El artista rosarino habló de su última canción, sus talentos ocultos, el follow de Sam Smith en Instagram y la importancia del apoyo entre artistas.

Stefano Marocco pasó por la casa de Billboard AR y habló sobre su tema más reciente, “Adicto”, que viene acompañado del video oficial y anticipa un EP que saldrá entre agosto y septiembre. “Está escrita desde el amor. Uno es adicto a las cosas buenas y a mí la música me da muchísimas cosas buenas”, dijo acerca de su cuarto sencillo.

Todo comenzó en el año 2017, en la vorágine de La Voz México, experiencia que lo llevó a conocer a los artistas de la talla de Maluma, Carlos Vives y Laura Pausini, a quien le abrió el show en el Arena Ciudad de México y en el Luna Park de Buenos Aires en agosto del 2018. Si bien fue un antes y un después en su camino, admite que ya es una etapa concluida. “La Voz México fue una experiencia abrumadora. Creo que ahí empezó todo. Si bien estuvo muy bueno, no lo volvería a hacer. Todo comenzó cuando vi el flyer en Facebook, me compré un boleto de avión, me fui, me formé y pasó todo lo que pasó”. Aún así, entre sus colaboraciones ideales Maluma figura junto a Juan Ingaramo y Dakillah. Y entre los festivales entre los cuales le gustaría estar, Lollapalooza encabeza el ranking.

Marocco cree en el amor, en el universo y en dios, “no religiosamente hablando”. También cree en la verdad y en la honestidad de las personas, en la esencia y el lado genuino “que tenemos todos y que a veces cuesta encontrar”. Básicamente cree en el amor y en la verdad, temáticas que prevalecen en su trilogía de baladas, “Cuéntame el final, “El silencio de tu voz” y “Frío”, sumando su sencillo más reciente, “Adicto”, al repertorio. De esta manera, el artista reivindica las baladas y las adapta al momento presente, así como también, se siente cómodo con la modalidad de lanzar singles.

Stefano comenzó triunfando en territorio internacional y regresó a su país natal para continuar con su pasión, y el resultado de ello fueron estos cuatro temas de su autoría y un EP próximo a estrenarse. Respecto a sus ambiciones, el rosarino busca llegar a más gente, escribir sobre lo que le pasa a él y que la gente se identifique con sus canciones. Más aún, su deseo más profundo es ser feliz haciendo lo que hace: música que llegue al corazón. “El sueño de todos es que nuestra música se difunda cada vez más por todos lados. Lo que uno busca como artista es dejar un mensaje con la música y ser claro con esos mensajes”. Y la difusión de su música atravesó tantas barreras que hasta Sam Smith comenzó a seguirlo.

“Un día estaba engripado en mi casa, eran como las 2 o 3 de la mañana y agarro el teléfono y me habían llegado un montón de notificaciones. Entre esas notificaciones me dice ‘Sam Smith comenzó a seguirte’. Y cuando miro el teléfono digo ‘No, man no puede ser él, no es este chabón’. Y entro y era él”. Por más anecdótico que sea el hecho, ahí fue cuando se dio cuenta de la importancia del apoyo entre colegas. “Es increíble el apoyo entre otros artistas de afuera que quizás compartiendo nuestras cosas o con un follow, ayudan mucho”.

Entre sus talentos ocultos, el tenis es uno de ellos. También se considera muy buen cocinero y le rinde tributo a sus raíces italianas cocinando pastas. “Fui tenista toda mi vida. De hecho, tengo amigos que están jugando Roland Garrós, Australian Open, incluso US Open. Pero también dibujo. Me gusta mucho dibujar. Esos dos son mis dos talentos hobby que disfruto mucho hacer aparte de cantar y hacer música”.