En una entrevista con Billboard USA, el rapero, compositor y productor ex Calle 13 habló sobre la canción más importante en su vida personal.

“Necesitaba volver a ser yo”. En su nueva canción “René”, Residente muestra su realidad como nunca antes. “Cabeza, rodilla, muslos y cadera”, canta René con su mamá al comienzo del tema. Como tenía déficit de atención, su madre tenía que cantar todo para que él lo aprendiera. Residente vuelve a ser “René” en su nueva canción. A través de sus redes sociales, el ex Calle 13, René Pérez Joglar, confesó que esta canción, además de ser la más importante de su vida personal, lo ayudó en un momento muy difícil años atrás cuando lo compuso. 

La canción llega después del éxito de su enérgico dembow, “Bellacoso” con Bad Bunny. Sin embargo, este sencillo tiene una energía totalmente distinta: muestra a Residente tal cual es con sus virtudes, defectos, miedos, alegrías, tristezas, añoranzas y triunfos; al artista en su sencillez. “Esta canción me ayudó a salir de un lugar en donde no quería estar. Necesitaba volver a mi pueblo, a mi casa, a encontrarme con mis amigos, necesitaba volver a ser yo”, expresó René. El sencillo es una especie de autobiografía, con frases del calibre de: “Éramos inseparables, hasta que un día, lo mataron entre cuatro policías”; “El préstamo de banco nos robaba los sueños”; “En la universidad de arte’, me becaron, a la mitad de mis amigo’ los mataron”.

En una entrevista con Billboard USA, el artista confesó: “Cuando empecé a escribir esta canción, dos años atrás, estaba en un hotel en México. Estaba en lo más alto del edificio mientras un espacio lleno de gente esperaba mi show y yo no quería salir. No porque fuera un tarado, sino porque me sentía mal. Jamás me había sentido así. Siempre soy fuerte. Cuando mi mejor amigo fue asesinado, fui uno de los que habló en el funeral porque todos estaban llorando. Por alguna razón, no suelo llorar”.  

El músico también estrenó un video dirigido por él mismo, al igual que todos los de su música. El video empieza con imágenes de Trujillo Alto, su pueblo natal en Puerto Rico, y después continúa cantando mirando a los ojos a la cámara, con algunos cortes de imágenes referidas a sus palabras.

“Me siento solo aquí, en el medio de la fiesta, quiero estar en donde nadie me molesta”; “Cuando caigo en depresión, mis problemas se los cuento a la ventana del avión”. Con una música sencilla y sin muchas modificaciones a lo largo de los 7 minutos y medio de la canción, encuentra su fuerte en la letra, casi catártica de la experiencia de vida de René. 

El artista, que se encuentra trabajando en su segundo disco, cierra la canción con un final intenso, porque denota su infelicidad con algunos aspectos de su vida profesional: “Quiero volver a sentir, a cuando no tenía que fingir, yo quiero volver a ser yo”. Finalmente, regresa al “Cabeza, rodilla, muslos y cadera” inicial de su madre, como muestra de vuelta atrás. 

Residente se encuentra trabajando en su segundo disco. Para ampliar su exploración de innovadores paralelos musicales y científicos, trabaja con los departamentos de neurología de Yale y la Universidad de Nueva York, donde se asoció con profesores para estudiar patrones de ondas cerebrales en gusanos, insectos, ratones e incluso en Bad Bunny cuando estaban creando “Bellacoso”. Usando pruebas de electroencefalograma (EEG), René rastreo ritmos comunicativos que eventualmente los ha convertido en sonidos para este nuevo proyecto.