El cantante boricua se encuentra en Los Ángeles y prepara una gira mundial con actuaciones en Estados Unidos, España y su ciudad natal de San Juan en octubre próximo

Por Santiago Torres y Gustavo Serna

Son días intensos para Rauw. Mientras desde España lo vinculan sentimentalmente con Rosalía y las revistas del corazón lo titulan como el “autor del hit del verano”, el artista puertorriqueño goza de la salida de su segundo álbum Vice Versa que debutó en lo más alto de la lista Top Latin Albums de Billboard Estados Unidos, convirtiéndose en su primer número uno en ventas.

Su corte “Todo De Tí”, con el cual se alejó del ritmo dembow y urbano con el que forjó su carrera, llegó a liderar el Billboard Argentina Hot 100 y hoy después de 13 semanas se mantiene en el séptimo lugar. La canción tuvo como punto máximo el puesto 32 del Billboard Hot 100 estadounidense además de llegar al segundo puesto en la lista global de Spotify por tres semanas.

El disco que solo cuenta con las colaboraciones de Lyanno y la brasileña Anitta obtuvo sendos Discos de Platino en Estados Unidos y Colombia, y Oro en Perú. “Este álbum, como todo lo que hago, viene de mi corazón. La gran diferencia entre este y el anterior, ‘Afrodisíaco’, que fue un álbum más tradicional, es que esta vez yo estaba dispuesto a tomar más riesgos y experimentar más”, asegura.

Con temas producidos por Mr. NaisGai, Tainy y Caleb Calloway, el trabajo busca una naturaleza intimista que se intercala con los ritmos con los cuáles muestra sus dotes como bailarín, al punto que algunos ya lo llaman “el Chris Brown latino”.

¿Crees que tu crecimiento fue veloz?

Cuando hablamos de velocidad uno nunca sabe realmente qué significa. Yo llevo prácticamente seis años en la música y hace unos tres que mi nombre se dio a conocer. Poquito a poco hemos trabajado duro. Pero es cierto que a veces pasa un boom. Es importante que detrás de un gran tema haya un gran repertorio. Tengo un equipo que puedo decir que son los mejores. Hacemos un trabajo muy disciplinado, con mucho enfoque. Yo pienso que eso es parte del éxito que estamos teniendo. De todas maneras, hay muchas cosas que me miro al espejo y todavía no me las creo, pero seguimos con la mente positiva agradecido con Dios siempre por la vida y las buenas vibras.

¿Puede ser que antes se conocían tus canciones pero todavía no se asociaban contigo?

Me pasó mucho sí. Mucha gente escuchaba mi canción, pero eran bien pocos los que sabían quién era Rauw. Hoy día hemos podido dejar una huella, yo creo que hasta las abuelitas por ahí me conocen (ríe).

¿Te das cuenta de que alcanzaste un nivel de popularidad al que muchos artistas aspiran pero que no todos logran?

Yo todavía digo que me falta muchísimo, pero con todo lo que hemos logrado estoy super contento y agradecido. Ha sido una tarea muy difícil, esto es algo que soñé desde niño. Compartiendo una conversación con otros artistas, con leyendas, me han dicho que lo que hemos hecho no es una tarea fácil, y lo hemos logrado. Entonces me siento más que bendecido de estar en esta posición, y ahora la tarea es mantenerse y seguir trabajando duro y representando a la música latina.

Hasta el momento “Todo de ti” fue tu canción más exitosa. ¿El secreto fue sorprender saliendo del reggaetón y mutar a un sonido pop?

Es increíble. Obviamente siempre trato de salirme de la rutina. Sentía que estábamos en una monotonía musical, entonces decido tomar otra dirección. Tuve una conexión muy especial con esa canción, y me dije: este tema tiene otra cosa. No pensé que iba a repercutir de esta forma, soy honesto, pero sí sabía que iba a abrir una puerta musicalmente para que la música se refresque. Yo hago reggaetón y siempre lo seguiré haciendo, pero soy un artista que tengo mucho que ofrecer y lo pueden ver en mi último álbum, donde hay un sinnúmero de géneros musicales. No hay límites en la música.

¿Qué sentiste respecto a las comparaciones con “Big Girls Don´t Cry” de Fergie?

