Charli XCX se hizo conocida el año pasado por grabar Fancy junto a Iggy Azalea (llegó al Nº 1 del Hot 100). Esta vez vuelve a hacer ruido con una versión propia del Shake it off de Taylor Swift, en su visita al Live Lounge de la BBC. Pero no es una versión cualquiera: la morocha se despega de la rubia y hace una versión con tintes punk y new wave que no tiene desperdicio.