Días antes de que No Te Va Gustar se presente en Nueva York, Emiliano Brancciari dialogó en exclusiva con Billboard.

No Te Va Gustar sigue cosechando elogios gracias a El Tiempo Otra Vez Avanza (2014), el disco que produjo Joe Blaney. Conocidos por el poderío de sus shows en vivo, los uruguayos se preparan para tocar en el Central Park de Nueva York, en el marco del Latin Alternative Music Conference, el próximo sábado. Para NTVG, tocar en Estados Unidos implica recordar a Marcel Curuchet, el tecladista que falleció en un accidente de moto en 2012 durante una gira de la banda por aquel país. 

Billboard dialogó con Emiliano Brancciari sobre El Tiempo Otra Vez Avanza, sobre lo que significa componer canciones para complacerse a ellos mismos y sobre la fuerte presencia que tiene el grupo en los escenarios. 

El Tiempo Otra Vez Avanza fue producido por Joe Blaney, conocido por su trabajo con The Clash y por estar vinculado a grandes clásicos del rock en castellano. ¿Cómo fue la experiencia de grabar sesiones diferentes a las que la banda estaba acostumbrada? 

Grabar con él fue un placer… todos estuvimos en sintonía durante el proceso de producción, algo que no siempre sucedió en el pasado, donde hubo muchos debates entre nosotros respecto a las canciones. Creo que Joe tuvo mucho que ver en eso. Admiramos mucho su trabajo y su historia, primero con artistas anglosajones, y además porque trabajó con Charly García. Fue un sueño al principio. Solo le escribimos para ver qué pasaba, y nos respondió. Nos encontramos en Uruguay, lo invitamos a conocer nuestro estudio y a comer un asado; después nos vio tocar en Nueva York, y nos pusimos a trabajar.

Después de tocar más de 20 años juntos, El Tiempo Otra Vez Avanza marca un punto de inflexión teniendo en cuenta los halagos de la crítica y las ventas del disco en Latinoamérica. ¿Fue su objetivo al trabajar con Joe el de hacer un disco que apunte a nuevas audiencias?

No sabemos lo que quiere nuestro público, y menos aún el público internacional. No sabríamos cómo hacer para descifrarlo. Tenemos que complacernos a nosotros mismos. Obviamente, el hecho de que trabajáramos con Joe le dio al álbum un sonido más internacional, porque él trajo toda su experiencia a la grabación. Pero no es que quisimos hacer un disco más internacional.

Elegimos tocar las canciones que nos gustan, y nuestro gusto es un poco internacional. Lo que siempre intentamos hacer con nuestros discos es música que nos identifica. Hacemos las canciones lo más fuertes posible, y vamos hacia donde nos lleven.

Su disco anterior, El Calor del Pleno Invierno (2012), estuvo marcado por la muerte de Marcel Curuchet. ¿Cómo se sintieron durante la grabación de El Tiempo Otra Vez Avanza?

Estamos volviendo a hacer cosas con entusiasmo de nuevo… fuimos capaces de procesar su muerte un poco más. El título del disco es muy significativo, porque estamos yendo hacia adelante. Es un momento en el que estamos unidos y todos buscamos la misma dirección. Nos sentimos al máximo de nuestras capacidades.

¿Por qué es importante para ustedes que No Te Va Gustar se mantenga como banda independiente?

La cuestión artística es lo más importante. Si sentimos ganas de lanzar un disco porque tenemos muchas canciones nuevas, o por cualquier razón, es la forma en que tiene que ser. Nosotros financiamos nuestros discos. Nos asociamos con diferentes compañías, como Pop Art en Argentina, pero siempre mantenemos el control artístico.

Para nuestro segundo álbum, en 2002, firmamos con Warner Chile. Se suponía que eso iba a abrir muchas puertas para nosotros, pero no pasó eso, y perdimos control. Nos dimos cuenta de que nuestra mejor opción era ser independientes.

Ustedes son conocidos por el poderío de sus presentaciones en vivo. ¿Con qué se va a encontrar el público norteamericano? 

Tocar y grabar son dos mundos distintos. Nos encanta hacer discos, pero últimamente interpretamos nuestras canciones en una dimensión nueva, y se ponen mejores. A todos lados donde vamos, se corre la voz de que es un gran show y recibimos una buena devolución. Últimamente tuvimos la oportunidad de tocar para diferentes públicos en Latinoamérica. Es lo que siempre quisimos desde que somos una banda, y está sucediendo ahora.