La artista fue elegida como una de las mujeres de la década en Billboard. Nos cuenta qué significa para ella su música y cómo seguirá su camino.

En octubre de este año, antes de que Taylor Swift se presentase en un concierto benéfico en Hollywood Bowl, Los Ángeles, su camerino se convirtió – como generalmente lo hace – en una cumbre improvisada con los nombres más importantes de la música. La artista formó parte del concierto anual “We Can Survive” de la Sociedad Americana del Cáncer junto con Billie Eilish, Lizzo, Camilla Cabello y demás.

Eilish, junto a su madre y a su hermano y colaborador, Finneas O´Connell, fueron a saludar a Taylor – la vez en la que se conocieron. Más tarde, Swift se unió al exclusivo grupo de personas que han visto a Marshmello sin su característico casco cuando la estrella EDM y su mánager se encontraban de paso.

“Dos chicos entraron, no sabía cuál de los dos era él (Marshmello)”, remarca Swift unas semanas después, sentada en el jardín de un comedor de Beverly Hills, residencia elegida para una sesión de fotos. Su confusión momentánea se volvió envidia al instante. “¡Es realmente inteligente!. Puede tener una vida y comprarse una casa que no necesariamente tenga que tener una entrada a prueba de paparazzis”. Ella se detuvo para ajustarse el sweater y dejó escapar una ligera carcajada.

Swift, quien celebrará su cumpleaños número 30 el 13 de diciembre, ha sido realmente famosa por casi la mitad de su vida. Tenía 16 cuando lanzó su primer álbum homónimo en 2006, y 20 cuando grabó el segundo, Fearless. Este último ganó el Premio Grammy al álbum del año en 2010, convirtiéndola en la artista más joven en lograrlo.

Mientras la década llega a su fin, Swift es una de las artistas más exitosas en la industria musical: 37.3 millones de ventas según Nielsen Music; 95 singles en el Hot 100 (incluyendo cinco números 1) y 23 Billboard Music Awards, entre otras.

La música también termina la década en un ámbito musical completamente diferente a lo que era en un principio. Su cambio desde el country al pop – en un principio reflejado con Red en 2012 y completamente desarrollado con 1989 en 2014 – refleja un área donde los géneros son mezclados sin dificultad ni tapujos y donde los artistas incursionan en el country, folk y trap sin que nadie se sorprenda. (Descubre ‘End Game’, de 2017, con Ed Sheeran y Future).

El nuevo álbum de Taylor, Lover, lanzado en agosto, es un descanso a la oscuridad que caracterizó a Reputation, su sexto álbum – el cual surgió durante una ola negativa de prensa por su relación con Kanye West y Kim Kardashian -. “El cielo se fue abriendo en mi vida”, dijo Swift acerca de su álbum, el cual ya posee tres nominaciones al Grammy, incluyendo el de “canción del año” por su single principal.

Grabó Lover luego de que “Reputation Stadium Tour” rompiese el récord por la mayor recaudación histórica en los Estados Unidos el año pasado. En 2020, Swift emprenderá “Lover Fest”, una gira por diversos estadios con el acompañamiento de artistas elegidos personalmente (todavía no anunciados). Este tour permitirá que la artista salga un poco de la rutina de viajes constantes, “este será un año donde tengo que estar ahí para mi familia. Existen un montón de preguntas acerca del 2020 por lo que tengo que asegurarme de poder volver a casa cuando lo necesite”, remarca Swift, posiblemente haciendo referencia al diagnóstico de cáncer de su madre. Esta condición la inspiró para escribir ‘Soon You´ll Get Better’ (pronto te recuperarás, en español), el desgarrador track que forma parte de “Lover”.

Actualmente, Swift se encuentra en una disputa publicitaria importante con Scott Brochetta, el director de su antigua productora, Big Machine Records. También entra en juego Scooter Braun, el manager cuya empresa, Ithaca Holdings, adquirió el grupo Big Machine y sus grabaciones, a la cual pertenece “Lover”, el sexto álbum de la artista. La cantante utilizó su cuenta de Tumblr para realizar un posteo donde hizo mención al “peor de los casos”, acusando a Braun de bullying durante toda su carrera debido a su relación con West (Kanye). Ella mantiene hasta el día de hoy que nunca se le otorogó la posibilidad de adquirir su licencia. (En Tumblr escribió que se la oferta que le hicieron fue la de “ganar” el derecho de uno de sus álbumes por cada nuevo que lanzase si volvía a firmar contrato con Big Machine; Brochetta discutió esta posición diciendo que ella siempre tuvo la oportunidad de aquirir sus derechos a cambio de firmar por su compañía por un “período de tiempo” – 10 años o más según fotografías a documentos posteados en la página web de Big Machine.)

