Recientemente lanzó su single debut y fue tendencia en Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile.

Oriundo de Florencio Varela, Pablo Castillo comenzó haciendo videos para YouTube sobre sus andanzas cotidianas, a las que se le sumó su mamá Patricia y sus amigos. Pronto, los elementos de la cotidianeidad, humildad y espontaneidad, dieron lugar al surgimiento de Pablito Castillo y sus videos. Ahora, el influencer se perfila como artista musical con el lanzamiento de su nuevo sencillo bautizado como “Olvidarme de vos”.

El debut musical de Pablo nace con una cumbia con impronta argentina que invita al baile y que ya comenzó a abrirle puertas en boliches y en eventos sociales. “Me desprendí un poco de las redes sociales para hacer lo que siempre quise hacer, que es música”. Y ahora que cuenta con el apoyo y el respaldo de la gente, que supo construir desde sus inicios como youtuber, se lanzó en su carrera como solista. El tema inmediatamente tuvo repercusiones en todas las provincias, y fue tendencia tanto en Argentina como en Uruguay, Paraguay y Chile.

La canción, que cuenta con video protagonizado por él mismo, habla sobre los dilemas actuales de las redes sociales que abarcan la separación. ‘Ya no miro tus estados, mi amor’, reza una de las estrofas. Si bien Castillo piensa dedicarse de lleno a la música, aunque implique dejar un poco de lado los sketches, en el clip, su impronta de YouTube está más presente que nunca.

“Fue todo muy espontáneo” cuenta, haciendo referencia al pasaje de youtuber a cantante. Ya dmite que nada hubiera sido posible sin el apoyo de su público fiel que se ganó haciendo videos de situaciones cotidianas de un joven de Florencio Varela. Pablo escucha cumbia y suele asistir a boliches. Entre sus referentes, prima Pablo Lescano.

“Aparte de divertirme constantemente en las redes sociales y mostrar el día a día de lo que hago, mi mensaje se basa en ponerle buena onda a los días, que es lo más importante de todo. Todos nos despertamos con problemas, por eso se trata de salir adelante cada día y eso lo demuestro siempre en mis redes sociales” admite.    

Además de profundizar su vínculo con la música, Pablo trabaja los fines de semana y tiene de acá a dos meses, fechas cerradas para eventos. “Hago covers para pasar un buen momento con la gente, nos sacamos fotos y hacemos videos. Por suerte hay muchas fechas por delante”, cuenta. 

Antes de adentrarse en el universo de los medios, Pablo trabajaba en una casa de comidas. ”Hoy en día las redes sociales son el trabajo de los jóvenes, como le digo yo, porque abren muchas puertas”, dice el joven. El público al que se dirige suelen ser jóvenes mayoritariamente. En las redes sociales hay un trato más de amistad que de distancia. “Hago de mi vida un reality. Desde que me levanto hasta que me acuesto, muestro lo que hago y lo que dejo de hacer. Y en todo el progreso que voy haciendo, ellos también se sienten parte, entonces estamos a la par”, relata acerca de sus seguidores, con los que suele estar en contacto y mantener la proximidad.