A sala llena, exintegrantes de Mötley Crüe, Whitesnake, Thin Lizzy y Ozzy Osbourne se presentaron con su supergrupo por primera vez en el país.

El frío poco importa cuando se está próximo a unas leyendas del hard rock como las que integran The Dead Daisies: el 15 de julio, el Teatro Vorterix estaba colmado por fans de todas las edades –desde niños hasta abuelos−, a la espera de la primera presentación en el país del grupo.

 Los locales Arpeghy y Coverheads se encargaron de abrir la noche, antes de que aparecieran  en el escenario el vocalista John Corabi (ex Mötley Crüe), el guitarrista Doug Aldrich (ex Whitesnake), el bajista Marco Mendoza (ex Thin Lizzy), el baterista Brian Tichy (ex Ozzy Osbourne) y el fundador responsable de todo esto, el guitarrista David Lowy.

¿Cómo fue que un empresario exitoso como David Lowy decidió tocar rock ‘n’ roll? “Desde muy chico me gustó el género. Toco desde que los 7 años; mi madre tocaba el piano, y por eso siempre estuve relacionado al mundo de la música. La diferencia entre el mundo de los negocios y la música es que en los negocios siempre estás pensando en el futuro, mientras que en la música vivís el presente, el aquí y ahora… y se disfruta más así”, le explicó Lowy a Billboard.

“Le dijimos a David [Lowy] que la gente en Buenos Aires está muy loca… él nunca había venido, así que vamos a demostrarle lo fuerte que pueden cantar. ¿Están listos?”, dijo el carismático John Corabi antes de encarar las dos horas que duraría el show.

La apertura con Long Way To Go era una pista de que el setlist sería similar al de su más reciente disco Live & Louder, grabado en vivo. Los temas originales fueron muy bien recibidos, pero los covers de Fortunate Son (Creedence Clearwater Revival), Join Together (The Who), We’re An American Band (Grand Funk Railroad), Helter Skelter (The Beatles), Midnight Moses (The Sensational Alex Harvey Band) y Highway Star (Deep Purple) se llevaron las ovaciones más sentidas.

El exvocalista de Mötley Crüe aprovechó para tocar la guitarra en Lock ‘N’ Load, mientras que durante el resto del show se pavoneó de un lado al otro, tocó las maracas e hizo las poses clásicas de diva del glam metal. Antes de interpretar With You And I, invitó a reflexionar sobre el mundo complicado en que vivimos y promovió que cada uno comience el propio cambio.

Brian Tichy tuvo su momento de protagonismo: vestido de camisa y corbata, hizo malabares con las baquetas mientras tocaba la batería, e incluso, interpretó un solo con las manos.

“Voy a hablar un poco de spanglish”, dijo el bajista Marco Mendoza. El “latino” agradeció en español  y cantó La Bamba de Ritchie Valens. Por su parte, Lowy puso el teatro a corear con Dirty Deeds Don’t Dirt Cheap de AC/DC, y Tichy lo siguió con Run To The Hills de Iron Maiden. También tocaron Holy Diver de Dio.

Pero todavía hay más: “Entre septiembre y noviembre de este año vamos a grabar un nuevo disco, para que se publique en 2018”, le adelantaron a Billboard.