Todo fue pura casualidad porque no nos inspiramos en ella. Soy una artista que no esconde nada, inclusive cuando hice “Fantasías” con Farruko tenía unas melodías de otra canción y si algún día uso algo lo digo. La gente sabe cuáles son mis fuentes de inspiración: Bruno Mars me inspiró mucho para hacer “Todo de ti” y la música de los 80´ y de los 90´. Obviamente son 12 notas, hay muchas canciones que tienen cosas parecidas, pero realmente cuando escuchas “Todo de ti” no tiene nada que ver con la canción de Fergie, son temas totalmente diferentes. Es una canción gigante y creó un impacto por lo que siempre van a estar las comparaciones.

¿Se viene el Remix?

No, no estoy trabajando un remix. No se nos ha dado la oportunidad y tampoco lo estoy buscando. Estoy dejando que todo fluya. He hablado con artistas de gran prestigio sobre esa posibilidad y me han dicho que no lo harían porque es un tema muy completo y redondo. Sí tendrá un remix pero en versión house. Uno de mis “brothers” que trabajaba conmigo hizo un mix en un festival y la gente se volvió loca. Sentí esa conexión y decidimos hacerle la versión oficial que saldrá pronto.

¿Sentís que la escena estaba necesitando algo así?

Si supieras que muchos colegas me escribieron dándome las gracias de que haya pasado… Hacía falta un tema así, en este caso me tocó a mí, pero pudo haber sido otra persona, como el caso de Bad Bunny que el año pasado ha roto barreras musicalmente. Ha abierto puertas para que la música siga expandiéndose y los artistas puedan ser más creativos. La idea es no encasillarse, no seguir una rutina. De todas maneras, en la música siempre hay ciclos y llega un momento en que todo vuelve otra vez, y hay un tema que abre otra vez la puerta. Respecto a la industria, creo que nos favorece a todos nosotros a que hagamos lo que realmente queremos hacer.

¿”Baila Conmigo” con Selena la sentiste como una invitación a una élite artística global?

Puede ser. Estoy agradecido a Tainy que estaba trabajando en el proyecto de ella cuando me llamaron. Me sentí muy contento de que una artista de su nivel se atreva hacer ese crossover, no todo el mundo tiene la valentía para hacer eso. Yo sé que ella tiene su sangre en latina y para todos los latinos fue una sorpresa muy grande. Además, todo el mundo está contento de que hiciera un proyecto en español. Tainy me llamó y me dijo que era el escogido y que la podía romper: “Puedes hacer una gran fusión con Selena”. Hoy en donde sea que cantamos “Baila Conmigo” la gente se vuelve loca. De eso se trata ese crossover que nos ayuda muchísimo a la cultura latina a que siga cogiendo credibilidad y fuerza.

¿Es posible comparar ese fenómeno con el que pasa con la cultura coreana?

Asia también tiene una plataforma muy fuerte y tiene un fan page muy grande. Vemos los números y están ahí con nosotros. Imagínate que todo esto se una, sería inmenso, impresionante. De eso se trata, de llevar tu cultura a lo alto y defender tu visión y arte hasta el final.

¿Estuviste en Asia?

No todavía, tenía planes pero la pandemia no me ha dejado. Es uno de mis sueños, soy bien fanático de la cultura asiática, soy fanático de Japón, la estética, el estilo de vida. En Osaka y en Tokio tuve en estos días mis primeras marquesinas… entonces no he llegado en persona pero estoy allí.

¿Te acordás cuando encontraste tu color de voz?

Buena pregunta. Son horas de entrenamiento, como cualquier otro trabajo. Como cuando un atleta encuentra su forma de jugar, es lo mismo con la voz. Son horas de estudio, trabajando y trabajando. Si escuchas mis canciones de 2016 son totalmente diferentes a las de ahora. Me acuerdo de que una canción, muy vieja, llamada “Menos Timidez” con mi amigo Lyanno, los productores me dijeron que les encantaba ese nivel, pero que debería de agarrarme de ahí y mejorarlo pero sin salir en esa línea. Eso me puso a pensar un poco de si me siento cómodo o no en ese estilo, en ese Flow. Entonces empiezo a perfeccionarlo, poquito a poco, en el estudio. Cada tema que vuelvo a hacer usé ese tema de base hasta que sin darme cuenta ya estaba Rauw Alejandro en la calle.

¿Es difícil mantener ese timbre agudo en vivo?

Más cuando estás bailando y cantando. No es fácil, pero nada es fácil en la vida y a mí me gustan los retos. Yo entreno todos los días y trato de mejorar. Tengo mis clases de canto, trato de cuidarme la voz, llevarla a su máxima potencia. El baile también lo entreno muchísimo, a nivel de un entrenamiento físico como si fuera una atleta. Es que imagínate esas 1.45 horas de shows todos los días, cantando y bailando. Es una tarea bastante complicada (ríe).

