A fuerza de hits y colaboraciones la superestrella local se prepara para un nuevo impulso a nivel global.

¿Sabías que sos la artista mujer más escuchada en Spotify Argentina?

Si, lo sabía y no dejo de sorprenderme cada vez que suceden estas cosas. Yo no soy de tener muchas expectativas con los proyectos. No sé por qué tendré esta personalidad, pero cuando sucede algo bueno lo disfruto muchísimo porque no estaba esperándolo. Me gusta hacer las cosas con amor, conectándome al cien por ciento con la canción que vaya a sacar y trabajando muy duro. No me pongo como meta ser la artista número uno, prefiero disfrutar de los pequeños logros, creo que si te ponés esas exigencias y las cosas no suceden te genera mucha frustración. Por eso prefiero dejar que las cosas pasen, tengo la tranquilidad de que las hice con esfuerzo y amor, con eso duermo en paz.

¿Lo analizás?

Es muy loco, estoy muy agradecida con la noticia de Spotify y la cantidad de números increíbles que uno lee, y también muy feliz por todas las artistas argentinas que fueron creciendo este año. Haber compartido con Mary [María Becerra] y con Lola [Lola Indigo] me hizo muy feliz. 

Con Mary, nos conocimos y generamos un muy lindo vínculo. Poder decirle de verdad, de corazón: “Che, la rompiste en este tema”, es muy bello. Hay proyectos que queremos seguir haciendo juntas, y tenemos más canciones, cuando sucede eso está muy bueno.

Lo de “High” es un símbolo de abrazar a colegas que tienen vidas similares a la tuya o al menos que sueñan cosas parecidas…

 Totalmente, es muy lindo conectarte con la canción y también conectarte con el artista. Es como un plus. Más allá de hacer el feat, de repente encontrar algo especial en cada artista que vas compartiendo para mí es importante…  

Respecto a los feats: Ale Sanz un ídolo tuyo alguien que te marcó, un sueño cumplido; John C con una canción que tenían hace un montón y termina siendo La Cumparsita, tango argentino for export y que significó meterte en otro universo que lo incluye a Khea, del que también terminaste siendo amiga.  

Re amigos. Este fue un año muy difícil para todos, no tener ningún tipo de estabilidad, no saber qué va a pasar mañana, estar constantemente a la espera de ver cómo se sigue, la angustia de quedarte sin trabajo de un día para el otro, fueron cosas que en menor o mayor medida, a todos nos impactaron. Dentro de toda esta inestabilidad, me pasaron cosas buenas, como el streaming que hicimos con Claro, porque fue volver a ver a Nachito, a Mina, a las bailarinas, a los músicos, y tanta gente que no pudo trabajar en todo el año.  

Entonces está bueno valorar estas pequeñas cositas que fueron pasando. 

Haber conocido a los artistas que nombraste, o el sueño que cumplí con Alejandro, o la relación tan linda que tengo con Khea, con Mary, o con John, que también es lo máximo, todo eso me hizo muy feliz.   

Maluma con The Weeknd, Balvin con Beyonce… ¿Por qué no Tini con Justin Beaber, Selena Gomez o Ariana Grande? Es como el próximo paso que uno esperaría en tu carrera. 

Bueno ahí volvemos a mi mentalidad, o sea yo te digo: “Bueno, vamos viendo a ver qué va pasando”. Estuve un mes trabajando con Alejandro y no me animaba a mandarle la canción. Soy bastante tímida en esas cosas, posta todo lo que me fue pasando me sorprendió para bien, y obviamente ahí juega un papel muy importante la gente, o sea, la gente es la que se termina conectando con las canciones. Aunque puedas decir, bueno siento que esta canción le va a ir de tal forma, no sabés hasta qué sucede. Y así me parece que sucede también con la carrera del músico, del artista, las cosas van pasando día a día, uno tiene que ir viviendo y trabajando duro y el camino como que te va llevando. A mí me funciona un poco así la verdad.  

Hubo también un intercambio con Bizarrap vía Twitter… 

Con Biza, nos llevamos demasiado bien, es un tipazo, es muy lindo haberlo conocido como persona. Estuvimos trabajando en un par de cosas y creo que algo juntos vamos a hacer. Tenemos muchas ganas de romperla, de hacer algo muy bueno, de que la gente se recontra conecte. Dentro de poquito me voy a poner a trabajar en las nuevas canciones para el año que viene, así que seguramente terminaremos de organizar esas ideas que tenemos y de las que venimos hablando.  

¿Vas a ir a Estados Unidos a grabar?  

Estamos viendo el tema viajes, no sé muy bien cómo está la situación en Estados Unidos en cuanto a la pandemia. Estamos terminando de organizar eso, pero pensándolo para después de Navidad y Año Nuevo.   

