Este disco, como tal, nació hace dos años, cuando Jon Aguilera (hijo de Rubén y ahijado artístico de Sandro) comenzó junto a Nelson Pombal (productor de Palito Ortega, Charly García, entre otros) la clasificación, restauración y digitalización de esas grabaciones de entrecasa que Sandro le había confiado a su padre.

El 19 de agosto de 2020, el día que Roberto Sánchez hubiera cumplido 75 años, se presentó No te vayas todavía, un adelanto de este trabajo discográfico y una canción cuya letra y música le pertenecen y que, por algún motivo, nunca llegó a grabar para incluir en alguno de sus discos.

El disco se completa ahora con diez canciones más, una de ellas inédita: Eso que se hace de a dos, y las otras nueve en versiones hasta hoy desconocidas.

Las once canciones fueron íntegramente grabadas por él: nueve en casetes de chromo estéreo en portastudio, dos en cinta abierta. Todo realizado sin salir de su célebre mansión de Banfield. Los casetes, en su biblioteca -en el home estudio que luego le regaló a Rubén Aguilera (su productor y arreglador durante diez años). Las cintas, en “Excalibur” – la sala de grabación profesional que montó en la casa de huéspedes, en el fondo de su casa, luego transformado en “El Piano Bar”.