El cantautor colombiano cantará por primera vez en el Teatro Coliseo de Buenos Aires el 7 de noviembre, para presentar en vivo las canciones de su disco 'Elementales'.

Santiago Cruz presentará Elementales en El Teatro Coliseo de Buenos Aires, un disco que es muy importante para él y en el que trabajó durante más de dos años. El trabajo cuenta con 12 canciones que han sido fundamentales en su carrera además de 3 temas inéditos.

Se trata de un álbum en el que además se dio el lujo de contar con importantes artistas, entre ellos Abel Pintos, Andrés Cepeda, Morat bajo la producción de Cachorro López, Eduardo Cabra (Visitante) y Juan Pablo Vega

Volvés a cantar en Argentina. En un lugar en el que nunca estuviste pero seguramente ya te sentís como en casa ¿No?

Si,  yo me siento muy querido,  me es muy familiar Argentina, la disfruto, la valoró y la encuentro muy valiosa.Vamos a tocar en un lugar nuevo para nosotros que es el Teatro Coliseo que además me han dicho muchas cosas maravillosas del luga. Por ejemplo, es el lugar favorito de Charly García como también el de Les Luthiers. Igual los teatros tienen un encanto como Buenos Aires ya que hay zonas que tienen un teatro cada 200 metros y se respira una energía muy particular. Tenemos mucha ilusión, venimos preparando el show hace muchos meses tratando de encontrar la dinámica que nosotros pensamos que es la correcta para el show al final está todo preparado todo listo y quedamos en manos de la gente.

¿Que cosas son “elementales” en la maleta de Santi Cruz cuando está de gira?

Un parlantico para poner música en el camerino o de pronto en el baño cuando me doy una ducha. Ahora que ando con unos temas de alimentación llevo mi  semillitas para ponerle a la ensalada y unas nueces para comer antes de cantar eso viene conmigo también y no más, la verdad que a veces me complico mucho con empacar. Tengo un cuñado que dice una frase tremenda: “uno con el equipaje carga con el peso de su propia estupidez”. Entonces a partir de ahí estoy tratando de ser lo menos estúpido posible y soy muy conciso a hora de empacar.

Flechas con distinto sentido y un plato volador son algunos de tus tatuajes. ¿Hacia dónde vas?

Cuando me hiciste la pregunta me hiciste acordar a la conversación que tuve con Luis Alberto Spinetta ahora que vi su biografía en la que me decía: “yo estoy orgulloso de no haber llegado a ningún lado”,  imaginate si él no llegó a ningún lado ¿Qué nos queda al resto de los mortales? Pero luego piensas que al final lo que menos importa es a donde llegas sino cómo transitas el camino, con la dignidad que lo hagas, con la paz que sientas, que estés en paz con lo que dejaste en el camino.

¿Cómo vivís la repercusión de este disco?

Me voy acomodando un poco a la nueva realidad musical, a la atomización de la información.Uno quiere abarcar cada vez más y te vas dando cuenta que la gente recibe tanta información permanentemente que es muy difícil a cuidar tu parcela y a la gente que te sigue de la mejor manera posible. Entonces me acomodo a todo eso, respondiendo, sacando el disco con las temporadas. Pero al final de cuentas buscando siempre que se amplíe el  auditorio y que se amplíe el repertorio y que lo que uno propone nuevo le de ganas a la gente de verlo en un concierto, que lo extrañe en un concierto y que lo quiera también.