Paul está colaborando con el próximo disco de Ringo, que sale este año.

No todos los días se reúnen dos Beatles. Pero pasó el domingo 19 de febrero, cuando los miembros sobrevivientes del cuarteto más famoso del mundo, Paul McCartney y Ringo Starr, se encontraron en el estudio: es que McCartney está colaborando con el próximo disco de Starr –que sale este año aunque todavía no tiene fecha de salida−.

“Gracias por venir y tocar así el bajo. Te quiero. Paz y amor”, escribió el baterista en su Twitter, y posteó junto al comentario una foto con su amigo en la grabación.