El ex-Beatle está grabando un nuevo LP, y al igual que las recientes canciones de Mick Jagger, el bajista va contra Donald Trump.

Durante una visita al Institute of Perfoming Arts en Liverpool, la semana pasada, Paul McCartney le dijo a los estudiantes: “A veces la situación del mundo me parece tan loca que lo tengo que dejar registrado”. Y según averiguó Billboard, Trump y sus seguidores no serán muy fans de sus próximas canciones…

“No me gusta para nada; ha desatado una especie de prejuicios violentos que están latentes en las personas. Destapó el lado oscuro de Estados Unidos. Ahora, la gente cree que puede ser, si no es violenta, antagónica a las personas de distinto color o raza. Deberíamos haber pasado eso hace tiempo”, le había dicho el ex-Beatle (que apoya a Clinton) al Daily Telegraph, en referencia al presidente.

Por su parte, Trump criticó a McCartney en una entrevista con CNN en 2006, por no haber hecho un acuerdo prenupcial cuando se casó con Heather Mills, de quién más tarde se divorció.

La producción del próximo álbum estará a cargo de Greg Kurstin. “Trabajé con él hace como dos años en una pieza de música para una película animada −explicó−. Y desde ahí, él empezó a trabajar con Beck e hizo el mejor álbum del año. Después hizo algo con Adele y logró la mejor grabación del año. Es el productor del año. Me preocupa que la gente piense: ‘Uhhhhh, ahí va Paul con la corriente. Pero ya saben, siempre tiendo a pensar lo peor‘”.

La fecha de salida todavía no fue confirmada.