Juntos grabaron 'Only One', 'All Day' y 'FourFiveSeconds'.

Para Paul McCartney, su colaboración de 2015 con Kanye West fue “un proceso intrigante”. Así lo definió el ex-Beatle en un Facebook Live Chat que tuvo con el comediante y músico australiano Tim Minchin.

Según contó, todo empezó cuando recibió una llamada de su mánager diciendo que Kanye West quería trabajar con él. “Dije: ‘Sí, lo voy a hacer’. Al principio estaba un poco nervioso porque podía salir muy mal. Pero estaba intrigado, quería saber qué tenía entre manos y cómo tenía pensado hacerlo”.

Las sesiones del dúo dieron a luz tres canciones: Only One, All Day y FourFiveSeconds (un single de Rihanna). Según Macca, “fue un proceso intrigante. No compusimos las canciones. Solo me senté y toqué un par de cosas… grabamos todo con el teléfono. Y después él se fue. Eso fue básicamente la grabación. Pero estuvo bueno hacerlo porque yo no trabajo así”.

Después agregó: “Estuve esperando novedades hasta tres meses después de grabar. Pensaba: ‘¿Compusimos alguna canción? ¿Saldrá en algún disco?’. Y entonces llegó y era una canción de Rihanna. Me dije: ‘¡Esto es genial!’. Llamé a Kanye y le pregunté: ‘¿Soy yo el que toca?’. Y me contestó: ‘Sí, sos el guitarrista’. Yo no me acordaba. ‘Lo aceleramos’, agregó”.