El guitarrista está proyectando junto al baterista John Densmore el 50º aniversario de la banda en 2017 como una oportunidad para hacer grandes cosas, incluyendo su postergado tributo a Ray Manzarek.

“Algo muy copado va a pasar”, le dijo Krieger a Billboard. “No puedo decir exactamente qué, pero nunca hicimos el homenaje a Ray, así que eso será parte de todo, seguro, y probablemente de Jim [Morrison] también”. En realidad, los Doors se formaron en 1965, pero lanzaron sus primeros dos álbumes en 1967. Morrison murió en 1971 y Manzarek, en 2013, después de que se juntara con Krieger a tocar la música de los Doors bajo diferentes nombres, para evitar complicaciones legales con Densmore y los herederos de Morrison.

Pero el guitarrista y el baterista se reconciliaron después de la muerte de Manzarek y están planeando festejar los 50 años de la banda como corresponde. “Cuarenta años ya era raro. Cuarenta y ocho también, así que no pienso demasiado en eso”, dijo Krieger con una sonrisa. “Por algún motivo la gente todavía ama la música de los Doors y puedo asegurarte que todavía es divertido tocarla. Creo que es un buen indicador; si a la gente le gusta tocarla, también le va a gustar escucharla. Toqué en muchos discos que no me interesaría escuchar de nuevo o tocarlos en vivo, pero por alguna razón, las canciones de los Doors siguen siendo divertidas para tocar.”

Mientras formulan estos planes, los Doors volvieron a hurgar entre los cajones para encontrar algo que los fans estaban pidiendo hace años: el relanzamiento de Other Voices (1971) y Full Circle (1972), los discos que la banda grabó después de la muerte de Morrison. Juntos, los discos capturan a la banda tambaleando por la pérdida pero decididos a seguir adelante y, quizás, recordarles a los fans lo que quedaba eclipsado de la banda por la fuerte personalidad de su frontman.

“Fue una época rara”, dice Krieger, “porque es realmente lo único que sabemos hacer. Obviamente, no íbamos a poder reemplazar a Jim, Y no hubiese sido justo hacerlo. Así que teníamos que tomar una decisión: rendirnos y hacer cada uno nuestro camino, o seguir con esta gran banda, y en algún punto seguíamos llevándonos bien. Así que dijimos ‘Dale, vamos a grabar esto y veamos qué pasa’.” 

Más de 40 años después, Krieger, que compartió voces en los dos álbumes con Manzarek, por lo general está conforme con lo que escucha en esos álbumes. “Pienso que suenan bien”, dice. “De hecho, para mí suenan realmente bien. Está claro que odio oír mi propia voz, siempre, pero después de mucho tiempo sin escucharlos, me sorprendí. Los dejamos descansar por mucho tiempo; no pensábamos que hubiera mucho lugar en el mercado para ellos, aunque en su época se hayan vendido bastante. Pero de a poco, empezamos a recibir muchos pedidos por esos discos, gente que preguntaba qué pasaba con Other Voices y Full Circle. Y después de un tiempo, nos dimos cuenta de que sí había un lugar para ellos en el mercado, así que finalmente hablamos con Rhino Records y nos pusimos a trabajar. Eso fue hace como diez años, y nos tomó todo este tiempo movernos.” 

Los cajones de los Doors están llenos de material inédito de sus grabaciones en vivo y compilaciones. La banda también adquirió recientemente un nuevo lote de cintas de un coleccionista que se están investigando para ver qué puede salir de ahí. “Esperamos que haya buen material ahí, pero no me quita el aliento”, dice Krieger, que también está trabajando en un nuevo disco con su banda Jam Kitchen. “Realmente no sé de qué se trata. No sé si son muchos temas o solo dos, pero definitivamente son cintas. Si hay algo valioso, te aseguro que vamos a hacer algo.”