Swift dijo que pretende regrabar sus seis álbumes el año que viene – empezando en noviembre, cuando estará contractualmente disponible – en vista a poder volver a ganar control sobre sus grabaciones. Sin embargo, el ir ir venir de la situación legal parece no llegar a ningún lado: el mes pasado, la cantante alegó que Brochetta y Braun estaban impidiéndole interpretar sus hits pasados en los American Music Awards o utilizarlos en un futuro documental de Netflix. A su vez, Big Machine declara esas afirmaciones como “falsa información” alegando que Swift no entra en detalles y que últimamente ha podido realizar sus performances como ella lo tenía planeado.

Semanas posteriores a la entrevista, Braun dijo que estaba abierto a “todas las opciones” para poder llegar a un acuerdo. Fuentes de Billboard afirman que esas “opciones” incluyen una negociación de compra-venta. Swift sigue interesada en la adquisición de sus derechos a pesar de que el precio podría ser un factor determinante.

A pesar de todo, la batalla que Swift está llevando a cabo con Braun y Brochetta la ha convertido en una especie de luchadora por los derechos de los artistas – y ha logrado que artistas desde Halsey a Elizabeth Warren la apoyen y sigan de cerca. Desde 2014 a 2017, Swift retuvo todo su repertorio de canciones en Spotify en protesta a las tasas de ganancias para las compañías. “Tendría que existir un valor agregado al arte. No estoy viendo que eso pase cuando coloco mi música en Spotify”, afirmó en una entrevista en 2014.

En 2015, antes del lanzamiento de la plataforma Apple Music, Swift escribió una carta abierta a la compañía por su plan de no pagar regalías durante los primeros tres meses de prueba que son ofrecidos a los clientes; la compañía anunció una nueva política 24hs después. Más reciemente, cuando firmó contrato con Universal Music Group en 2018, Swift (quien está ahora mismo en Republic Records) dijo que una de las condiciones en su contrato era que UMG compartiera los ingresos de cualquier venta a raíz de Spotify con su lista de artistas.

Durante una extensa conversación, la Mujer de la Década de Billboard expresó su esperanza de poder volver más fácil la vida de los artistas en los próximos años – y su creencia de que detrás de escena los avances serán tan importantes como el legado de sus mejores singles. “Nuevos artistas, productores y escritores necesitan trabajo. Para ello deben gustar en sesiones de foto pero mantenerse en silencio – pero si yo sí puedo hablar, lo haré”, promete Swift. Este es el momento donde ser increíblemente famosa puede servir de algo. “Sé que parece que soy muy ruidosa en este caso, – continúa, – pero es porque alguien debe serlo”

Mientras revisaba algunas de tus actuaciones este año – como en Saturday Night Live y NPR´S Tiny Desk Concert (famosos programas televisivos de los Estados Unidos) – me llamó la atención lo concentrada que parecías, como si no existiesen distracciones en la forma de transmitir lo que querías decir.

Esa es una fantástica forma de ver esta fase de mi vida. He pasado mucho tiempo recalibrándola para volverla más manejable porque han habido ciertos años donde no estaba segura sobre qué quería la gente y cómo dárselo, qué compartir y qué proteger. Creo que muchas personas sufren esto, especialemente en esta última década. Incursioné a través de las redes sociales y sentí que hubo una época en la que parecían divertidas, casuales y seguras. Luego llegaron a un punto donde todo el mundo tiene que evaluar sus relaciones en ellas y estar expuesto en todo momento, por lo que decidí que lo mejor que tenía para ofrecer al público era mi música. No estoy acá para influir la moda o las tendencias en sus vidas cotidianas.

Mientras tanto, has descubierto una forma de interactuar con tus fans de una manera más pura y genuina – en tu perfil de Tumblr.

Tumblr es el último lugar de Internet donde siento que todavía puedo hacer una broma porque sigue siendo pequeño, es como un vecindario en vez de un continente entero. Todavía podemos “correr por la calle como chicos” – ellos literalmente me arrastran. Es divertido. Es una verdadera zona de comfort para mí y, como cualquier otra persona, a veces necesito descanso. Cuando participo en Tumblr, siempre es en una especie de ambiente de broma entre amigos. A veces, cuando abro Twitter en mi teléfono, quedo tan abrumada que lo cierro inmediatamente. No he tenido Twitter en mi teléfono por un largo tiempo porque no me gusta tener tantas noticias y novedades. Por ejemplo, sigo políticos y ya está pero no me gusta saber quién rompió la relación con quién o quién llevó puestos un par de zapatos interesantes. Mi cerebro solo puedo soportar una cierta cantidad de ancho de banda (haciendo referencia a la información).

