La artista presentará el trabajo en La Tangente este 14 de octubre.

La actriz y cantautora Olivia Viggiano llega con su nuevo álbum: Cien por Ciento. El resultado de un trabajo de tres años y medio contiene doce canciones, e incluye la colaboración con Chechi de Marcos, “Este”, producida por Yago Escrivá (Ainda).

La artista revela que fue el proceso del álbum estuvo fortalecido con el tiempo de la pandemia: “Cien por ciento tiene que ver con conectar con el potencial que tiene uno adentro, ir sacando las capas de cosas con las que nos identificábamos antes y hoy no. Siento que este tiempo profundizó más eso”. Además, tres de las doce canciones surgieron en este tiempo.

Viggiano se prepara para presentarlo en La Tangente el 14 de octubre y con fechas por todo el país. Su recorrido musical incluye, además, dos discos de su autoría y un EP.

¿Qué sentís con el lanzamiento?

La primera semana fue muy loco porque estuvimos mucho tiempo trabajando en este disco, tres años y medio. En una etapa, la música está puertas adentro, uno toma decisiones y la gente no escucha. A nivel emocional, era solo mío, con las emociones que plasmo ahí resguardadas. Cuando sale, hay que hacer un laburo de soltar, de decir “esto no es solo mío”.

¿Es cómo esperabas?

Es aún mejor de lo que esperaba. Estoy armando el show en vivo y me estoy sorprendiendo. Aprendí a no tener planes, antes de la pandemia eran menos canciones y ya tenía todo pensado. En estas nuevas condiciones, hay más lugar a la sorpresa, más allá de lo malo que pasó, aprendí a dejarme sorprender. Es muy loco, porque ahora vamos a presentar el disco y todo se dio de una manera muy sincrónica con este momento en el que se está habilitando todo para tocar, me pone muy contenta.

¿Qué aportó este freno?

En principio, yo ya venía haciendo un trabajo de mucho autoconocimiento, de mirar hacia adentro. Ahí surgieron esas canciones, la cuarentena profundizó mucho eso y surgieron tres nuevas, entre ellas “Este”, la que elegí para lanzar el disco. Siento que esa canción refuerza el concepto del disco, lo completa. Cien por ciento tiene que ver con conectar con el potencial que tiene uno adentro, ir sacando las capas de cosas con las que nos identificábamos antes y hoy no. Siento que este tiempo profundizó más eso.

Si tuvieras que definir todo el álbum en tres palabras

Diría Cien por Ciento. Creo que este disco retrata ese proceso súper bien. Arranqué a escribirlo en base a una ruptura amorosa, después empezó a tomar otro rumbo y me permitió volcar ideas, conceptos, fantasías, que me conectaron con eso de “esta soy yo en mi totalidad y me hago cargo”. La totalidad con la que me siento completa, conectada con lo que soy. Aunque algunas cosas se digan y otras vayan de la mano, nosotros somos eso. Tiene que ver con abrazar eso.

Qué lindo sacar todo un proyecto de algo triste, la ruptura

Re. Sin ese hito no hubiese habido disco. Más allá de que después se fue desarrollando y empecé a conectar con otras cosas mías a partir de ese suceso, soy consciente de que en ese momento toda mi energía fue al disco. Ahora que salió, pienso que le llegue a quien le tenga que llegar. Y pienso: “Hoy tengo esto, todo lo que pasó tiene sentido”.

¿Qué requisito cumplieron estas canciones para ser parte del proyecto?

Entre todas crean algo que se fue dando solo. En general, yo escribo y ahí se revela lo que me está pasando, no es que quiero escribir sobre algo y sucede. Se fue armando este rompecabezas que iban con la idea que te conté antes. Elegí las canciones que están porque tengo algo para decir con ellas, completan la idea que estoy desarrollando, suman, son una pieza más.

¿Cómo sos más allá de esto?

Si tuviese que elegir dos palabras para definirme, serían alegre e intensa.

¿Alguna anécdota del proceso?

Sí, algo lindo y loco en “Este”. Le escribí a Chechi de Marcos para compartir la canción. Ella se copó y me aconsejó que trabaje el tema con Yago Escrivá (Ainda). Pusimos temas de Alanis Morisette como referencias, nos corrimos un poco de eso y después volvimos. Laburamos el tema en su casa, después fuimos a un estudio y al rato Yago se iba a Los Ángeles a un viaje que le surgió. Allá tenía un amigo que es ingeniero en sonido, que no iba a mezclar el tema, pero Yago nos dijo que laburó en un estudio donde grabó muchas veces Alanis Morisette. Fue loco porque Los Ángeles no estaba en los planes de nadie. A su amigo le gustó muchísimo la canción y quería mezclarla. Fue muy loco y se cerró el círculo porque antes nos habíamos ido del sonido de Alanis. Creo que indica que hay que ir con la influencia de uno, Alanis es una gran influencia para mí, la escuché mucho de chica. Cuando uno quiere correrse de sus orígenes, no va. Tenés que ir por donde vibrás.

Se vienen los shows, ¿qué tenés para dar?

Compartir este proceso de búsqueda y encuentro con este disco, un trabajo que retrata un momento de mucho movimiento para mí. Si puedo compartir y acompañar a alguien en un proceso parecido, todo está cumplido.

¿Cómo cierra este disco?

En principio, voy por la fecha del 14 de octubre en La Tangente. Me entusiasma mucho tocar con banda, no me quiero ir más lejos. Hoy quiero compartir en vivo con la gente y ver su reacción, creo que eso ya es un montón.

Por Josefina Armendariz