Kanela se encuentra de gira de promoción en Buenos Aires, grabando junto uno de los máximos referentes de la cumbia argentina Antonio Ríos

Una de las bandas referentes de la movida tropical chilena, Noche de Brujas, regresó a escena este mes con mucha cumbia de la mano de «Tragos en mi Mesa», un track con una historia de amor roto detrás. “Ya me alisté para otra desvelada, ya puse nueva alarma en el reloj, porque seguro en esta madrugada, tendré una cita con la decepción, ya deje la botella preparada, pa’ ver si así se acaba mi dolor”, se lo escucha cantar.

Kanela, vocalista de la banda, nos contó: “Tragos en mi Mesa” “es una canción hecha por Horacio Palencia para Noche de Brujas, y cuando me la presentó me encantó, porque narra situaciones verídicas de la vida, pero da un giro inesperado donde termina con un final feliz. Además, trabajar con Horacio siempre es una dicha, este es uno de los muchos temas que tenemos coordinados para este año”.

Este nuevo lanzamiento viene acompañado de un videoclip que cuenta cómo un chico decide ahogar sus penas con amigos en una fiesta, para olvidar un poco lo penoso del desamor. El rodaje del video se hizo en el Palacio Indio de Santiago de Chile. Por su parte, Kanela se encuentra de gira de promoción en Buenos Aires, grabando junto uno de los máximos referentes de la cumbia argentina Antonio Ríos, quien celebra 35 años de carrera este año. Ambos artistas están trabajando en una reversión de uno de los éxitos del Maestro que esperan presentar en los próximos meses.

¿Te cruzas con muchas brujas en la vida?

El nombre Noche de brujas no es por nada ofensivo, sino por la casualidad de que el 31 de octubre se da esta festividad.

¿Cómo trabajaron en «Tragos en mi Mesa»?

Esta es una canción inspirada en esos momentos donde a uno le llega la pena de amor y se encuentra solo, creo que a muchos nos ha pasado. Esta es una historia muy verídica, la letra es del mexicano Horacio Palencia, que también escribió «Me gusta todo de ti», una canción que lleva unos cuantos años tocándose en Chile y varios países mas de Latinoamérica. 

«Tragos en mi Mesa» habla de ese momento triste de la vida donde el mejor remedio para olvidar es una botella. La cumbia tiene la característica de tener un ritmo alegre, así que, aunque la letra sea triste, te dan ganas de bailar, tomar y darle para adelante.

¿Cómo surge el encuentro con Antonio Ríos?

Cuando arrancamos a tocar en bares en la setlist de Noche de brujas siempre teníamos canciones como «Nunca me faltes» y muchos más del Maestro Antonio Ríos. Nunca pensamos que estaríamos invitados a la celebración por sus 35 años de carrera, es un honor porque para muchos es el padre de la cumbia, de la bailanta. Además, pudimos invitarlo en el 2015 al Movistar Arena y fue encantado, estamos muy agradecidos con él, ha sido muy rico y gratificante volver a trabajar con el luego de eso.

Debería odiarte, pero elegí poner tragos en mi mesa…

Claro, «Debería odiarte» es un éxito en Chile, también podría ser «Debería odiarte, pero Me gusta todo de ti«. Las historias que contamos nosotros son muy reales, esa es mi canción y la hice en un momento en que me separé y yo seguía amándola, pero la odiaba por no poder estar con ella, los muchachos en la banda me molestaban con la frase de: ‘’la odias, pero la amas’’ y de ahí surgió. De ese momento también salieron otras canciones como «Te amo para siempre», canciones que le llegan a muchos por la historia que tienen.

¿Qué tiene que tener una canción para que les llame la atención para hacer un cover?
Tiene que ser una canción que haya marcado un hito importante, cuando hicimos el disco de covers más que nada era el setlist de la vida, había canciones que me recordaban a cuando mi mamá estaba cocinando en casa. Además, no fue la idea de uno solo, sino que en una reunión nos pusimos a escuchar distintas canciones y elegimos aquellas que estaban en la memoria auditiva y personal de cada uno, esa es la idea de ese disco.

¿Qué reflexiones tienen cuando superan los 20 años de carrera?
Son muchas cosas las que suceden, como músico uno siempre pasa por crisis, me refiero a poder ir creando y eso es lo lindo, no perder el enfoque de lo que uno quiere demostrar y seguir siendo apasionado que es lo más importante. Como músicos tenemos una responsabilidad tremenda para la sociedad y creo que eso quedó demostrado en la pandemia, la música fue una terapia para la gente y poder ver que tu música genera que las personas puedan olvidarse de sus dramas por un momento y se ponen a bailar es gratificante, ahí uno valora y se replantea lo que es la música. En 21 años nos han pasado muchas cosas, pero siempre hemos trabajado con pasión y eso hace que al final la suma sea positiva, todo ha sido muy lindo y gratificante. Además, luego de la pandemia todo se valora de una manera distinta porque nos estamos reencontrando con el público luego de mucho tiempo.