Mencionaste en recientes entrevistas las expectativas generales que has enfrentado utilizando frases como “ellos quieren ver esto” y “ellos me odian por esto”. ¿Quiénes son “ellos? ¿Redes sociales o artículos despectivos?

Es una especie de mezcla entre ellos. Las personas que no son fans activos de tu música, aquellos a los que le gusta una canción pero adoran escuchar quién fue bloqueado en Twitter. He sufrido varios trastornos por no ser lo que se suponía que debía ser. Esto le sucede a las mujeres más que a los hombres en el mundo de la música. Ese es el motivo por el que recibo tantas llamadas de artistas inesperadamente – por ejemplo, “hey, estoy recibiendo mi primera oleada de prensa negativa, estoy enloqueciendo, ¿puedo hablar contigo?”. Mi respuesta siempre es ¡sí!. Estoy hablando de alrededor de 20 personas que han contactado conmigo al azar. Lo tomo como un cumplido porque quiere decir que han visto lo que ha pasado conmigo a lo largo de mi carrera, una y otra vez.

¿Tuviste alguien así para contactar?

No realmente, porque mi música ha llegado a diferentes zonas y ámbitos. He tenido tantos mentores en la música country… Faith Hill fue fenomenal, ella se acercaba a mí, me invitaba a giras y yo sabía que era alguien en quien podía confiar. En cambio, el mundo del pop es algo totalmente diferente. La música country es realmente una comunidad y en el pop no veo eso. Hoy en día existe una cierta unión entre las chicas del pop – todas tenemos los números de teléfono de las demás y nos enviamos mensajes constantemente – pero cuando empecé era todo mucho más “uno contra el otro / otra. No teníamos una red, lo cual es raro porque ahí podemos ayudarnos mutuamente en momentos cuando te sientes completamente devastada.

¿Sientes que esas barreras están siendo derribabas hoy en día?

Dios, eso espero. También espero que la gente se haga escuchar, por ejemplo, si uno ve un artículo que habla de la predición de un Grammy y únicamente es la foto de dos mujeres enfrentándose… puede parecer un ataque un tanto gratuito. Nadie va a empezar siendo políticamente correcto. La clave está en las personas que están tratando de aprender y eso es genial, nadie va a entenderlo perfecto en un primer momento, pero Dios, por favor, inténtelo.

En este punto, ¿quién es tu caja de resonancia? Creativamente y profesionalmente

Desde un punto de vista creativo, he estado escribiendo mucho más sola. Estoy muy bien en soledad, con mis pensamientos internos. Cuando doy con una idea de marketing para Love tour, el lanzamiento de un álbum o el merchandising voy directa a mi equipo de dirección donde ponemos todo en común y lo llevamos a cabo. Creo que formar parte de un equipo es la mejor forma de ser dirigido. Desde mi experiencia , no creo que la generalidad (una persona maneja mi carrera) sea lo que mejor funcionaría porque al final esa persona termina siendo yo, a quien se le ocurren la mayor parte de las ideas.

El trabajo detrás de escea es diferente en cada punto de mi carrera. Organizar los festivales que tenemos planeados para Lover es completamente diferente a llevar a cabo el Reputation Stadium Tour. Dirigir el lanzamiento de Reputation fue extremadamente distinto a presentar 1989. Dicho esto, nosotros realmente encaramos los temas proyecto por proyecto, donde el director creativo informa todo lo demás.

Has hablado anteriormente del significado del éxito de Reputation tour. ¿Qué representó para vos?

Ese tour fue algo que quise inmortalizar en el especial de Netflix que hicimos porque ese álbum fue una historia. Sin embargo, se sintió como una historia que no estaba completa si no presenciabas el show en vivo. Fue genial escuchar a la gente que se iba del concierto diciendo “ahora entiendo todo… por fin se de qué se trata”. Hay muchas pistas y falsas carnadas con las que me manejo en los álbumes porque quiero que la gente vaya a explorar todo el cuerpo del trabajo. Uno no puede expresarse como se siente durante todo un álbum con solo un single así que, ¿para qué intentarlo?

Eso parece especialmente verdadero en tus últimos tres álbumes.

‘Shake Tt Off’ no es nada parecido al resto de 1989. Es casi como si me sintiese presionada a realizar un single que no anticipe al público lo que les espera en el resto del proyecto. Todavía creo geniunamente en un álbum, sea cual sea la forma en la que uno lo consume – streaming, comprándolos o escuchándolos en vinilo y siento que eso no me convierte en una purista. Siento que ese es un sentimiento presente a través de toda la industria. Estamos acercándonos a una industria de singles pero uno debe creer en algo. Todavía creo que los álbumes son importantes.

