El profesional se lo confirmó a Rolling Stone después de estar cinco horas con el artista en el penal de Ezeiza.

En la tarde del lunes 16 de julio, Sebastián Queijeiro, el abogado de Pity Álvarez, renunció a la defensa del músico, por lo que el ex Viejas Locas continuará con un defensor público. “Estaba temblando y se arrancaba los pelos”, le dijo Queijeiro a la Rolling Stone. El profesional tomó la decisión luego de estar cinco horas hablando con Álvarez en el penal de Ezeiza.

Horas antes de esta conversación, Queijeiro declaró ante diferentes medios que Pity era inimputable. También había considerado la suspensión del proceso hasta que el músico recuperara su salud.

“Yo disparé: lo maté, era entre él y yo. Cualquier animal hubiera hecho lo mismo”, le dijo Pity Álvarez a los periodistas que lo esperaban en la puerta de la comisaría 52 de Villa Lugano, el pasado viernes 13 de julio. Luego de prestar su versión de los hechos, fue arrestado y trasladado a la dependencia. La confirmación del crimen ante los periodistas no tiene valor legal porque no se realizó ante las autoridades judiciales. “No vengo a declarar, vengo a contar lo que pasó. Lo maté porque si no me iba a matar él, creo que soy inocente”, insistió. Negó una amistad con la víctima y que la pelea estuviera relacionada con un tema de drogas.