El productor debutó hace un año debutó como cantante, pero confiesa estar buscando su estilo. Hoy se siente más productor y celebra el rol cada vez más importante de los héroes detrás de la canción.

Daniel Echavarría es Ovy On The Drums, el productor detrás de éxitos como “Tusa” de Karol G y Nicki Minaj y “Tal Vez”, de Paulo Londra. Hace un año, debutó como cantante con una colaboración con Mike Bahía, “La La”. Fue encontrando su estilo y este 2020 salió con una sólida colaboración con TINI, “Ya no me llames”. La canción se encuentra en el puesto 24° del Billboard Argentina Hot 100 y aspira a seguir un camino exitoso. 

A días de cursarse de Covid-19, el productor y artista pasa la cuarentena en su casa en Miami, trabajando en nuevos ritmos, letras y melodías. “Yo no he parado, hoy tengo la misma hambre con la que empecé y siento que es por hacerlo con pasión y amor”.

Por Santiago Torres

¿Dónde estás pasando la cuarentena?

Estoy en Miami, me vine a vivir acá para trabajar. Acá están casi todos los artistas y hay más oportunidades. Aquí ponen la cuarentena por hecho, sigo haciendo sonidos nuevos, trabajando y no bajándole porque hay que aprovechar el tiempo para dar lo mejor.

El Artista ya está en la calle, ¿qué me decís del éxito de “Ya No Me Llames” y tu debut como artista?

Está pasando todo lo que hablábamos antes. Esto es el claro ejemplo de que se puede, hay que tener eso en la mente. Ejecutar es ejectuar, para lograr las cosas. 

¿Cómo fue trabajar con TINI?

Tuve la oportunidad de conocerla en Medellín en un concierto de Sebas (Yatra). Es una gran persona, muy buena onda. Siempre me mantuvo al tanto de todo, canción, video. Trabajar con ella es increíble. No la trabajamos en el estudio, pero sí pudimos conocernos. Ella sabe que estoy muy agradecido con ella, que se haya sumado al proyecto, estoy agradecido. 

¿Cómo influye la crisis?, ¿siguen los lanzamientos?

Sí claro, ahora estamos trabajando el álbum de Karol G. Justo ayer estuve con ella definiendo cosas del próximo single. No se para, pero se replantean muchas cosas sobre cómo trabajar los lanzamientos, los videos, cómo trabajar lo que viene, todo se limita un poco, pero se puede. Como artista tengo un par de apuntes, intentaré sacar una canción ahora en cuarentena, yo como solista. Y vienen más proyectos y música, con Big Ligas, con Micro TDH, Anuel también va a sacar álbum, donde estoy participando en 3 canciones.

¿Como productor o cantante?

Como productor, siempre como productor. Lo voy a decir, hoy mi fuerte principal es ser productor. Grabo con la escuela de la música. Siendo artista, cantante, es un proceso y soy consciente de ello. Son mis inicios, llevo un año de eso. Ya haber grabado con TINI, Mau y Ricky, Mike Bahía, para mí es un logro inmenso. No me lo esperé, tener esas colaboraciones en tan poco tiempo cantando. En producción, gracias a DIos Annuel, Karol, creen en mí y eso es gigante. 

No solo arrancaste como cantante, el público recibió muy bien las canciones…

Estoy muy feliz por lo que dices, porque son hechos, la música está funcionando. Tal vez la música no está entrando al global global, pero ingresó en muchos países, entró a muchos charts. La gente recibió bien y se ve en los videos, los covers, ahí se ve el cariño de la gente.

Veo que el foco en el productor está siendo cada vez más profundo, ¿por qué creés que pasa esto?

Creo que esto es algo que debía pasar. Los productores somos una pieza importantísima en una canción. Siento que un productor es un artista al final, somos creadores. Lo veía venir. La parte americana ya estaba, Dr Dre es un artista más, Pharrel Williams, un artista más. En América ya estaba, nosotros nos demoramos. Es genial que se dé ese lugar al productor, y los artistas apoyan eso. Tainy tiene su tema con Ozuna con Anuel y ellos le dan el apoyo. Uno como productor se siente importante en la industria. Estamos detrás de muchos hits y es importante que nos reconozcan.

Tus canciones están muy bien posicionadas en el Billboard Argentina Hot 100 

La canción con Beele creció mucho esta cuarentena. Para mí Beele es el próximo artista de Colombia que viene a romper global. Es una artistazo y una increíble persona. Inolvidable lo junté como featuring de productor. Es el próximo grande, cómo canta, cómo interpreta. Cuando le pregunté hace cuánto hacía música me contó que llevaba tiempo probando sin salir. Como puliéndose, encontrándose. 

Como vos como cantante…

Yo tengo una visión sobre mí como cantante. Salí sin estar 100% preparado para ser cantante. Igual tuve una evolución, desde mi canción con Mike Bahía a mi canción con Mau y Ricky, donde me siento más cómodo. Lo que me gusta de Beele es que él sale con una propuesta: “este soy yo, así canto yo”. Salió con una identidad y con este afrobeat, con el afro, ese sabor de la música. Salió con una propuesta diferente y la rompió. Como artista uno tiene que encontrar su flow. Yo ando en la búsqueda, todavía no me siento listo como cantante, pero ahí vamos, es un proceso.