¿Qué significa el baile dentro de tu desempeño artístico?

Lo llevo de la mano y lo conecto con la música. Cuando estoy haciendo música estoy bailando, estoy palpando como realmente se siente el ritmo. Soy una persona que a nivel artístico trato de ser completo y de seguir mejorando, no quedarme en mi área de confort. Entonces, oye, si puedes bailar, baila sin miedo. Obviamente hay que hacerlo bien, hay que entrenar y dedicarle tiempo. Pienso que el baile ha marcado mi carrera: si no bailo el público se molesta conmigo. Hay un sin número de artistas que me han inspirado, desde Michael Jackson, Bruno Mars, Justin Timberlake, Chayanne… que combinan el arte del baile con el canto, y en la tarima hacen un gran espectáculo. Uno absorbe lo mejor de cada uno y lo que realmente te llena, y hoy día estoy marcando mi legado. Soy bien fanático de los artistas que son reales y crudos, que quizás tienen un error en la tarima y se levantan, o algún defecto en la voz… es como que mientras más real se vea más más me llena.

¿Se puede ser artista y pensar en los negocios a la vez?

Se puede, todo depende de tu enfoque y cómo divides el tiempo durante el día. Puedes tener la capacidad de mantener un buen negocio y una buena carrera artística. Obviamente para eso tenemos personas que nos representan. Yo le doy gracias a Eric que es un gran manager, él es gran parte de mi éxito. Es una persona que me ha enseñado a entender el negocio, porque hay dos tipos de artistas: el que solamente está aferrado a su arte y no quiere escuchar nada de lo que está pasando en el mundo, y está el que ama su arte pero también entiende lo que está pasando a su alrededor.

¿El éxito hoy excede las canciones y tiene más que ver con los equipos?

A Eric Duars le voy a estar agradecido toda la vida, es más que mi manager, es mi socio y mi hermano. Tenemos una gran relación y espero tener una carrera de años juntos.

¿Sobrevivirá el formato de streaming?

Pienso que fue más que nada por lo que se podía hacer en ese momento, porque realmente nada va a sustituir lo que es una presentación en vivo, con tus fans… para mí eso es algo muy muy especial. Y el hecho de ir al concierto: es una experiencia única. Virtualmente uno lo disfruta y puede admirar esa artista, pero verlo en persona es otra experiencia. Ver la gente cantando, el baile… el hecho de decir “me voy a vestir bonito pues voy al concierto”. Nada va a sustituir a eso. Obviamente, somos seres humanos que nos sabemos adaptar a cualquier situación y eso fue lo que pasó en el tiempo de cuarentena. Hay que bregar con lo que hay y la gente necesita música, que es una medicina, y el concierto virtual fue algo impactante, fue algo muy bonito, pero no tiene el impacto del de uno en vivo.

¿Cómo planeas tu futura tu gira?

Sí, estamos con eso. Tenemos la gira en Estados Unidos, luego iremos a España y después regresaremos de nuevo a USA. El próximo año estaremos en México y me encantaría pasar por Argentina.

¿Tuviste dificultades en Estados Unidos por ser latino?

Llegué a trabajar, a estudiar, a jugar al fútbol en Estados Unidos. Y sí, sentí ese racismo hacia los latinos. Pero nunca dejé que me afectará porque es algo que está en el mundo entero. Me mantuve enfocado. En mi principio me hacía respetar en todos lados, siempre llego y pongo bandera: “aquí no hay miedo”. Pienso que eso es algo que me ayudó muchísimo en la carrera: esa seguridad de ti mismo. El miedo lo dejamos en la gaveta (ríe).
Hoy se respeta más la música latina, no como hace 5 o 6 años atrás. Ha evolucionado muchísimo gracias a generaciones que han marcado y han abierto esa puerta.

¿El negocio del streaming de Spotify o de YouTube los ayuda o perjudica a los niños que están arrancando en la música?

A veces me pongo a pensar si yo no fuera Rauw ahora mismo, cómo empezaría de cero. Y a veces no encuentro la respuesta, porque ni yo sé cómo lo hice. Fue solamente siguiendo mi intuición. El consejo que le daría a los chicos es que nada va a llegar desde el cielo: lo que sea que estés buscando en la vida hay que sacrificarse mucho para conseguirlo. Hay que dejar de vivir un poco y encerrarse realmente en lo que tú haces. Un trabajo bien hecho va a dejar mucho que decir de ti.

