La banda es la consecuencia directa de un video de 2011 que mostraba a dos chicas cantando al son de una suave guitarra en los últimos minutos de luz de Cabo Polonio, en Uruguay. La dupla, mejor conocida como “Dolo y Maju”, logró acumular casi 5 millones de visitas en el video publicado en YouTube. Allí tararean Ríe chinito, escrita por Dolores Aguirre, junto a “Maju” (Julia Ortiz), su amiga desde hace 20 años. El proyecto surgió ese mismo verano, mientras recorrían la costa uruguaya a dedo y abrían varias puertas con sus guitarras y sus voces. Más adelante, se oficializaron como Perotá Chingó al sumar a Martín Dacosta en percusión y a Diego Cotelo en guitarra, junto a quienes recorrieron el interior de la Argentina, Chile y Uruguay en una camioneta llamada la “Chingoneta”, con el fin de difundir su música. 

El conjunto cubre una amplia variedad de ritmos y estilos que van desde el folklore hasta la salsa, que se mezclan con canciones de cuna, repletas de susurros y tranquilidad. La variedad de influencias acompaña la afanosa ambición del grupo de abarcar una vasta geografía musical y hace que su primer disco, Un viajecito (2012), transite zambas argentinas, chacareras, candombes, reggae y joropos venezolanos. Tanto en reversiones de clásicos –como Ando ganas, de Los Piojos, o La complicidad, de Cultura Profética– como en sus temas propios, los instrumentos funcionan como transportadores de la letra y acompañadores de sus dos voces, que se encuentran y desencuentran en un baile de equilibrio constante.