El festival hizo su tercera parada en la ciudad de Corrientes con las presentaciones de Los Cafres y Dread Mar I ante unas 60 mil personas, en un atardecer soñado sobre la playa.

Fiesta. No por repetida, la descripción deja de ser válida, porque eso se vivió anoche en la Playa Azaraty de la capital correntina. La previa del carnaval tiene a la ciudad en su momento justo, y la llegada del Personal Fest está a tono con el humor de los habitantes. Taxistas, comerciantes, transeúntes y hasta el más distraído sabe que hoy se festeja en la costanera. “¿A qué hora me conviene ir?” consultan, porque nadie quiere llegar tarde.
El Fest de Corrientes tiene de su lado la ventaja del paisaje; una costanera extensa y ancha llena de verdes, rojos y amarillos naturales que (nada es casualidad) acompañan la jornada con los colores del reggae. Las familias llegan con reposeras, sonrisas, paso calmo y termos enormes. Podríamos definir cada fecha del festival con una bebida: si en Mar del Plata salen los tragos cool del momento y en Córdoba es el turno del fernet, anoche, el protagonista fue el tereré.
Luego de las presentaciones de Ácido MC y los locales ALI aka Mind, llegó el turno de Dread Mar I, uno de los animadores, que interpretó sus mejores canciones en una hora de recital. Pero todos estaban esperando a Los Cafres, que se adueñaron de la noche correntina apenas pisaron el escenario. El comienzo fue con un mix instrumental de sus principales éxitos y continuó con Hace Falta y Receta, y la vibra de Guille Bonetto ya había contagiado a las miles de personas que disfrutaban de la noche perfecta; porque si los orígenes del reggae se relacionan con el clima tropical de Jamaica, nada más parecido a la noche de Playa Azaraty. El cantante nos decía minutos antes de salir al escenario: “Este festival es gratuito y está muy bueno, porque se junta mucha más gente de la que habitualmente te va a ver. No todo el público es tuyo, y precisamente por eso es una buena oportunidad de que más gente conozca nuestra música, es una oportunidad exponencial”.
La noche continuó con una hora y media de bailes relajados al ritmo del reggae roots, el sello de una banda con casi 29 años de carrera. Para el cierre, llegaron Tus ojos, Bastará, Si el amor se cae y Casi que me pierdo para la despedida.
Además de los presentes, más de 50 mil fanáticos de la música de todo el país pudieron seguir el festival online a través de www.personalfest.com.ar. El ciclo de recitales gratuitos continuará con shows de primer nivel en las ciudades de Salta y Mendoza, para luego el gran cierre en Buenos Aires que podrá seguirse en todo el país.