Rozalén lanzó su cuarto trabajo discográfico 'El Árbol y El Bosque' un álbum cargado de simbolismo con el que la artista muestra su visión del mundo.

En este nuevo álbum, la cantautora deja al descubierto su universo emocional como siempre lo hace: de manera sincera, natural y, en esta ocasión, desde un lugar más visceral.

El Árbol y El Bosque‘ consigue adentrarse en la psique y el corazón de una de las compositoras del momento. Once canciones que reflejan la mirada interior de una artista que observa la realidad que nos rodea y la transforma desde la más pura emoción. Un álbum con un concepto que inspira y lleva a la reflexión.

Rozalén – Este Tren

¿Con qué cosas te encontraste en el proceso de dar vida a El Árbol y el Bosque ? 

Bueno pues, “El Árbol y el Bosque” es sobre todo un viaje interior, es un disco muy introspectivo, me he puesto delante del espejo me he intentado dar respuesta a algunas preguntas así más existenciales; aunque los ritmos son muy bailables y es muy divertido el disco, pero sí que la temática creo que es bastante profunda. Empecé a componer estas canciones hace ya unos cuantos años y me di cuenta que ese hilo conductor, era mucho el autocuidado, aunque hablase de temas sociales, me daba cuenta que era siempre desde el YO, desde el poner en los zapatos del otro y bueno, ha salido maso menos en la fecha que teníamos planteado, antes de la pandemia pero, la producción y el terminar las letras y todo esto ha sido el confinamiento lo que hizo que tenga más tiempo para darle vueltas a las letras y a todo. Aunque  no sabemos cuándo vamos a girar y todo eso, cuando vamos a subirnos al escenario pero, al menos, la música no la puede callar ni el bicho este.

Yo te vi muy activa y colaborativa con el resto y eso creo que es muy importante, ¿qué pensas vos?

Claro que sí, en el confinamiento estuve hasta en la sopa, pero era el momento en que tenía que estar para los demás y ya está, no me arrepiento. Además cuando uno tiene toda la energía, cuando la siente, pues la da, cuando me falta, la pido sin problema a ninguna 

¿Cómo vivís vos el paso del tiempo?

Pues, tenía muchas ganas de escribir sobre eso, asique esta canción, la hice a partir de unas cositas que escribí, a raíz de que me vi mi primera arruga, que es una que tengo aquí en la frente una que me parte la frente y de repente te dices, ahí empiezo a tener arrugas! Y entonces empecé a pensar, porqué me pasa esto, me dije: bueno muy bien, es porque abro mucho los ojos. Eso es sorpresa, eso es que la vida me sorprende, entonces tengo que querer esa arruga porque esa arruga es alegría igual que las que tenemos en la boca porque nos reímos mucho. Y es cierto que las mujeres estamos aferradas a un canon de belleza y eterna juventud que no me gusta porque cada una es libre de hacer lo que quiera, pero que no tengamos la loza esa de bueno, me hago mayor y ya no puedo tener arrugas ni canas, no; eso hay que celebrarlo.

¿Por qué decís que la vida es tu masa en este disco?

Desde el segundo disco que hice la versión de la belleza de Luis Eduardo Aute, me di cuenta que yo vengo de los cantautores, a mí me gusta que me llamen cantautora, así me siento  y me di cuenta que cuando venían muchos niños y me decían: “conocí a Eduardo Aute por ti” entonces ahí yo dije, tengo que seguir cantando las grandes canciones de siempre y después, hicimos la de Violeta Parra “volver a los 17” en el anterior disco y en este disco, pensando qué versión podía ser, me paso algo muy curioso… Muchas personas que no se conocían entre sí, me enviaron la masa cantada por La negra Sosadiciéndome: ¿Cómo sonaría esta canción en un Dúo? Y dije, vale! Pues esta vez la canción me ha elegido a mí y yo he elegido a la canción.

¿Cuál es la línea que jamás te atreverías a cruzar?

Refiriéndome a la canción en línea y frontera, hay cosas que no se pueden tolerar y sobre todo cuando una idea conlleva que alguien machaque a otro, por ejemplo… entonces,  se repite mucho esto de tener que tolerar todas las ideologías pero creo que hay límites y los límites son los derechos humanos, son las libertades entonces cuando eso se pone en peligro, yo no lo tolero, esa línea no la cruzo. 

¿Tenés un costado de Loba?

ja ja ,  tengo un puntito de loba sí, me pasa que saco la loba que llevo adentro cuando recibo un golpe metafórico o cuando alguien me dice, cállate, o no vales o algo que te quiera hundir, entonces yo sí que me quedo unos días como… mansa y agazapada pero a los tres días, saco los dientes como la loba que en mi caso en vez de sacar los dientes, canto, cantar porque el alma yo la llevo en la garganta 

¿Cómo fue el encuentro con Mon Laferte?

Fue maravilloso, vino un verano, no sé si fue el verano pasado o el anterior, vino a Españanos pusimos en contacto y se vino a casa y me dijo: “Quiero cantar una canción muy Mexicana”  Que la cantemos una Chilena y otra española. Entonces lo tenía clarísimo el tipo de canción que quería y yo simplemente abrí una botella de vino, cuando compongo con otras personas se ve que es necesario el vino entre nosotros y entonces nos pusimos a divertirnos y compusimos una canción de amigas hasta altas horas de la madrugada donde se encuentran y brindan y se dan cuenta que da igual lo que pase, que la amistad si es verdadera claro que dura.

¿Para vos, las amigas se vuelven irremplazables no?

Si, totalmente lo es. 

Del disco “el día que me muera” ¿Qué te gustaría a vos que le quede a la gente?

Todo lo que dije en esa canción, me inspira en coplas antiguas y coplas así de tradicionales de aquí de mi País, pero es tal cual lo que yo querría porque incluso si yo pienso que me puedo morir mañana, con 34 años he vivido cosas que quizás otras con más edad no la viven ni la vivirán ni en dos vidas, y eso hay que celebrarlo con alegría. El recuerdo es el que mantiene vivo la vida. A mí me gustaría que la gente me recordara con alegría y se escuchase mucho mis canciones, que me nombraran. Yo creo que si no soy de las que pienso que cuando muera nadie me nombraría, hay que pasar por la vida dejando huellas.