Pienso que hoy es más fácil porque con todas las plataformas un tema se puede hacer viral en cualquier momento. Pero tiene que ser un tema bien hecho, que tenga esa magia. Descubrir esa magia es la entrada para entrar en el juego. Se trata entonces de estudiar, de analizar, de muchas cosas… pero yo pienso que hoy es más fácil. Pero también es más difícil porque hay más competencia.

Lo que parece para unos pocos es ese nivel donde estás ahora…

El trabajo hablará por ti y tú no tienes que hacer más nada. El trabajo va a marcar tu próxima tu próxima faceta.

¿Pensas en apoyar nuevos talentos?

Claro que sí, porque nosotros tenemos recursos para ayudar a la próxima generación. Yo tengo que sentir esa conexión con el artista y tener fe de que realmente tiene algo. En mi caso, los artistas que quisieron colaborar conmigo no fue porque yo llegué y les dije “bueno vamos a colaborar”, porque el trabajo que estábamos haciendo estaba hablando por nosotros. El pueblo está hablando por ti. A veces uno tiene tanto trabajo que no ha podido tomar su tiempo y ver quién está subiendo, el pueblo es el que dice “fulano, fulano, fulano”.

Bueno déjame estudiarlo, ver su arte, que tiene que ofrecer. Y ahí es como que entra a esas ganas de hacer una colaboración con un chamaquito nuevo. Yo evalúo muchas cosas, trato reflejarme en ellas, como cuando estaba en su posición. La carta de presentación más importante es que el pueblo hable por ti y eso es algo para respetar, porque es bien difícil llegar ahí.

¿Por esa razón fuiste de los primeros internacionales que colaboró con María Becerra?

Lyanno me la presentó, no la conocía. Él me dice “bro estoy colaborando con esta chica argentina que tiene una gran voz, que me llamó mucho la atención”, y yo la escuché. Cuando ella tiró su versión de “En tu cuerpo” dije “wow esta chica tiene mucho potencial”. La ves a ella y sabes que es una artista que tiene calibre para trabajar y que va a seguir trabajando. Y esa puerta que se le abrió ella la va a usar a su favor y mira dónde está hoy día. De eso se trata, cuando Nicky Jam me dio la oportunidad de colaborar con él yo dije “este es mi momento, voy a demostrar que puedo”. Después de ahí voy a seguir demostrando que tengo el calibre para seguir haciendo música buena y que no es tan solo una colaboración. A María Becerra le tocó, tiene un gran talento y la está rompiendo.

Eladio Carrión, Nicky Jam… ¿Cuando Rauw Alejandro junto a Bizarrap?

Si, hemos hablado alguito para ver qué inventamos. Pero yo no fuerzo nada, voy con calma y he estado muy ocupado en lo que fue mi último proyecto Vice Versa. Pero cuando se dé, la vamos a romper juntos.

¿Qué opinás de Tini?

Pude conocerla hace poquito en Miami, en una en una reunión de la disquera. Me parece una muchacha espectacular, buena vibra. También se la ve agresiva en su trabajo, con su baile y su música. Me enseñó un tema que no ha salido todavía, por lo que no puedo decir mucho, pero tuve la oportunidad de estar con ella y fue increíble. En Argentina hoy la están rompiendo porque hay tantos artistas que están saliendo que tienen mucho que ofrecer. Uno se queda como que “wow”.

¿Cómo crees que se da este puente entre Puerto Rico y Argentina?

A partir de la colaboración de “Loca” fue que empezó a construirse ese puente, y más en lo que es la música urbana. Sé que Argentina tiene su cultura bien sólida en la música urbana Tuve la oportunidad de trabajar con Nicki Nicole, que me pareció increíble. Con ella sí he estado en el estudio y puedo decir que es un talento, y que realmente tiene una visión muy clara.

¿Y de España podrías colaborar con Rosalía o C Tangana?

España también tiene una gran propuesta musical. A mí me encanta la música flamenco. Cuando era chico imitaba a David Bisbal, imagínate de lo que estoy pendiente a lo que es la música española. Hoy ha evolucionado muchísimo. “Rosi” [Rosalía] ha hecho grandes cosas por la música, por el flamenco y la música urbana tiene en ella una súper artista.