Los productores Steve Aoki y Timbaland hacen la música para este nuevo tipo de entrenamiento donde cada beat corresponde a un movimiento.

Las escenas de Rocky entrenando en Rusia antes de pelear con Iván Drago o subiendo esas escaleras perderían todo tipo de épica y motivación sin la música de fondo. Por eso, con la música como motor para el entrenamiento físico nació Strong by Zumba. El programa combina baile con ejercicios de entrenamiento funcional en un set de 60 minutos. Pero no es una clase fitness más con la música bien fuerte: acá, cada beat tiene un sentido, un porqué.

“Nos dimos cuenta que podíamos usar ciertos sonidos que estaban conectados con movimientos puntuales, creando un efecto al estilo de los perros de Pavlov”, contó Alberto Perlman, creador y CEO de Strong by Zumba. “Entonces relacionamos un sonido con un movimiento… en una clase normal quizás te esfuerzas por saltar 8 o 9 veces… aquí al generarlo desde la música puedes hacerlo 15 veces sin darte cuenta”, termina de explicar.

El programa cuenta con la producción musical de Steve Aoki y Timbaland. Los músicos son los encargados de armar los sets que acompañan cada movimiento con un beat y sonido particular. “Me encantan trabajar con ellos en la motivación a través de la música. Que mis ritmos sirvan para motivar a la gente a quemar calorías y tonificar sus músculos… Cuando emparejamos la canción con los movimientos, el factor de motivación es una locura”, declaró Aoki.

La estrella fitness de Instagram Michelle Lewin es otra de las personalidades que apoya el programa. En cuanto conoció el programa la venezolana quiso convertirse en instructora. “Soy una de las embajadores de Strong by Zumba y para mí es toda una responsabilidad. Yo comparto muchos tips de entrenamiento en mis redes sociales para que la gente aprenda a hacerlos correctamente”.

Hoy, Strong by Zumba cuenta con aproximadamente 300 mil estudiantes en un total de 10 mil cursos que se dan en Latinoamérica. “Conseguir esto en un año es una locura. Estamos transformando la manera de entrenar”, concluyó Perlman.

¿Lo que proponen es una mezcla de deporte, música y salud?

Es un ejercicio cardiovascular bien fuerte y en el que también se trabaja mucho la resistencia. La idea surgió porque notamos que en las clases de entrenamiento funcional la música marcaba la pauta, le decía a la gente qué hacer. Básicamente nos preguntamos: “¿Cómo aprovechar este al máximo este elemento?”. Quisimos recrear esa sensación que la música da cuando se lo ve a Rocky entrenar.

¿Qué tipo de sonidos y de música usan?

Es músic épica. Electrónica mezclada con violines, rock… música que estamos creando nosotros con Timbaland y Steve Aoki como productores. Lo que estamos haciendo es hacking motivation a través de la música.

¿La combinan con canciones conocidas o está hecha especialmente para el programa?

El 90% de la música de los programas es nuestra, la creamos nosotros y nosotros la distribuimos. Es una música que no está formateada para radio, no son canciones. Quizás una parte está armada para dar 20 puños con la mano derecha y otros 20 con la mano izquierda. Lo mismo con algunas frases. Le pasamos a nuestros productores la rutina física, se la mandamos en un video sin sonido y les pedimos un soundtrack especial para esos movimientos.

¿Cuál es la principal diferencia con otros programas de entrenamiento?

No somos sargentos gritando y exigiendo una sentadilla más; aquí generamos que la motivación salga de adentro…y se hace más placentero el entrenamiento. La gente termina haciendo cosas que no sabía que podía hacer. La transformación y la mejora es muy rápida también, lo que lo hace todavía más motivante. Tonificas tus músculos y pierdes peso al mismo tiempo.