¿Cómo manejás la cantidad de cuestiones que incluye tu carrera? Tu cabeza debe estar funcionando todo el tiempo… 

Hay días que me siento un poco sobrepasada y mucho más en este año donde se juntaron tantas cosas. Y no hablo solamente del plano profesional que ya es mucha responsabilidad, sino también en lo emocional. En esos días necesito descargar y encontrarme, entender que me está pasando, y qué puedo hacer para sentirme mejor. Siempre digo que los pilares más importantes en mi vida, y cada día que pasa lo confirmo más, son la familia y los amigos, pero esos amigos de toda la vida, esos que conocen tu corazón y que saben quién sos. Es muy valioso cuidar a esas personas.  

¿Te gustaría salir a la calle y no ser reconocida? 

Es que yo trabajo desde muy chiquitita y entonces de a poquito me fui acostumbrando al hecho de salir a la calle y que alguien te reconozca. No lo sufro porque no dejo de hacer cosas porque me puedan llegar a reconocer, no tengo mucho drama con eso.

Si elijo ir a relajarme seguramente elija ir a algún lugar en donde pueda desconectarme de ese tipo de exposición, pero todo lo demás forma parte de mi vida y lo fui entendiendo.

¿Te pareció injusto no tener nominaciones en los Premios Gardel?  

Yo no doy por hecho nada. Tampoco me hago expectativas sobre algo que después puede no suceder. Te digo la verdad, siendo argentina y haciendo música hace ya un tiempo, obviamente que me hubiese encantado estar, pero más por el hecho de compartirlo con los colegas y con los artistas. 

Este año no fue presencial y lo más lindo de los premios es cruzarte con ese artista al que admirás o con él que compartís el amor por la música, festejar el arte. Yo siento que eso es lo más lindo de los premios, entonces obviamente que me hubiese encantado poder compartirlo, pero después sobre todo lo demás no me hago mucho drama, me quedo con el amor de la gente.  

¿Te sentís más sexy? ¿Cómo te llevás con los piropos y las personas que se acercan a vos? 

Siento que eso viene de la mano del crecimiento ya tengo 23 años y cuando me subo al escenario obviamente, hay coreografías que son re jugadas en el sentido de jugar con lo sensual y con ser sexy,  me encanta sentirme así, poder disfrutarlo, sentirme segura, tener a mis ocho bailarinas que son lo maximo, bailando y rompiéndola toda. Es una sensación muy linda la que se siente ahí arriba, lo mismo filmando videoclips, me encanta y lo disfruto mucho.  

¿Dónde está la actriz que hay en vos?  

Bueno, este año fue para todos un disparate, y en este año de hecho yo iba a actuar, teníamos todo organizado: llegaba de la gira de Europa, hacía el Movistar Arena y al día siguiente me iba para Colombia, para filmar una serie que ya estaba planteada hacía mucho tiempo. Obviamente no se pudo hacer por todo lo que pasó. Así que nada, básicamente están los planes de hacer algo distinto, no se sabe cuándo, no se sabe nada en concreto, pero sí sé que quiero hacer algo. Tengo una relación muy increíble con todos los involucrados así que seguramente será para el que viene.  

Respecto a los compromisos que la unían con su ex pareja Sebastián Yatra, el colombiano declaró: “La serie nosotros la íbamos a estar grabando en marzo, abril y mayo de este año, y bueno, con todo lo que pasó del Covid tocó posponerla, moverla, y queríamos lograr grabar en el 2020. Pero realmente no hay forma todavía, y yo ya para el 2021 tengo otros compromisos y otras cosas, entonces lastimosamente no voy a poder grabar la serie”. Esos compromisos incluyen una gira con Ricky Martin y Enrique Iglesias si el mundo se normaliza.

¿Vas a participar igual de la serie aunque no esté Sebastián?

No. Por temas de agenda del año que viene se complica mucho encarar ese proyecto. Cuando me enteré además que él no iba a participar tampoco tenía mucho sentido seguir avanzando, porque la serie estaba pensada para nosotros.

Dentro de lo malo siempre hay algo bueno, la cuarentena sirvió para pensar mucho, para la introspección, ¿aprendiste algo? ¿Hubo algo que te sorprendió?  

Literalmente yo no sabía lo que era dormir en una misma cama durante tanto tiempo seguido en un mismo lugar. Son cosas que parecen triviales pero no lo son. Este año de repente tuve un cambio radical en mi vida, porque siempre estaba de gira, rodeada de gente del equipo, en entrevistas o días de grabación de videoclips y de un día para el otro me encontré mucho tiempo sola, fue muy angustiante, no fue que uno dijera, bueno unas vacaciones, no, fue un año muy movilizante para mí, viví muchas cosas personales que de repente estaba acostumbrada a taparlo con el laburo, con subirte a un avión, con esto o con lo otro… y de repente, ¡Blum! Nada, sola…y bueno, entonces fue enfrentar las cosas sin nada que las tape, desde un punto de vista completamente distinto, eso me hizo crecer mucho, ya no soy la misma desde que arrancó todo esto. De repente muchas preguntas y auto respuestas, también proponerme empezar a ir una psicóloga, porque creo que más allá de que yo hablo y cuento mucho y no tengo problema en compartir con mi familia y con mis amigas, creo que la mirada de alguien externo a tu vida puede ayudar y te puede organizar las ideas también. 

