Debbie Harry, que reclutó a Sia y a Charli XCX para el último álbum de Blondie, explica cómo su grupo navegará la era del streaming.

Debbie Harry lanzó su primer álbum con Blondie desde que cumplió 70 en 2015, y la lista de colaboradores en Pollinator incluye mucha gente, como si fuera un álbum de Carly Rae Jepsen más que un proyecto de los miembros del Salón de la Fama del Rock and Roll. Para el 11º LP del grupo, Harry y compañía reclutaron a gente como Sia, Charli XCX y Dev Hynes, de Blood Orange, para un álbum de pop rock alegre, que Harry niega que sea una estrategia para capturar a un público más joven.

“No fue el concepto del álbum, simplemente se desarrolló así”, afirma Harry, que ayudó a formar Blondie en 1975. Se comunicó con Sia, quien compuso la pegajosa Best Day Ever con Nick Valensi, de The Strokes. Harry y sus compañeros de Blondie se hicieron fans del hit de Sia con David Guetta, Titanium. Hynes compuso Long Time con Harry como un demo de Blood Orange. Y Charli XCX, que ofreció la obra de synth rock Gravity, es un alma gemela. “Tiene un talento excepcional –dice Harry sobre la chica de 24 años–, opera desde una posición de fuerza y determinación”.

Harry, que grabó Pollinator con Blondie en el estudio Magic Shop en Nueva York, está al tanto de los aros por los cuales debe saltar un grupo veterano para conseguir fans. Si bien el estatus icónico de Blondie está asegurado –la banda ayudó a crear el new wave y tuvo hits N° 1 con Heart of Glass, Call Me y Rapture, a principios de los 80–, Harry entiende por qué el próximo tour del grupo, que arranca el 5 de julio, tiene que ser coencabezado con los veteranos del alt-rock, Garbage. “Los agentes y los promotores tratan de hacer parejas que les garanticen cierta cantidad de ventas –afirma–. Pero no fue un problema decidir salir de gira con Garbage, son increíbles. Conocemos a Shirley [Manson] desde que era una chica cantando en Escocia, hace años”.

La era del streaming también hizo que el grupo fuera más realista respecto de cuándo tenían que salir con un álbum nuevo. Su último disco, Ghosts of Download, había sido lanzado en 2014. “Necesitamos sacar más música –dice el guitarrista y cofundador de Blondie de 67 años, Chris Stein–. Los tipos como Drake, al lanzar canciones simples en cantidad, son los que tienen la oreja parada hacia lo que está pasando”.

Y sin embargo, Harry no cree que haya un solo camino al éxito moderno. “Hay muchísimas maneras diferentes de hacer que esto funcione –explica–, y [la industria] se está tornando cada vez más multidimensional en cuanto a negocio. Es la situación en la que nos encontramos todos”.