hicimos en Europa, así que con suerte vamos a pasar grandes momentos con el público argentino mientras disfrutan de las canciones. Es el mismo concepto, todo va a ser colorido y pintoresco. Vamos a poner todo en el show, incluso vamos a tocar canciones que todavía no lanzamos así que será interesante.

  • Hablando de las nuevas canciones, ¿Cómo va la preparación del nuevo disco?

Estamos trabajando bastante en el estudio y creo que el núcleo del disco ya está listo. Pero seguimos componiendo y escribiendo porque nos gusta dejar abierto el proceso para que aparezcan cosas nuevas. A veces de eso surgen las mejores canciones, las que cambian todo. Nunca se sabe, tengo la experiencia de los discos anteriores, cuando creés que ya están finalizados aparece algo que cambia todo y es lo más importante.

  • Con respecto a esos cambios, ustedes vienen modificando mucho su estilo, ¿es algo que se da naturalmente o lo buscan?

Ambas a la vez, lo busco pero también me sale naturalmente, yo no podría estar tocando lo mismo una y otra vez en cada disco. Una vez que logré encontrar un sonido que me gusta, listo, se acabó, quiero ir por lo que viene, me gusta desafiarme. Creativamente es muy satisfactorio aparecer con algo nuevo que nunca se me había ocurrido antes. Me aburro muy fácilmente, necesito reinventarme constantemente. No pienso mucho en ningún concepto. Creo que si te pones muy cómodo no sacas lo mejor de vos. Tenés que tratar de salir de la zona de confort y dar lo mejor de vos.

  • ¿Como es la dinámica de la banda, teniendo en cuenta que la mitad vive en Los Ángeles y la otra en Alemania?

Estamos acostumbrados, viajamos mucho, estamos mucho tiempo de gira. Por ejemplo, el último año no sé cuantos días estuve en casa, la mayoría del tiempo nos la pasamos girando, así que no es tan importante la distancia.

  • En esta gira estuvieron tocando en recintos pequeños. ¿Se sienten más cómodos en estos lugares o en grandes escenarios?

Me gustan los dos, a veces das el mejor show en un lugar chiquito, es muy íntimo y podés conectarte más al estar tan cerca de todo, y otras podés tener un gran show ante 15.000 personas como nos pasó la última vez en Alemania y fue muy divertido. Funciona en ambos sentidos, depende también del público y de cuanto vos mismo te soltás y ofrecés lo mejor de vos.