La banda recientemente presentó "Supersticiones", un álbum de diez canciones con colaboraciones con Goyo Degano (Bandalos Chinos) y Esmeralda Escalante (AINDA).

Después de preparar el terreno con cuatro singles (“Debajo de la Superficie”, “Amores Callejeros”, “Intensidad ft. Goyo Degano” y “Supersticiones”), Silvestre y La Naranja presentó su nuevo trabajo discográfico por completo: Supersticiones,que consiste en diez canciones producidas por ellos mismos, grabadas durante 2020 en Estudios Aguaribay, NN y NAK, mezclado por Nicolás Kalwill y masterizado por Carlos Laurenz.

Si bien aguardan con ansiedad al momento de salir a los escenarios, la banda es consciente de que está en un contexto único para hacer música: !
Nos motiva que esté renaciendo una nueva escena en manos de una nueva generación”, confiesa Justo Fernández Madero, voz lead del proyecto.

Por Walter Garré

¿Cómo están con la salida de Supersticiones?

Justo: la verdad que sí. Estamos ahí en el postdisco, re contentos. Tuvo buena respuesta, estamos con muchas ganas de tocarlo. Así que mostrándolo de todas las formas que podemos, pero re manijas. Por un lado, el postdisco es una sensación de alivio, de que el trabajo más fuerte ya se terminó; y por otro hay una ansiedad de moverlo para que la gente lo escuche. Estamos en eso.

Tiene cosas a favor y en contra el postdisco en estos tiempos…

Fran: sí, estamos acostumbrados a tocar los temas que venimos ensayando cuando salen los discos. Históricamente es así. Ahora medio que se nos está juntando un poco todo, porque el disco anterior tampoco lo pudimos tocar mucho. Cuando llegue el momento lo presentaremos en vivo, pero por ahora lo bueno de esto es que está todo el mundo pendiente a lo que está saliendo en las redes. Quizá en la vorágine de cosas que salen están más atentos.

ANIM4LES es de 2019, no tuvieron muchas chances de tocarlo

Justo: no! Tuvimos un verano nada más para moverlo que ni siquiera. Tuvimos un show de fin de año, una girita sureña y después estábamos arrancando el 2020 con toda la intención de tocarlo con toda y bue… A dos semanas de que arranque la cuarentena teníamos dos shows y ahí quedaron.

En marzo de 2019 era una locura pensarlo…

Fran: sí, creo que las cancelaciones empezaron a ser lo más común del mundo y creo que va a costar trabajo dar vuelta la rueda de nuevo y comprometerse con un show. Obviamente este contexto lo permite, es súper especial, pero cancelar era bárbaro, pensábamos que iba a durar dos semanas…

Justo: era “se hace mañana o no”, ir posponiendo eternamente, dos semanas pensando eso y después de baja.

¿En qué momento empezó el proyecto del nuevo disco?

En realidad, todas las canciones de este disco las empezamos a hacer en noviembre de 2019, cuando sacamos ANIM4LES, a partir de ese año. Arrancó el verano y nos pusimos a componer, el verano es un nuevo aire, una nueva vida, más allá de irse de vacaciones o no, nos gusta ese momento para escribir. Así que todas las canciones del disco son de ese verano pre-pandemia. No las letras, pero sí las canciones. Estábamos tan manijas de arrancar a grabar otro disco que en marzo, cuando estaba apareciendo el covid tuvimos una sesión de bajos y estábamos arrancando a grabar el disco. Pegó la cuarentena y se atrasó todo, pero nos obligó a trabajar en las canciones, las letras. En junio íbamos de a uno, dos, con barbijo y empezamos a retomar. Sino íbamos a arrancar en noviembre, era demasiado.

¿Cómo suelen componer?, ¿primero música y después letras?

Fran: en general se nos va dando la música antes que la letra. La letra siempre es lo que más trabajo nos llevó, cada vez le estamos dando más bola y las trabajamos a la par. Pero históricamente siempre es así. Este disco fue maqueteado antes de ser grabado, no pudimos ni ensayarlo, fue pandémico, a los bifes. Recién ahora estamos ensayándolo. Estamos en ese proceso, trabajando la letra lo antes posible, darle la importancia que merece desde el principio, aunque después la tiene. Pero a veces uno después se ve forzado a encajar la letra en la melodía, quizá si uno la lleva a la par fluye más naturalmente.