La industria musical se ha convertido en algo realmente globlal en esta última década. ¿Llegar a nuevos mercados es algo en lo que pensás?

Sí, siempre estoy tratando de aprender de todo el mundo. Sigo adquiriendo conocimiento cuando voy a ver un show de Bruce Sprignsteen o Madonna. También estoy aprendiendo de artistas que se lanzan al mundo hoy en día, solo veo lo que hacen y lo que piensan. “Eso es realmente bueno”. Tienes que mantener tus influencias amplias y abiertas, mis personas favoritas en el mundo de la música siempre han implementado esto. He trabajdo con Andrew Lloyd Webber en la película “Cats” y él siempre cruzaba la puerta y era como “¡hey! recién vi esto en TikTok” y yo decía: “¡Lo eres!, ¡lo eres!”, porque uno no puede dejar pasar lo que los “niños” (haciendo referencia a la nueva generación web) están haciendo, uno debe aprender.

¿Has explorado TikTok?

Solamente los veo cuando son posteados en Tumblr, ¡pero los amo! Pienso que son graciosos y geniales. Andrew dice que están volviendo cool a los musicales nuevamente porque existe una gran faceta de ellos en TikTok. Él dice “de cualquier forma que hagamos esto estará bien”

¿Cómo ves tu progreso en la participación del lado empresarial de tu carrera en la próxima década? Parecés alguien quien en algún futuro puede comenzar su discográfica por su cuenta o comenzar relaciones contratando artistas.

De hecho pienso en eso cada cierto tiempo, pero si en algún futuro lo hago, lo necesitaría realizar con toda mi energía. Entiendo la importancia de lo que conlleva, cuando uno tiene la carrera de alguien más en las manos y sé reconocer cuando alguien está siendo generoso.

Te hemos visto como embajadora de muchos artistas, sobre todo reciemente – remarcando los servicios de pago e incrementando la conciencia pública acerca de los términos de los artistas con las discográficas.

Todavía tenemos un largo camino por delante. Pienso que estamos trabajando en un sistema contractual anticuado. Estamos avanzando hacia una nueva industria pero no pensando en recalibrar las estructuras financieras y las tasas de ganancias, cuidando a los productores y a los escritores.

Necesitamos pensar en cómo manejamos las grabaciones porque no lo estamos haciendo. Cuando alcé la voz y hablé acerca de esto, vi un montón de fans diciendo: “Esperen, los creadores del trabajo no poseen sus derechos, ¿nunca?” Pasé diez años de mi vida tratando rigurosamente de adquirir mis licencias y esa oportunidad siempre me fue negada, lo único que quiero es que eso no le suceda a otro artista si puedo evitarlo. Por lo pronto quiero levantar la mano y decir: “esto es algo que un artista debería poder recuperar en el transcurso de su acuerdo, -no como una estrategia de renegociación-“. ¡Dios, hubiese pagado un montón por ellos! Hubiese hecho cualquier cosa para poder ser dueña de mi trabajo real pero nunca me dieron la oportunidad.

Por suerte, la escritura tiene un gran poder en la música. Todas las semanas recibimos solicitudes de sincronización para utilzar ‘Shake It Off’ en alguna publicidad o ‘Blank Space’ en algún tráiler de película. Decimos que no a todas y cada una de ellas. La razón por la que regrabaré mi música el año próximo es que quiero que mi música viva. Quiero que esté en películas, quiero que esté en comerciales. Pero solo quiero eso si me pertenece.

¿Sabés cuánto tiempo tomará el proceso de grabación?

¡No lo sé! Pero será divertido porque siento que es volver a ganar la libertad y tomar lo que es mío. Cuando creé estas canciones, no sabía lo que me esperaría cuando crecieran. Volver al pasado y ver todo lo que significó para el público y para las personas es una hermosa forma de celebrar lo que los fans han hecho por mi música.

Diez años atrás, en la llegada de 2010, estabas a punto de cumplir 20. ¿Qué consejo te darías si pudieses volver en el tiempo?

Oh Dios, – realmente no me daría ningún consejo. Hubiese hecho todo exactamente de la misma forma porque a pesar todos los duros momentos por los que pasé, no existe otra manera de haber aprendido de ellos. Realmente aprecio mi experiencia, las altas y las bajas. Quizás suena ridículamente “zen”, pero… tengo mis amigos, quienes me quieren por las razones importantes. Tengo mi familia. Tengo a mi novio. Tengo mis fans. Tengos mis gatos.