Entró, por segunda vez, en el club elitista de aquellos artistas que vendieron más de un millón de álbumes en la primera semana de lanzamiento.

Taylor Swift entró en el top 10 del club elitista de aquellos artistas que vendieron más de un millón de álbumes en la primera semana de lanzamiento. La lista comenzó en 1991, auditada por Nielsen Music. Este nuevo hito en el CV de Taylor se dio gracias a Reputation, que vendió 1216 millones de copias en los primeros 7 días. El álbum debutó en el N°1 del Billboard 200 con la cifra más alta de un debut en 2017 (1238 millones de unidades equivalentes). Así, Taylor tuvo su quinto N°1 del Billboard 200.

Es también la segunda vez que la cantante entra en este top 10 selecto, que integran Adele (25, 3378 millones), *NSYNC (No Strings Attached, 2415 millones; Celebrity, 1878 millones), Eminem (The Marshall Mathers LP, 1760 millones; The Eminem Show, 1321 millones), Backstreet Boys (Black & Blue, 1501 millones), Britney Spears (Oops!…I Did It Again, 1319 millones), The Beatles (1, 1258 millones), y Taylor de nuevo con 1989 (1286 millones).

Pero como nos tiene acostumbrados, los récords de Taylor son imparables: tuvo 4 semanas en las que llegó al millón de copias, un logro que no consiguió ningún otro artista en la historia de Nielsen Music. Además, Reputation vendió 507.000 de copias físicas (todos CD): la mejor semana en ventas físicas desde que 25 de Adele vendió 1,03 millones de copias en CD y vinilo en diciembre de 2015.