Los hermanos lynch se presentarán los días 18 y 19 de mayo en el Teatro Vorterix con entradas totalmente agotadas

Por Julián Mastrángelo

El dúo formado por los hermanos Rocky y Ross Lynch anunció su llegada a la Argentina después de cinco años hace unos meses, y el público dejó claro las ganas que tenía de volverlos a escuchar en el país. Los lynch se presentarán los días 18 y 19 de mayo en el Teatro Vorterix con entradas totalmente agotadas, algo que sorprendió a los hermanos: “Nos entramos del soldout en una de las entrevistas pasadas, realmetne nos sorprendió”.

Esta llegada al país se produce bajo el marco de su gira “The Girlfriend Tour”, donde los hermanos están presentando su último álbum de estudio, Girlfriend. Este nuevo trabajo discográfico, que también viene en formato vinilo, recorre diferentes sonidos, siempre vinculados al rock, al pop, entre otras experimentaciones. Si bien hay un sonido y un estilo distintos en el álbum que los fanáticos de toda la vida reconocerán, la naturaleza diversa del álbum, desde canciones alegres y rítmicas como “Heart of Mine”, pistas sensuales como “Heaven Angel” y sencillos como “OMG Plz Don’t Come Around”.

¿Dónde están ahora? ¿Ya saben cuándo vienen a la Argentina?

Ross: Estamos en la casa de Rocky en Los Ángeles, un hermoso lugar para estar tranquilos. A Buenos Aires viajamos en cinco días así que no queda nada.

Felicitaciones por el soldout

Rocky: Muchas gracias. No lo sabíamos realmente, alguien lo mencionó en una entrevista anterior y nos sorprendió.

Ross: Hace mucho tiempo que no vamos para Argentina, pasaron como cinco años así que será un gran reencuentro.

¿Qué es lo que más recuerdan de la Argentina?

Ross: El público más que nada. La energía y la pasión. Espero que esta vez tengamos la oportunidad de ver un poco más de la ciudad. Siempre tuvimos grandes experiencias en la Argentina… Generalmente me gusta caminar por la ciudad pero nunca tuvimos la oportunidad allá, principalmente porque hay muchos fans.

¿Cómo sintieron el comienzo de “The Girlfriend Tour”?

Rocky: Cada show fue memorable. Por suerte, la mayoría de ellos fueron soldout por lo que estamos muy contentos. Siento que desde mi perspectiva, disfruté muchísimo la cuestión de los viajes por Estados Unidos. Ross no estuvo al principio en Los Ángeles por lo que me hice cargo de algunas de las canciones y fue algo desafiante pero muy lindo.

¿La pandemia ayudó a que no viajaran tanto?

Ross: Fue una época realmente relajante, te diría de los seis primeros meses a un año. Estuvimos trabajando duro por mucho tiempo y fue bueno poder tomarnos un rato de descanso en el jardín. Igualmente durante la pandemia empezamos a viajar. De hecho, mi novia está en una especie de viaje por lo que cuando podía la visitaba. Fuimos a Hawaii, New Orlands, Yellowstone, Italia, España… viajamos por muchos lados. Quiero mandar el mensaje de que no se necesita tanto dinero para viajar y pasarlo bien, hay que encontrar un equilibrio.

Suena a un gran lugar para inspirarte y crear nuevas letras y canción

Ross: Definitivamente. Cada lugar que uno visita te da una perspectiva distinta de la vida. Además, te muestra culturas diferentes, por lo que para un artista es fundamental.

¿Siguieron trabajando en nuevos proyectos después del álbum?

Rocky: Claro, la única diferencia es que al estar acá en casa, la inspiración es distinta. Tenemos ventanas por todos lados, árboles en frente para verlos mientras grabamos… En vez de entrar a la “cueva” para grabar, hacemos música con vibes diferentes y se nota.

Ross: Es una de esas cosas que uno se pregunta por qué no lo hizo siempre así. El estudio se convirtió en un club nocturno y la energía está demasiado concentrada… Realmente fue muy útil tener algo refrescante en ese sentido.

¿Cuán difícil es para ustedes seguir produciendo sus propias canciones?

Rocky: Es muy interesante pensar en eso. Estuve escuchando hace poco el nuevo álbum de Jack Harlow, creo que es un gran ejemplo de eso. Tiene un gran equipo trabajando en ese álbum, produciendo, escribiendo… Lo que sea. Cruza mi mente a veces el hecho de pensar que es mucho más extraño tener un trabajo grande como un álbum sin que mucha gente trabaje en él. Es algo que es especial para nosotros.

Ross: Es muy bueno por la recompensa también. Es algo más sensible, íntimo… Se siente un poco más detallado. Estamos haciendo algo más… hipnotizante. Uno entra en una especie de trance…

¿Cuál es su relación con la música latina y el reggaetón?

Rocky: Tenemos un par de beats con el estilo de reggaetón. La canción “105” tiene un beat pegadizo de reggaetón que hace mover la cabeza siempre. Son realmente muy cool.

¿Tienen algún mensaje para su público en Billboard?

Ross: Muchas gracias por todo el apoyo que nos dan. Siempre los vemos en redes sociales. Muy emocionados por volver después de cinco años, será un momento increíble. !Lleven sus zapatos para bailar! Los apreciamos un montón y habrá nueva música pronto también.