Justo: la mayoría de las letras que pusimos a la par, quedaron. A mí me encantan las melodías y boludear, sin limitarse por las palabras que usamos. Nos gusta dejar libre la parte melódica, quizá a veces la dejamos pasar y después es más trabajo. Pero si ponemos lo primero que viene, suele funcionar.

¿Comparten consejos con otros músicos?

Justo: tal cual, creo que hay artistas que trabajan la letra como Bob Dylan, el trap, el rap, el rap es más palabra. Más texto. Los mejores traperos son grandes melody makers también. Obviamente es laburo, pero nosotros somos más de la música, hacer letras es más sentarse con un cuaderno, es otro flash. Personalmente intento autoimponerme agarrar un cuaderno y escribir, que fluya más el lenguaje textual y las palabras y no la música.

¿Cómo eligieron los feats?

Fran: la participación de Goyo pintaba para este tema, nos debíamos una colaboración con él, medio tácitamente porque nunca lo habíamos hablado, pero estamos bastante hermanados con los Bándalos. El tema pedía que se sume Goyo, es bailable y el Goyo nos hace bailar. La grabamos en plena pandemia, en agosto del año pasado, vernos en ese contexto fue hermoso. Ponernos al día, tener esa energía. Lo de Esme fue lo último que grabamos en el disco, faltaba ese toque femenino, el disco lo necesitaba. Quisimos un color que salga de la paleta de una banda de pibes. Creo que la escuchamos en un registro más grave al que solemos escuchar, muchos no la reconocían. Es la primera vez que hicimos feats y quisimos que sean lo más orgánicos posibles. Abrimos la puerta a las colaboraciones y nos gustó.

Hay que tener talento, laburo y un poco de suerte. Su música cae perfecta en este momento del país… ¿lo ven?

Justo: recontra, creo que el momento recontra incentiva a meterle con toda y en eso estamos. Nos motiva que esté renaciendo una nueva escena en manos de una nueva generación. Esta es mi lectura, en estos últimos años veníamos de una generación noventosa y dosmilera de una camada de bandas tremendas más basadas en el rock, con algunas variantes como los Baba (Babasónicos), pero el rock era la fuente. Cuando arrancó la década del 2010 se notaba que estaba terminando un ciclo y que tenía que arrancar otro. Estábamos esperando a que hierva el agua y que salgan los fideos (se ríe), pero sí, preparándonos para lo que está pasando ahora. Creo que está recién arrancando, arrancó hace re poco no solo en nuestra escena indie, rock, pop, sino también lo más urbano. Todo está cada vez más cruzado, pero creo que se complementan. El trap llevó el indie para arriba y viceversa. El momento te motiva, queremos darle con toda y meternos a grabar otro disco mañana.

¿Qué referentes nacionales tienen?

Justo: recién me junté con un chabón, dueño de un estudio que tiene 45, 50 años. Vivió los 90s, 00s y 80s, está al tanto de todo y me dijo que las bandas actuales no le remiten a los 90s, 00s y al rock, sino a los ochentas. Como si fuera una vuelta al pop, que estaba más abajo. En mi caso, Calamaro es un claro referente. En algunos temas nuestros temas tienen guiños, las letras.

Fran: también Fito, obviamente la gran escuela de Charly y El Flaco, Cerati. Siempre nos gustó esa sensación de no copiarse a uno mismo, nos marcó y nos va a seguir marcando. Indagar en superarse, ir por otro lado, por lo distinto. En este disco un tema era medio reggae y fuimos para adelante a ver qué salía. Nos encanta el reggae, no somos expertos del género, pero nos gustó como quedó. Escuchamos de todo y eso se filtra por todos lados; pero está bueno mantener los pies en la tierra y siempre querer explorar, mejorar, buscar otros sonidos.

¿Qué tienen pensado para cuando se abra?

Justo: estamos súper atentos a ir al acecho cuando se abra la ventana. Es muy distinto todo, los shows, todo. Pero estamos dispuestos a mover el disco con los medios que tenemos, todos los espacios, redes, esta charla. Tenemos muchas ganas de salir a tocar apenas podamos, estamos aprovechando el tiempo que tenemos para ensayar y para componer el próximo disco.

Fran: yendo a la teoría de la fácil cancelación, queremos arreglar y anunciar fechas cuando sepamos que va a poder ser. Pero somos optimistas con la primavera y cuando sea, pero creo que van a ser shows divertidos, así que estamos a la espera.