Con tres shows en el Gran Rex, la cantante de 20 años dio inicio a su gira Got Me Started Tour en Latinoamérica. Después de sus próximas escalas en Córdoba, San Pablo y Santiago de Chile, volverá a tocar en Buenos Aires el 14 de octubre. 

Con una función el viernes y otras dos el sábado, Martina “Tini” Stoessel presentó su álbum debut como solista, después de cinco años en los que interpretó a Violetta. Con cambios constantes de looks, coreografías de estadios dirigidas por Chucky Kaplow -coreógrafo personal de Mick Jagger y bailarín de Michael Jackson– y un despliegue escénico y audiovisual de nivel internacional, el espectáculo transitó por distintos climas en los que el único patrón común eran los gritos ensordecedores de las niñas y adolescentes que colmaron la sala.

Recuerdos de sus primeros pasos televisivos como Libre soy del tanque de Disney que la coronó mundialmente y covers como Sorry de Justin Bieber o Crazy in Love de su admirada Beyoncé acompañaron los temas de la nueva etapa, de donde se desprenden los singles Siempre brillarás o Great escape -con los cuales suma en YouTube cerca de 50 millones de reproducciones-. Escoltada por Pancho -su guitarrista de siempre- y una banda que entiende los cambios de géneros y estilos que propone el repertorio, lograron un acertado momento con Sebastián Yatra en el dueto Ya no hay nadie que nos pare y el hit reggaetonero del colombiano, Traicionera. La semana anterior lo habían presentado en el primer programa del nuevo ciclo de Susana Giménez.

Rodeada de familiares, su novio español Pepe Barroso -que viajó especialmente para la ocasión-, amigos y múltiples celebridades como Mirtha Legrand, Eugenia “La China” Suárez, Mariana Fabbiani, Mariano Martínez o Kate Rodríguez, Tini demostró con solidez las razones de su éxito europeo, donde inició su tour.