Un músico norteamericano asegura que la cantante usó la letra de un estribillo de él para escribir el hit, y pide ser agregado a los créditos. Escuchá los temas y compará.

Taylor Swift fue demandada por 42 millones de dólares por plagiar supuestamente las letras de Shake it Off. El cantante de R&B Jesse Braham hizo la denuncia y reclamó que Swift tomó palabras de una canción que él escribió en 2013 llamada Haters Gone Hate. Además de la compensación económica, Braham quiere que su nombre se agregue a los créditos de la canción.

Según los papeles de la demanda, Braham reclama la violación de copyright en las frases “haters gone hate” y “players gone play”, que aparecen en el tema de Swift.  

La disputa está enfocada en el estribillo de Shake it Off. “Cause the players gonna play, play, play, play, play. And the haters gonna hate, hate, hate, hate, hate”, and “And the fakers gonna fake, fake, fake, fake, fake”.

El estribillo del tema de Braham incluye la línea: “Haters gone hate, playas gone play. Watch out for them fakers, they’ll fake you everyday.” Más allá de la similitud de las letras en el estribillo, las canciones no tienen nada en común. Braham, sin embargo, está convencido de que su causa tiene fuerza.

“Su gancho es igual al mío. Si yo no hubiera escrito Haters gone hate, no existiría una canción llamada Shake it Off”, le dijo al New York Daily News, agregando que estuvo en contacto con el sello discográfico de Swift, Big Machine, en cuatro o cinco oportunidades. En una de ellas, pidió que se lo identificara como autor de Shake it Off, e incluso solicitó sacarse una selfie con la artista

En la misma entrevista, Braham dijo que también planea “demandar a CNN por el título del show New Day”, porque él dirige una iglesia llamada New Day Worldwide.