¿No tenías ese espacio antes?  

No, nunca. Y creo que hoy, después de todo lo que pasó, te das cuenta que es necesario.  

Se te ve con luz, feliz, con muchos proyectos…  

Si obvio, yo me pongo así profunda porque bueno estamos hablando de estos temas, pero tuve cosas muy hermosas este año, desde ya. 

Si tenés que intuir, ¿qué creés que va a pasar el año que viene?  

No sé, sabes, Sería hablar por hablar, porque la verdad es que mañana pueden cambiar las cosas y de repente que llegue agosto del año que viene y que sigamos en la misma. Realmente no puedo dar una respuesta, siento que cuando nos empecemos a enterar cómo siguen las cosas, en mi caso sobre el mundo artístico, empezaré a proyectar un poco, y en lo personal, seguir creciendo estoy ahí con Panchito, dándole con todo y entendiendo más de producción musical.  

Te iba a preguntar, porque estás tocando la guitarra, en el streaming se notó que seguís evolucionando vocalmente y se te vio con una placa de sonido en tu casa…  

Me pasaba mucho de repente de ser muy intuitiva en lo que quiero y cómo lo quiero, en los arreglos musicales. Pero me costaba reproducirlo porque no estuve cinco años en una escuela estudiando música. Pancho, con el que trabajamos juntos hace 10 años, entiende todo lo que le quiero decir, pero fue como: “¡Pará!, necesito entender ahora que tengo tiempo”. Entender este tipo de cuestiones me vienen súper bien. Y bueno, a la hora del streaming el trabajo me hace sentir segura. Me conecto el mic y viene Pancho y ensayamos y pasamos el show, y yo también paso arreglos vocales que, para no improvisar en el momento, que está buenísimo, pero realmente hay cositas que realmente yo quiero que me salgan bien. O sea, no puedo ir ahí a improvisar, quiero estudiarlo, entonces estudio también mucho, bueno, con las coreos desde ya, pero en lo vocal también estoy ahí dándole.  

Respecto al empoderamiento de las mujeres, pareciera que tu generación ganó en buena medida la batalla de equidad en la industria. ¿Te sentís una representante de las mujeres o al menos un ejemplo de aquellas que logran lo que se propusieron? 

Estoy muy agradecida por todo lo que me pasó, y orgullosa porque lo que me pasó fue producto del trabajo, del esfuerzo y de haber hecho música con la que la gente se conecto y si esto sirvió para lo que me estás diciendo, para mí es genial. Hay tanto talento y veo que le hacés entrevistas a tantas artistas mujeres y hombres, que están en ese momento de crecimiento que me pone muy feliz ver que vos desde tu lugar puedas darles ese espacio, para que la industria de la música argentina, que es tan zarpada, pueda seguir creciendo y que cada vez seamos más mujeres, a mí me enorgullece muchísimo y me pone muy feliz, ojalá así sea y ojalá el año que viene sea todavía más.  

¿Te ves como otras mujeres como Gloria Estefan o Shakira que en paralelo a su carrera realizan otras cosas actividades como lanzar una línea de ropa, o tener una productora o una ONG?  

Me encantaría. Esas cosas las sueño. Me encantaría en un futuro poder hacerlo, porque aparte es algo que no lo quiero por el simple hecho de la ambición, de verdad es porque lo disfruto, me fascina todo lo vinculado a la moda. Respeto a tener una productora, suelo ver muchos shows y me gusta dirigir y de hecho lo hice en mi último video clip, ”Te Olvidaré”, es un concepto bastante simple y para empezar ¡estuvo bastante bien! Jaja

¿Cómo fue la experiencia?  

Fue junto con Diego Peskins con el que trabajo desde hace mucho. La canción era muy personal y quería que el video fuera de esa forma. Es un concepto minimalista por eso quería cantar a cámara contándote la historia y ya, y lo quería así. Es la primera vez que dije: “Bueno, me gustaría que al final del video diga dirigido por Tini”.  

Yo me meto mucho en todos los proyectos y en la dirección de cada videoclip también, pero siempre tengo el soporte del director para hacer un trabajo en conjunto. Pero este fue tan mío, desde la canción, del vídeo, de todo, fue cómo un paso más para seguir creciendo, un voto de confianza para llegar a ese lugar de emprendedora en cosas que me encantan.

¿Cuál sería tu mensaje de fin de año? 

Bueno, a todos los argentinos y argentinas agradecerles por todo el cariño, por todo el amor. Se que estamos en momentos difíciles, pero también sé que son esos momentos los que te permiten reinventarte y resurgir con más fuerza. Aprovecho para mandarles mucho amor y espero que pasen este fin de año con la gente que más quieren. Deseo para todos que el año que viene sea mejor. De nuevo gracias por todo el cariño y los quiero mucho.