El dúo de productores de Washington DC, Estados Unidos, regresa a la Argentina después de siete años para compartir escenario con Arcade Fire y Mark Ronson vs. Kevin Parker: Thievery Corporation se presentará en el Festival BUE 2017, el 15 de diciembre. Rob Garza, una de las cabezas detrás del proyecto, adelantó qué tienen preparado.

¿Cuántos artistas musicales exitosos hay que hayan crecido, a lo largo de veinte años, sin la ayuda de un hit, un video de alto presupuesto o una gran discográfica que los respalde? Más aún, que hayan sido invitados a programas de televisión de alta exposición; que hayan trabajado, siempre, de forma independiente y con su propia discográfica; que hayan vendido millones de discos, y que sumen fans de todo el mundo. Thievery Corporation es uno de los raros casos que puede funcionar como respuesta. “Empezamos con esto como un hobby, nunca pensamos que tendríamos una carrera, menos una tan larga. Y el hecho de que hayamos persistido todos estos años, haciéndolo a nuestra manera, es impresionante. Estamos muy agradecidos, en serio”, dijo Rob Garza, en el marco de los veinte años de su disco debut, Sounds from the Thievery Hi-Fi.

Thievery Corporation no es un proyecto que sepa de límites en cuanto a géneros. Desde sus inicios en 1995, y con ocho discos en su haber, Rob Garza y Eric Hilton han navegado por el hip hop, dub, jazz, shoegaze, indian trip-hop, bossa nova y, por supuesto, la música electrónica. Y esto también es válido para los artistas con los que han colaborado, que los hubo en todas las geografías: Escocia (David Byrne, de Talking Heads), Estados Unidos (The Flaming Lips), Islandia (Emilíana Torrini), Brasil (Seu Jorge,) India (Anoushka Shankar), por nombrar solo algunos. La búsqueda de nuevos sonidos es lo que los destaca, y su interés por “no pertenecer” a la industria musical, los define.

Incluso, se dieron el gusto de hacerles el debido tributo a sus dos mayores influencias: en primer lugar, a la bossa nova, con su álbum Saudade (2014); en segundo lugar, a la música jamaiquina, con su último material The Temple of I & I, que salió en febrero, y para el cual decidieron ir hasta Jamaica y grabarlo ahí mismo. “Fue una experiencia alucinante ir a Port Antonio, Jamaica, y estar esas dos semanas, conocer el pueblo, la playa, a la gente. La base de nuestro sonido está ahí, fue muy bueno volver a nuestras raíces”, comentó Garza.

Pasaron siete años y tres discos, ¿por qué decidieron venir ahora?

− Amamos a la Argentina. Sinceramente, nos gustaría ir más de lo que lo hacemos, pero este era el momento correcto porque se sumaron varios factores: hacía tiempo que queríamos volver; una de nuestras cantantes, Natalia [Clavier], es argentina, así que imaginarás que no somos los únicos que estamos felices de ir; y apareció la posibilidad de tocar en un festival tan importante en Argentina como lo es el BUE. Sí, este era el momento.

¿Prefieren compartir el escenario con otros artistas?

− Sí, es interesante porque en Estados Unidos tocamos mucho en shows propios. Pero, cuando salimos, preferimos los festivales. Lo vemos como una gran oportunidad para que nuestra música llegue a más gente y, sobre todo, a gente que no está familiarizada con Thievery Corporation. Somos una banda multicultural y damos shows muy dinámicos y energéticos, y hacerlo en un festival es una excelente forma de demostrarlo. Todas esas personas que no nos conocen, y que de otra forma no nos conocerían, se sorprenden al ver nuestro show. Tocar en festivales es la mejor manera que existe para seguir sumando fans.

Y sobre los artistas con los que se van a cruzar en el BUE, ¿les emociona conocer músicos nuevos, o que conocen, pero no vieron nunca en vivo?

−¡Sí! Ya estuvimos escuchando a muchas de las bandas que van a estar en el BUE, sobre todo a las locales. Con algunos de ellos ya hemos tocado, pero definitivamente esa es otra de las razones por las cuales nos gustan los festivales: podemos ver a otros artistas y chequear qué tal son sus shows.

¿Qué vamos a ver en el BUE?

− Vamos a tocar un poco de todo de nuestra carrera… una “muestra de catálogo”, partiendo desde lo que hicimos en 1995, cuando arrancamos, hasta las canciones nuevas. Además, como siempre, se presentarán cantantes de todo el mundo, una gran producción y muchos, muchos instrumentos que se suman a la puesta en vivo. Somos consistentemente más explosivos en vivo de lo que la gente cree. En general, piensan que van a ver a una banda tranquila de downtempo, pero en realidad somos super energéticos.

En estos siete años, ¿hubo cambios en el vivo?

− En principio sí, porque sacamos tres discos en estos siete años. Además, tenemos una nueva cantante, Racquel Jones, y un nuevo baterista. Sigue siendo un show intenso y poderoso, así como también de a ratos es más tranquilo; pero sí cambiaron las cosas: hay nuevos elementos que incorporamos para darle más intensidad, y que nutren los shows, además de las nuevas canciones. ¡Ya lo van a ver!

Para terminar, ¿considerarían trabajar con artistas argentinos?

− Claro que sí. Además de tener a Natalia, nuestra cantante, ya hemos producido algunos discos para un amigo nuestro que también es argentino, Federico Aubele [se refiere a Gran Hotel Buenos Aires, 2003, y Panamericana, 2007, ambos producidos por el dúo]. Eso nos hizo conocer a mucha gente de ahí. Nos encanta explorar, sin necesidad de limitarnos a un tipo de música. Argentina realmente es uno de nuestros lugares favoritos, así que, si se presentase la oportunidad, nos encantaría.

***

Las puertas del BUE abrirán ambos días a las 16 h, y el evento contará con dos escenarios. Todavía podés conseguir tu entrada acá, desde $1950.