La banda se consagró como ganadora del concurso Ballantine’s True Sounds gracias a la fórmula que combina electropop y soul, y que tiene a Jungle como faro referencial.

A la espera de una devolución, después de brindar un show electrónico, compacto, fogoso y movido, los músicos de Siamés se relajan: algunos posan sus culos contra el piso, otros prenden un pucho y otros se frotan la mollera. Es una noche calurosa de noviembre y los de Siamés no tienen certezas, pero, en algún punto, bajo esas expresiones vencedoras que desfilan por sus rostros, intuyen lo que finalmente va a suceder: ellos ganarán el Ballantine’s True Sounds, el contest de música independiente organizado por el famoso whisky escocés.