La banda se presentará en el teatro Vorterix para repasar un álbum clave en la música experimental.

Tras 10 años de ausencia en los escenarios argentinos, Animal Collective anunció su show en Buenos Aires para el próximo 30 de agosto, en el Teatro Vorterix. La banda americana regresa a nuestro país para celebrar la gira de Sung Tongs. El tour hará paradas en Europa, USA y Latinoamerica. Las entradas están a la venta por AllAccess.

Sung Tongs fue lanzado en 2004 y es considerado como uno de los mejores discos de la década del 2000. Editado por Fat Cat Records −un sello inglés vanguardista que editaba desde música house hasta post-rock−, el disco es una odisea guiada por guitarras sin dejar de lado el pop y lo experimental. Teniendo a Avey Tare y Panda Bear como únicos protagonistas y compositores de la obra, Animal Collective estaba marcando un antes y un después en la música experimental. 

La psicodelia era un rasgo más en Sung Tongs. El eje estaba puesto en la música folk, en las guitarras como protagonistas y todo un arco iris de texturas que nunca habían sido cruzadas y mezcladas en un disco. De esta manera, se los etiquetó como freak folk por la prensa especializada, etiqueta que después representó a CocoRosie, Sufjan Stevens o Devendra Banhart.

La importancia de Sung Tongs está basada en la transgresión del sonido vanguardista aplicado a un género que estaba entrado en un estancamiento. Y poder también, contribuir a la música psicodélica que alguna vez Syd Barret y Pink Floyd habían soñado. La influencia que tuvo consecuentemente en los artistas que vinieron luego, como MGMT o Tame Impala por nombrar algunos, facilitó abrir el espectro sonoro con recursos limitados.

Animal Collective demostró que aún no estaba todo inventado, que todavía existía un lugar en la música para la experimentación de la mano del pop y del folk sin someter al público a una obra amorfa y solo apta para locos.