Los escenarios alternaban las propuestas nacionales que complementaban el Music Wins.

El lineup de bandas internacionales dispara la esencia del Music Wins. Pero la elección de grupos nacionales termina de definir al festival. En el Red Bull Tour Bus y el Lee Nation Stage se reflejó el abanico de emergentes de la escena local.

Una hora después de lo previsto, La Liga Matriz puso en marcha el Red Bull Tour Bus. Enseguida, se vio inundado con Laguna, de Silvestre y la Naranja: su participación en el festival es el laurel merecido por su álbum debut.

Un container y sillones hacían al Lee Nation Stage, que se vio envuelto en la oscuridad soul de Cascabeles. Después de Pablo Neptuno y en formato electroacústico desembarcó Rayos Láser. Los oriundos de Villa María, Córdoba, arrancaron con algún problema técnico, pero el tridente de guitarras salvó la situación.

Mientras terminaba una banda, otra comenzaba en el otro escenario. El ritual sanador de Santiago Motorizado era necesario en Tecnópolis y el Red Bull Tour Bus lo trajo. Canciones con amor puro para curar un domingo.

In Corp Sanctis, La Familia de Ukeleles y Valentín y los Volcanes dieron fin a los shows en el Lee Nation Stage. La propuesta relajada del escenario calzó justo con los formatos que ofrecieron los artistas.

Después de Las Luces Primeras  y el rock sombrío de Las SombrasIbiza Pareo dio el kick off de la noche. El Red Bull Tour Bus inauguró el baile con la disruptiva electrónica del dúo femenino. Siguió Diosque, regalando un beat a una fiesta de no tan pocos. El punto culmine llegó con Michael Mike y Onda Vaga, que fueron la opción ideal para quienes no consideraron que Primal Scream no era un número obligatorio para ver.