El baterista decidió desprenderse de cientos de bienes, muchos de los cuales usó con los Beatles en los sesenta. Se destacan su clásica batería y guitarras que le regalaron Lennon y Harrison.

Ringo Starr se está desprendiendo de algunos objetos muy valiosos de su época dorada con los Beatles. El baterista y su mujer van a subastar instrumentos, indumentaria y obras de arte los próximos 4 y 5 de diciembre en California

Entre los productos más codiciados va a estar la batería con la que Ringo tocó más de 200 shows junto a Lennon, McCartney y Harrison, y con la que grabó clásicos como All My Loving, Can’t Buy Me Love y I Want To Hold Your Hand. Se trata de la clásica Ludwig Oyster Black Pearl. Además, va a poner en venta guitarras que le regalaron sus compañeros de banda, entre ellas una Rose-Morris Rickenbacker que usaba John Lennon, y una Gretsch que fue propiedad de George Harrison.

“La idea empezó cuando empecé a revisar cosas que teníamos almacenadas en todas partes del mundo… nos dimos cuenta de que eran demasiadas”, contó Ringo a la agencia Associated Press. En total son más de 800 objetos que se van a subastar, con un valor estimado de entre 5 y 10 millones de dólares.