El rapero español tuvo un exitoso paso por el país con dos shows agotados en Buenos Aires, y recitales en Córdoba y Mendoza. Hablamos sobre su crecimiento, la necesidad de ampliar su equipo y la escena urbana hispanoparlante.

A fines de mayo, Rels B desembarcó por primera vez en la Argentina y sacudió a la flamante escena urbana local. El español agotó su show en el Teatro Gran Rex días antes de presentarse, y por eso, sumó otra función en Groove unos días después. Billboard AR habló con el rapero, que por ahora es un outsider de la industria, y que crece a pasos de gigantes.

“De momento nos ha ido muy bien en estos cuatro años de carrera que llevo. Pero llegó el momento de ampliar el equipo y tomar una decisión”, dijo Daniel Heredia Abidal, también conocido como SkinnyFlakk. Hasta el momento, su equipo de producción no supera las cinco o seis personas pero su gran presente empieza a exigirle una logística mayor.

Rels B creció escuchando los vinilos de su padre entre los cuales se encontraban bandas como The Rolling Stones, The Beatles y Supertramp. La música urbana y el hip hop no le llegó hasta los trece años. “Comencé escuchando reggaetón antes que rap, después profundice en lo urbano”. A los 15 años decidió irse de su casa, trabajando como mozo y albañil para poder sustentarse. De forma autodidacta, su primeros pasos en la música fueron como productor más que rapero.

En 2015, editó su primer álbum Player Hater y lleva hasta la fecha cuatro álbumes. Su último trabajo Flakk Daniel’s LP ganó 8 discos de Oro y fue editado de forma independiente, es decir, sin discográfica. “Se ha creado una nueva escuela de hip hop. Hubo una hace 10 años que estuvo fuerte y ahora hemos llegado otra vez. Todo apunta que está ola no será tan pasajera sino más bien de largo plazo”, explicó sobre su presente.

La llegada de Rels B a la Argentina con dos shows sold out en Buenos Aires, donde el trap y la música urbana dominan el streaming, no es una extrañeza. Es más, rápidamente fue avalado por la escena local. Lucho SSJ y Dani Ribba estuvieron a cargo de la apertura, y luego, Duki subió al escenario para cantar junto a él.


“Estoy conociendo a Duki, a Khea y parece que va para largo. Son tipos super jovenes con mucha energía y talento. Puede que se venga algo juntos”, contó a Billboard AR antes del show. Luego, reveló que le gustaría trabajar en un futuro con Tego Calderón o Rosalía.

Por sobre todas las cosas, Rels B se muestra muy agradecido de su recibimiento en el país y el presente de su carrera. “Yo agradezco a todo lo que me ha cambiado la vida y me da de comer. Yo agradezco. Si me piden la foto, la doy y todo ese rollo. Hay que ser agradecido”.

Sus canciones deambulan sin prejuicios ni barreras por todo el universo urbano. Del trap al boom bap, y hasta el reggaetón downtempo como en “Dime cuantas veces” feat. Micro TDH. “Yo, por suerte, ya no paso hambre y no tengo problemas económicos. Me puedo dedicar a hacer la música que me gusta en todo momento. Hacemos lo que nos sale y si es para un público más abierto perfecto, y sino, también”.