A 11 años del lanzamiento de Consolers for the Lonely , The Raconteurs regresó este año con Help Us Stranger, el primer trabajo del grupo en conquistar la cima del Billboard 200. La gira, su próxima visita a Buenos Aires y detalles de la vuelta en esta entrevista con Patrick Keeler.

La agenda de Jack White pareciera tener 36 horas por día: mientras dedica gran parte de su tiempo al desarrollo de su sello discográfico, su carrera solista y el proyecto The Dead Weather, inesperadamente volvió a grabar con The Raconteurs, la banda que comparte con los talentosos Brendan Benson, Patrick Keeler y Jack Lawrence. Su álbum Help Us Stranger, suena fresco y navega por interesantes riffs, blues, psicodelia y una solidez que muestra a la banda con la vigencia de siempre. Grabado en un contexto intimista, lejos de las producciones pomposas y las presiones, el disco está siendo presentando mundialmente y los traerá a la argentina el próximo 12 de noviembre al Teatro Gran Rex.

¿La vuelta de los Raconteurs fue planeada, o simplemente sucedió? 

Creo que se fue dando poco a poco, espontáneamente: cuando Jack terminó su disco solista se juntó con Brendan, que estaba trabajando en algunas canciones solistas; una de ellas se llamaba Shine The Light, que finalmente terminó formando parte del álbum de The Raconteurs. Cuando yo los visité nos juntamos a tocar un poco y resultó bastante bien, así que surgió la idea de grabar un disco. 

También me imagino que es difícil combinar agendas con todos los proyectos individuales que tienen, ¿no?

Cada uno de nosotros estaba involucrado en sus proyectos, muchas cosas estaban sucediendo a la vez.  Jack acaba de festejar el décimo aniversario de su sello Third Man Records, Brendan siguió su ejemplo y fundó Readymade (ambos en Nashville) además de producir y editar material solista. Mientras tanto con Jack Lawrence estábamos tocando en otros proyectos y editando discos, los 4 estuvimos muy activos y ahora surgió el momento de estar juntos.

Jack editó su último disco solista y no lo presentó en vivo; ¿Cuándo se juntaron a grabar con The Raconteurs fue sólo para grabar o ya tenían planeado hacer una gira? 

Desde el momento que nos propusimos grabar un disco decidimos que lo íbamos a presentar en vivo, sin duda. 

Escuchándolos parece que en todos estos años nunca se separaron. ¿Cuánto les costó encontrar nuevamente la química y el sonido? 

¡Nada! desde el primer día en el estudio ya estábamos totalmente alineados. Podemos estar separados pero nos conocemos desde hace mucho tiempo. Pese al largo break sentí que ni siquiera había pasado el tiempo, fue como si nunca hubiéramos dejado de tocar. Afortunadamente resultó muy sencillo y natural.

En este disco suenan más optimistas. ¿Por qué se produjo ese cambio? ¿Tiene que ver con el ambiente intimista en el cual grabaron?

Creo que evolucionamos desde el segundo disco, aquella vez lo hicimos luego de una larga gira en un estudio enorme con mucha gente involucrada, este disco se parece más a una colección de canciones, el proceso fue similar al de nuestro primer disco. Aquella vez grabamos en el ático de Brendan en Detroit, y no sabíamos bien que estábamos haciendo, solo tocando algunas canciones. Eso sucedió incluso antes de formar la banda. Ahora tomamos un camino parecido a ese, sin esa clase de expectativa de “Vamos a grabar un disco” sino escribiendo y grabando lo que iba surgiendo, y de esa manera todo resultó más simple. 

Pese a que Jack White es una figura relevante en la industria y lidera sus proyectos, en The Raconteurs hay una dinámica especial porque funcionan más como un equipo. ¿Cómo mantienen el balance y los roles?  

Son muchos años juntos, respetando la carrera que hizo cada uno de nosotros. Brendan y Jack White son los mejores compositores y cantantes que conozco, y  Jack Lawrence es el mejor músico con el que haya estado para construir las secciones de bajo y batería. El trabajo en equipo es parte de la mentalidad de la banda. Hay mucho respeto y confianza mutua entre todos.

Ustedes son una banda de rock & roll puro, ¿cómo visualizan el contexto actual en el cual el rock ha perdido el liderazgo en la industria? 

El rock siempre ha entrado y salido del centro de la escena en todas estas décadas, quizás en esta época no sea el género más popular, pero hay muchas bandas haciendo buena música de rock, están los Queens of the Stone Age, The Black Keys, Los Strokes están volviendo, Interpol, hay muchos que la siguen luchando. 

Recuerdo que una vez dijiste que lo más difícil de estar en esta banda era que todos eran bateristas. ¿Cómo es esa experiencia? ¿Te presiona o te divierte? 

(risas) Sí! Pese a que lo dije en chiste, estar rodeado de estos músicos es un honor, todos son multi instrumentistas así que en ese sentido todo tienen un poco de presión y todos se divierten. 

¿Qué show vamos a ver en noviembre?
Vamos a dar un show de rock & roll. Este año fue muy divertido, la pasamos bien, así que tengo mucha ansiedad por ir a tocar allí, será mi primera vez en Argentina y estoy entusiasmado por ir.