Antes de su show en el Hipódromo de Palermo el próximo 3 de noviembre, el rapero adelantó a Billboard AR que ya comenzó a escribir un nuevo álbum. Además, habló sobre la importancia que tomó la música latina en la industria a nivel global, los Latin Grammys y la carrera solista de su hermana iLe.

A pesar que su primer álbum solista recién supera el año de vida, Residente no reprimió nunca sus ansias de creación. “Mis disculpas”, “La cátedra” (es la canción de rap con mayor cantidad de palabras), “Sexo” featuring iLe & Dillon Francis y “Rap bruto” son los cuatro singles que editó entre fines de 2017 y 2018 porque lo “sintió así”. En el último sencillo, el rapero fiel a su estilo picante y combativo repartió rimas como crosses de boxeo para todos lados, especialmente a los nuevos “raperitos” que inundaron el género hace poco.

“Yo no crecí escuchando Tupac, sino a Violeta Parra”, “A estos raperitos nunca les he vista la cara, siempre los veo en cuatro cuando me los follo y levanto la falda” y “Mucha selfie y poco contenido, se tardan más en el vestuario que haciendo prueba de sonido”, escupe en la canción que lo une con otro rapero de la vieja guardia, el español Nach.

“Estoy escribiendo un disco nuevo de rap más directo y esta canción fue un ejercicio de eso, es algo que disfruto -dice Residente al teléfono con Billboard AR– Siempre sentí que hice rap, aunque para algunos puede parecer otra cosa”.

En pleno auge de la música latina, el ex Calle 13 no se deja influenciar por lo que dicen los números de las reproducciones. “Yo colaboraría con gente con la que tenga buenas energías y que admire. No lo haría porque miden bien”, dispara. Luego, encuentra a Ricky Martin como uno de las grandes responsables de la popularidad mundial que tomaron los ritmos latinos. “Fue el primero en abrir esa puerta a fines de los noventas. Después entraron Enrique Iglesias, shakira, etc”, comenta. Pero entiende que la revolución latina que atraviesa la industria va más allá de lo musical. “Es un cambio en el consumo, hay un público latino gigante en Estados Unidos. Ojalá que venga con un interés mayor que el de vender boletos”.

En tus letras la política y las problemáticas sociales son muy recurrentes, ¿como elegís informarte?      

– Tienes que buscar información en diferentes medios, es la única manera. Yo tengo amigos de todos lados, unos me dicen una cosa después otra… es una discusión eterna. Cuando las situaciones son así uno no se mete, entonces cuando no te metes, te critican porque no te metes y cuando te metes te critican porque te metiste sin saber….es un ciclo interminable. Lo mejor para uno es informarse en diferentes medios y preguntarle a la gente. Inclusive en Argentina donde he vivido, no puedo asumir posiciones o posturas políticas, porque no nací allí, no crecí allí. He vivido allí pero eso no me da el derecho o me da el conocimiento para poder argumentar sólidamente en cuanto a lo que pasa en el país a nivel político o social.

¿Estás pendiente de la carrera solista de iLe?

– Ile es una persona innovadora, una muchacha super inteligente, talentosa y con una voz diferente. Sus proyectos son especiales y no necesitan ser mainstream para ser grandiosos. Yo se que mucha gente del mainstream, además de ser seguidoras de ella, toman nota cuando escuchan lo suyo y se ve reflejado. Es una persona que marca tendencia, y que hace las cosas primera que nadie, aunque le digan que no va a funcionar o que está loca. Ella hace lo que le gusta. En mi familia tenemos esa actitud proactiva que va por encima de cualquier cosa                   

Este año regresas a los Latin Grammys luego de tu discurso cuestionando los números y las cifras.

– Hace un tiempo que vengo diciendo que todo se ha convertido en una cosa de números. Yo entiendo que las cifras son importantes pero no debería ser lo que le da relevancia a las cosas. Hay mucha gente que tiene un solo follower en Instagram pero puede estar haciendo arte relevante. Es triste cuando le otorgan importancia a las cosas que no la tienen. Yo siempre me alegro por las nominaciones pero no hago las cosas pensando en eso tampoco. Se que hay buena gente en la Academia que siempre protege a la música y sé que hay gente que no, que están pensando solo en los números y los hits. Estamos viviendo un momento complejo en la música. Todas las canciones que están en lo más alto de los charts hablan sobre fiestas y pasarla bien. Pero los humanos no solo bailamos y nos enamoramos…

En menos de un mes vas a estar en Buenos Aires, en el hipódromo de Palermo.

– La vamos a romper, aprovechen este concierto, así como yo lo voy aprovechar. No creo que vaya a tocar de nuevo por un buen tiempo. Estoy contento con toda la gira, son casi dos años y la verdad es que no me canso. La banda está muy sólida. Hasta la gente que no sea fanática de mi música, alguien que no sepa de ninguna canción va a salir contento del concierto. Va a estar cabrón porque la energía es así. Yo estoy acostumbrado a convencer a la gente de lo que hago. Cuando estaba en un festival de rock pensaban que yo era reguetón y viceversa.

El sábado 3 de noviembre se presentará en el Hipódromo de Palermo. Las entradas se pueden conseguir en DalePlayTicket.com.