El concurso se definió entre Anthartida, Mafer Martínez, Johny Prera y Glass Collective, que resultó ganadora.

Después de convocar a artistas emergentes de todo Guatemala, la plataforma más importante de talento emergente local “Tigo Sounds” presentó a Glass Collective como el gran ganador de su primera edición.

El grupo originario de Quetzaltenago se convirtió en el nuevo gran artista guatemalteco en una noche especial. Se desarrolló un concierto virtual en el que se llevó a cabo un espectáculo de los cuatro finalistas. Esta edición contó con un jurado integrado por los argentinos Santiago Torres y Manuel Moreno y los guatemaltecos Noris Barrios y Pedro Meléndez.