Desde la comodidad de la casa de un amigo en Los Ángeles, Jamie Hince admitió estar muy emocionado por volver a Buenos Aires y más aún por tocar en el domingo en Ciudad Cultural Konex. Entre palmeras y sol, el violero británico explicó por qué tardaron cinco años en lanzar nuevo material y prometió que no volverá a ocurrir. Además, ya puso fecha para su nuevo single.

¿Cómo te preparás para el show del domingo?

Estoy muy emocionado. Sudamérica es uno de los mejores lugares del mundo para tocar. La última vez que estuve en Buenos Aires me llevé una muy buena impresión. La gente es amable, y el lugar es hermoso, muy romántico y profundo. Fuimos hace unos años a tocar y fue fantástico.

Tu último álbum, Ash & Ice, resume tus 15 años de carrera. ¿Coincidís?

En algún punto es así: intentamos darle un sentido único, pero sin perder la esencia. Quise sumar todo lo que me gusta, los diversos estilos y autores. Por ejemplo, tiene algo de soul, algunos beats afros, rock clásico y una interesante implementación electrónica.

Pasaron 5 años entre Blood Pressures y Ash & Ice ¿Por qué tardaron tanto?

No fue planeado, así se dieron las cosas. Estuvimos realmente con mucho trabajo, somos una banda que literalmente gira por todo el mundo… eso te lleva tiempo, te lo aseguro. Hicimos un tour que duró al menos dos años y medio. Esto claramente nos quita tiempo para otras cosas, como por ejemplo, sentarnos a componer y ni te digo parar entrar a un estudio y grabar. Hasta te diría que es casi un milagro que pudimos sacar en 2016 un nuevo álbum. Estoy orgulloso de que lo logramos, pasaron muchas cosas. ¡Teníamos todo en contra! Fue una lástima que eso haya pasado, pero no sucederá de nuevo. En octubre lanzaremos un nuevo single. Esta vez, el disco llegará más rápido: lo prometo.

Luego de lanzar su último álbum, sacaron un EP para celebrar su aniversario N°15 en el que hay un cover de Rihanna. ¿Por qué eligieron esa canción?

¡Porque amo ese disco! La verdad es que nunca seguí muy de cerca su carrera, pero ese álbum en especial me parece muy bueno, resalta con respecto al resto. Es hermoso y está muy bien hecho. Es de esos que cada vez que lo ponés alguien salta a decir “Wow, qué buen tema”. Es admirable porque muchas veces es muy difícil hacer canciones que sean realmente buenas y a su vez superpopulares. Uno puede hacer música que pegue en la masividad, pero por lo general siempre es muy básica y cuadrada. Podés hacer algo cool, bueno y que le guste a todo el mundo… pero tenés que tener un don.

 

El rango de edad de sus fans es muy amplio. ¿Podrías describir cómo es un fan de The Kills?

Creo que no [risas]. Hay de todo, depende mucho de la ciudad a la que vayamos. En algunos shows hay muchas mujeres. Nos siguen bastantes chicas porque Alison es un gran modelo a seguir, pero en otros lugares es más mayoría el público masculino… hay algunos rockers clásicos y otros que son más del palo electrónico. Creo que no es necesario que sean de una forma u otro.