Más de 25 mil personas disfrutaron en la capital cuyana de una fiesta de rock a puro color y baile. Crónica y fotos.

 

Este sábado, los Andes cuyanos fueron testigos una vez más del Personal Fest, que se llevó a cabo con gran pompa, estruendo y un impecable sonido. En esta ocasión, Babasónicos y El Kuelgue, junto con los mendocinos de Pasado Verde, entretuvieron en la icónica plaza Independencia a miles de personas con ganas de rockear y bailar.

La fiesta comenzó con la interesante mezcla de hip hop y rock que ofreció el grupo local, con sus seguidores moviendo fervientemente sus brazos al groove de la batería y avalando todo lo que salía de la boca del frontman Exequiel Stocco. Mientras los hombres de Pasado Verde hacían de las suyas, paulatinamente la plaza se fue llenando, y todos tomando posición para poder disfrutar de lo que vendría.

El Kuelgue salió al escenario alrededor de las 19.30, inaugurando su set con Cariño Reptil, tema que da nombre a su disco más reciente, que presentaron en el Teatro Vorterix en octubre del año pasado. Sonaron también Ayer Real, La Fama y Tema del Verano, que encajaron perfectamente con el material de placas anteriores como Beatriz (2010) y Ruli (2013). La banda liderada por Julián Kartun se mostró sólida y al mismo tiempo suelta, interactuando constantemente con el público. Kartun incluso se animó a hacer una imitación del vocalista de Almafuerte, Ricardo Iorio.

Con la caída de la noche, fue el turno de Babasónicos, que durante este año estará celebrando sus 25 años de vida. En ese sentido la lista de temas fue, lógicamente, retrospectiva, si bien Adrián Dárgelos, voz eterna del grupo, mencionó que se enfocarían “en los discos principales”.

Abrieron su show con su hit de 2001, Los Calientes, poniendo inmediatamente a todos a bailar en la plaza, algo que se mantuvo como una constante a lo largo del show. Ya sea en su faceta pop, en su lado más tecno o en sus canciones más bien rockeras –impregnadas de una distorsión típicamente stoner–, siempre logran poner cuerpos en movimiento.

Siguieron, casi sin mediar palabra, temas de la talla de ¿Y Qué?, D-Generación, así como también otros más nuevos como La Lanza, corte de su último álbum, Romantisísmico, lanzado en 2013. Uno de los más grandes momentos fue previo a los bises, con el tándem esperado de Carismático/ Yegua, enfocando, así como lo hicieron durante Putita, a chicas del público que cantaban y bailaban subidas en hombros.

Luego de un breve receso, donde la gente no paró de reclamar “una más”, Babasónicos salió al escenario por última vez. Después de una ajustada versión de Flora y Fauno, el grupo cerró su recital en la capital mendocina. La canción final fue Fiesta Popular. Claramente, una síntesis perfecta.