La 25, Riff, Gardelitos, Villanos y Jóvenes Pordioseros, entre otros, se encargaron de traer las banderas y la distorsión al primer día del festival.

En un momento en que el rock nacional se encuentra interpelado por el crecimiento del trap y los ritmos latinos, la primera jornada de Rock en Baradero destiló rock & roll de pura cepa. El festival que ya se convirtió en un clásico del verano confió en una apertura con riffs guitarras y bajos hermanados al bombo de la batería.

Como todos los años, la ciudad recibió al festival con la amabilidad que la caracteriza. La gente en la puesta de sus casas y los comercios rebozaron de hospitalidad. Pese a las altas temperaturas, desde temprano los jóvenes fueron acercándose al predio. La cercanía del río Paraná y un oasis de árboles alrededor crearon un microclima agradable para disfrutar de una jornada de música.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Rock en Baradero 2019 – @rockenbaradero 📷 @tutedelacroix . . . . . . #live #show #music #concert #billboard #RockEnBaradero #REB #LaCeremoniaDelRock

Una publicación compartida de Billboard (@billboardar) el

Desde el comienzo se vivió una situación de camaradería entre bandas que dejó en claro cuál es el ambiente del festival. Los chicos de La Cumparsita, banda oriunda de La Plata -y una de las más esperadas por aquellos que llegaron temprano-, tuvieron un problema con la camioneta que los trasladaba y no llegaron a tiempo para tocar. Apenas unas horas más tarde, Cruzando el Charco (también platenses) les compartió el escenario para que los músicos de La Cumparsita se sacaran el gusto amargo y puedan tocar un tema: “Circunvalación”.

Con la llegada del atardecer, el predio fue completando su capacidad y junto a Pier llegaron las clásicas banderas que no se irían hasta el final con La 25. Pero el highlight lo protagonizó Toti Iglesias de Jovenes Pordioseros. Luego de salir a escena con la bandera argentina como capa, el cantante se desplazó en medio del show desde el escenario Spotify (donde la banda estaba tocando) al escenario Quilmes en el que se puso a cantar en soledad como si fuera un B-Stage. En el camino de regreso, se acercó a las vallas y se abrazó con los fanáticos.

Hacia el final, Nonpa le puso una pizca de reggae a la receta de rock & roll que trajeron los shows de Gardelitos y Guasones. El cierre de la primera jornada estuvo a cargo un destacado show de Riff, con homenaje a Pappo incluido. “Para nosotros es un placer estar acá”, agradeció Vitico. Mientras, en el escenario Fernet Branca, Villanos hacía eco de su regreso mezclando punk con humor. La 25 despidió a Baradero pero solo por unas horas.

Hoy, domingo 3 de marzo, en su segunda jornada Baradero Rock desplegará su costado más alternativo con los referentes actuales del indie como Bandalos Chinos, Louta, Indios y Marilina Bertoldi. El final lo marcarán Babasónicos y Attaque 77.