¿Qué me decís de Balvin?

Me encanta Balvin, representa a Colombia. Le dije a él, me encanta la ropa que hace y me compro sus buzitos. Tengo varios de Jose ya. 

¿Qué sabés de Lali?

Obviamente sé quién es ella. Me encantaría hacer algo juntos. He escuchado cosas que hace y es muy buena. La he visto trabajar con Rafa Arcaute, que es colega de Argentina. Todo lo que tenga que ver con Argentina es increíble. El respeto que le tengo a Argentina y a todos sus artistas es enorme. Cómo se mete en lo urbano, eso no es fácil. Obviamente no es fácil en un país de cumbia, rock y otros géneros, cómo entró el trap y lo urbano, es increíble. Artistas como Paulo, Lali, TINI, Duki, Nicki Nicole. Lali me parece de las mejores de Argentina. Me gustaría conocerla y que se haga el junte.

¿y Cazzu?

Cazzu es arte. Arte puro. La admiro mucho. Incluso tenemos algo pendiente con ella y Karol, a Cazzu sí la conozco, no he hablado mucho, sí nos vimos y nos saludamos. Es muy buena persona. 

Estás dejando una marca, tu música tiene mucho “aire”, ¿fue consciente?, ¿lo encontraste?

Sí, porque así como te digo que me tengo que encontrar como artista, creo que como productor me encontré. Me demoré, pero creo que cada canción tiene su toque especial. Hay canciones que tienen tres sonidos y las considero terminadas. “Que le faltan unas guitarras, Ovy”, “No, así está bien”. Pero para poder tomar esa decisión, me tomé años. Como productor tengo esa seguridad de que así tiene que ir la canción, así ya está terminada. Es un proceso pero todo está aquí (se señala la cabeza). Obviamente falta mucho por aprender, vamos con el proceso. 

¿Qué consejo das a los que están aprendiendo?

Esto puede sonar muy simple, pero lo he aplicado desde que empecé y es que no se puede parar. Yo no he parado, hoy tengo la misma hambre con la que empecé y siento que es hacerlo con pasión y amor, eso es clave para lograr grandes cosas en la música. Pese a que tenemos “Tusa” en el número uno, que es la canción más grande de mi carrera, yo no paro, todos los días hay que escribir algo nuevo, crear un ritmo nuevo, pero todos los días hay que hacer algo nuevo sin descansar. Eso me trajo a donde estoy y obviamente pensar siempre en grande. 

¿Como hicieron “Tusa”?

Recuerdo fecha y lugar. En el estudio Casa Mantix. Estaba yo con Keityn, uno de los compositores. Y cuando hice la primera melodía con los violines y Keityn me miró y… es la energía que tiene. No demoramos ni media hora haciendo “Tusa”, es como que ese día estaba la musa. Hay días en que la musa está y vas a hacer un tema increíble. Salieron los violines, que fueron tendencia, la letra, lo que dice la letra. Es un violín, un piano, unas baterías y un bajo: eso y ya. Cuando Karol la grabó la sentí grande, muy linda. Cuando se la mandó a Nicki Minaj dije chau. No sé si hit, pero será una canción grande. Más allá de todo chart, ranking, disquera, lo dice la gente.

Marcó el fin del neutro…

Sí, Karol contó que “Tusa” en otros países significa otra cosa (se ríe). Aquí es amor, despecho. Y hay una anécdota, antes de “Tusa” se llamaba “La Canción”, de hecho la hicimos antes que la de Bad Bunny y Balvin. Cuando “La Canción” salió, “Tusa” ya estaba guardada. Karol estuvo muy genial cuando dijo “La Canción” se va a llamar “Tusa”. Es un montón de cosas que dictaban su destino de hit, la producción, el video.

¿Qué me decís de Splice como herramienta?

Yo uso splice. “Adán y Eva” es splice. Son herramientas, loop, pagas por ellos, pero son sonidos especiales. Lo que no me gusta es que muchos productores accedemos a los mismos sonidos. Pero el splice es increíble. “Cuando te besé” es increíble. Pero intento no usarlo mucho, cuando yo creo las melodías como la de “Te amo”, “Te vi”, “Tusa”, “Tal Vez”, que son canciones sin splice, me hacen sentir más orgulloso.

¿Qué te gustaría que cambie del mundo?

Solo quiero que la gente tome consciencia de qué está bien y qué está mal. Siento que lo llenamos de cosas que no van, cosas sencillas como ahorrar los plásticos. Siento que el planeta sufre por nosotros y me gustaría que cada vez sufra menos y seamos consciente de ello. Un microorganismo que ni vemos nos tiene encerrados y el planeta está libre, feliz. Me gustaría que seamos más conscientes.