Ariel Puchetta pasó por los Billboard Argentina IG Live donde contó sobre la creación de la sesión acústica especial para el Festival Online #ArgentinaEnLaCasa, y también de cómo vive la banda estos tiempos de cuarentena.

Luego de su vuelta como vocalista de Ráfaga en 2018, el grupo relanzó uno de sus mayores éxitos, “Una Cerveza” – actualmente con más de 60 millones de reproducciones en su canal de YouTube -. Y durante este 2020 publicaron dos canciones junto a Grupo Beatriz, “Vete De Mi Lado”, y en colaboración con Alejandro Lerner, “Volver a Empezar”.

Qué bueno que Ráfaga pueda hacer versiones de temas populares de Lerner, Beatríz…

La verdad que sí. Se dieron las cosas de forma natural. Hace por lo menos cuatro años que tenía planeado trabajar con Lerner, un día se lo comenté y fuimos para adelante. Fue todo un desafío para nosotros porque esa canción es una balada con un tempo muy complicado de transformar, tuvimos que bajar un poco nuestro ritmo a lo que estábamos acostumbrados pero quedamos realmente contentos con el resultado. No se perdió ni la esencia de la canción ni la de Ráfaga.

¿Sienten que ya traspasaron la frontera de lo tropical y la cumbia?

Hace algunos años no había forma de poder mezclar la cumbia con el rock o con otros géneros. Gracias a Dios eso ya no es así. Hoy en día podemos ver casos como los de Pablo Lescano o Malafama junto a Calamaro… Con Alejandro pasó algo así, recuerdo que nos dijo: “Con ustedes aprendí a tocar el piano con ritmo de cumbia, tuve que acelerar todo”.

“Una Cerveza” y demás canciones históricas siguen posicionadas entre las 250 más escuchadas de la Argentina. Siguen compitiendo contra los hits actuales como si fuera el primer día.

Eso es impresionante para nosotros. En el caso particular de “Una Cerveza” fue un desafío personal porque tuve que regrabarla luego de que el otro cantante la haya lanzado. Por suerte fue muy bien aceptada por el público y la canción pudo crecer mucho más todavía.

La decisión de volver parece haber sido acertada ¿Se llevan bien como grupo?

Ahora compartimos mucho más viajes, muchas más charlas, nos juntamos en la habitación de cada uno durante las giras… Nos adaptamos fácilmente y nos unimos como familia mucho más rápido.

¿Por qué crees que Ráfaga tuvo tanto éxito en Chile? Nos llegan gran cantidad de mensajes preguntando por ustedes.

Chile es como nuestra casa, prácticamente somos de ahí. La gente se siente identificada con nosotros… Hemos pasado nuestros mejores años allá. Ellos nos abrieron la puerta al mundo con Viña del Mar, por ejemplo, ganamos las dos veces que fuimos y eso nos ayudó bastante.

¿En algún momento te abrumó el éxito?

Para nada. Lo que sí pasó es que en un momento me había vuelto muy poco sociable. No salía a la calle porque realmente no podía. El único lugar donde me sentía cómodo era en Lomas de Zamora, donde había vivido toda mi vida.

Siempre fuiste un hombre de familia y de raíces.

Todos en Ráfaga somos iguales. Por eso nos llevamos tan bien. Tenemos la esencia que inculcaron nuestros padres de trabajar y esforzarnos.

¿Qué significan Los Palmeras para vos?

Mucho respeto. La tapa en Billboard Argentina me puso muy contento, se merecen estar junto a todos los demás grandes artistas. Tienen una trayectoria enorme e intachable, me pone muy feliz que les vaya bien. Siento que Ráfaga va por ese camino.